La Victoria sobre Satanás// Nuestro Enemigo// Primera Parte

Hay gente que no cree que Satanás existe. Vivimos en tiempos muy sofisticados, muy  avanzados, muy “científicos”. Algunos se ríen de esa idea. Han visto a Satanás representado como un tipo muy feo, con grandes orejas y en gran tenedor. No sabemos de donde salió la idea que Satanás fuera alguien así.

En Isaías 14:11-23 vemos quien es Satanás y lo que le espera. Se describe como alguien que debilita a las naciones, que hace temblar a la tierra y trastorna los reinos, que a sus presos nunca abre la cárcel.

En 2 Corintios 11:14 dice que Satanás se disfraza como un ángel de luz.

Así que resulta que Satanás es muy sofisticado y tiene el poder de engañar a los reinos y a los habitantes de la tierra. De hecho, Jesús lo describió como “el principe de este mundo” y Pablo como el “principe de la potestad del aire”. Juan 14:30 y Efesios 2:2.

LA VIDA CRISTIANA es un vida de guerra. Somos llamados a ser buenos soldados del Señor Jesucristo y a “militar la buena milicia”.

La razón por la cual la vida cristiana es una guerra es que tenemos un enemigo terrible que busca destruirnos. Ese enemigo es Satanás. La Biblia nos advierte:

“Sed sobrios y vigilad: porque vuestro adversario el diablo, cual león rugiente, anda alrededor buscando a quien devorar”. 1 Pedro 5:8.

NUESTRO ENEMIGO SATANAS

Originalmente Satanás fue creado como un ángel bello y sabio que se llamaba Lucifer, pero el orgullo entró en su corazón y se rebeló contra Dios. Muchos de los ángeles del Cielo siguieron a Satanás en su rebelión contra Dios.

Satanás se llama “el principe de la postestad del aire” porque él y sus ángeles caidos habitan ahora en la atmósfera sobre la tierra. Aunque no los podemos ver, Satanás y sus ángeles caídos son los verdaderos enemigos del Hijo de Dios y nuestro. La Biblia dice:

“Porque no tenemos lucha contra sangre y carne; sino contra principados, contra potestades, contra los gobernadores de las tinieblas de este siglo, contra huestes espirituales de maldad en las regiones celestes”. Efesios 6:12.

COMO TRABAJA SATANAS

El propósito de Satanás es destruir a la gente. El Señor Jesús dijo que éste era “homicida desde el principio”. Satanás tiene muchas maneras de destruir a la gente, pero sus armas principales son el engaño y la mentira.

SATANÁS ENGAÑA a la gente para hacerles creer que todo lo sobrenatural viene de Dios. Pero no todos los “milagros” son de Dios. Satanás y sus espíritus malignos pueden hacer muchas cosas milagrosas que están más allá del poder del hombre. Jesús dijo que vendrán falsos profetas en los días postreros y engañarán a mucha gente con “grandes señales y milagros”.

ADVERTENCIA: Evita las “ouijas” o tablas de escritura espiritista, adivinos, espiritistas, brujerías, astrólogos, horóscopos, hechicerías, adoradores de Satanás y cosas semejantes. La Biblia dice:

“Y no os comuniquéis con las obras infructuosas de las tinieblas”.

Efesios 5:11.

SATANAS PONE OBSTACULOS a la obra de Dios. Cuando se predica el Evangelio, allí está Satanás para sembrar la duda y la incredulidad en las mentes de los que escuchan.

SATANAS OPRIME a los cristianos. Pone pensamientos de duda, temor y desaliento en sus mentes. Trata de desanimarles para que no vivan para Dios.

Fuente:  “Source of Light”

Published in: on +00002009-11-28T14:29:02+00:0030000000bSat, 28 Nov 2009 14:29:02 +0000UTC 23, 2008 at 11:59 pm11  Comments (11)  
Tags:

The URI to TrackBack this entry is: http://logos77.wordpress.com/2009/11/28/la-victoria-sobre-satanas-nuestro-enemigo-primera-parte/trackback/

RSS feed para los comentarios de esta entrada.

11 comentariosDeja un comentario

  1. Este es un tema de vital importancia, que muchas veces descuidamos.

    Creo que la ciencia moderna en su soberbia, ha etiquetado los males humanos con diferentes nomenclaturas, y no ha dejado espacio atribuible a la acción de los espíritus del mal sobre nosotros. Y no solo eso, sino que casi miran con lástima a quienes somos conscientes de estas cosas.

    Sin embargo, y con todo, es un tema que me genera muchos interrogantes.

    Lo expuesto en el artículo precedente es una verdad fundamental, pero a la hora de “hilar fino”, no puedo dejar de considerar que Satanás no tiene los atributos de Dios, y por lo tanto, entre otras cosas, no es omnipresente.

    Esto quiere decír, a mi entender, que rara vez debe atacar personalmente, sino que delega esta tarea a los espíritus del mal o demonios.

    ¿Y qué son éstos? ¿Todos son ángeles caídos que se sumaron a su rebelión? ¿No habrá algún lugar para las almas de personas perversas que han abandonado esta existencia y siguen haciendo el mal desde su condición de espíritus invisibles?

    Hay un texto que quizás se utilice muy ligeramente para negar de plano esta posibilidad, y es el de Eclesiastés donde se sostiene que nada tienen que hacer ya bajo el sol, los que han pasado a la eternidad. Pero creo que este texto se refiere a las obras y objetivos materiales que tenemos los humanos en la vida, y que no niega ni la existencia post mortem, ni su correspondiente actividad que le sea propia esté el alma donde esté.

    Esta visión me ha venido a la mente luego de tener la triste experiencia de confrontar con distintas personas de personalidad maligna, perversa y demoníaca. La pregunta que me embargó entonces fué: ¿Qué será de estas personas cuando mueran? ¿Qué no harían, si algo puedieran hacer?

    Este tema es muy difícil de tratar, porque entiendo que se corre el riesgo de incursionar en una temática netamente espiritista, y ese no es el propósito.

    Pero a la hora de exponer con sinceridad mi punto de vista, no puedo dejar de señalar que el alcance de mi mirada llega hasta aquí.

  2. El endiosamiento de Satanás y sus huestes es también producto del Humanismo.

    Éste, considera al ser humano esencialmente bueno y por eso, cada vez que un hombre comete una atrocidad, cae en el error de delegar la responsabilidad de la atrocidad a Satanás, no al hombre.

    Pero ya nos lo decía Santiago que cada uno es tentado cuando sus propios malos deseos le arrastran y seducen.

    No es la culpa de Satanás el egoismo de las personas, no es culpa de Satanás las violaciones de mujeres y niños, no es culpa de Satanás la inmensa mayoría de los pecados que cometemos los hombres, porque como decía JLuís, Satanás ni es omnipresente, ni es omnipotente ni tiene ningún atributo divino.

    Hemos se aprender a señalar con el dedo la causa de las atrocidades del mundo: la Depravación del ser humano.

    Esto es fundamental, porque nadie que se crea sano irá jamás al médico…
    :|

  3. La Biblia está llena de ejemplos de tentaciones por parte del diablo.

    Mt.4.1; Lc. 4.2…para ser tentado por el diablo
    Lc. 8.12 luego viene el diablo y quita la semilla
    Juan 13.2 el diablo ya habia puesto en corazón de Judas…
    Ef. 4.27 ni deís lugar al diablo
    6.11 estar firmes contra las asechanzas del diablo
    2Ti. 2.26 escapen del lazo del diablo, en que están…
    1P. 5.8 del diablo como león rugiente anda alrededor buscando a quien devorar
    Hch. 5.4 ¿por qué llenó Satanás tu corazón…?
    1Co. 7.5 juntáos en uno para que nos tiente Satanás
    2Co. 2.11 que Satanás no gane ventaja alguna sobre nosotros
    2Co. 12.7 un mensajero de Satanás que me abofetee
    1Ts. 2.18 quisimos ir a…pero Satanás nos estorbó
    1Ti. 1.20 a quien entregué a Satanás para destrucción de la carne
    5.15 algunos se han apartado en pos de Satanás
    Job 2.7 S…irió a Job con una sarna maligna
    Mt.4.10 vete S…porque no tentarás al Señor tu Dios
    Mr. 1.13 estuvo alli…días y era tentado por Satanás

    Todo esto no quita que seamos tentados al mismo tiempo porque somos pecadores de nacimiento y nos atrae el pecado. Es más, es pecado nos domina cuando no hemos nacido de nuevo. Hasta entonces tenemos la naturaleza de Adán que heredamos de nuestros padres.

  4. Satanás tienta al hombre, de eso no hay duda, pero Satanás no es el responsable de todas y cada una de las tentaciones que sufre todo ser humano.

    Satanás es un ángel caido, solo un ángel, no un semidios, por tanto, atribuirle esa potestad es conferirle unos atributos con los que solo puede soñar.

    :|

  5. Claro que Satanás no es el responsable de todas las tentaciones que sufre el ser humano.

    Tenemos tres enemigos: La carne, el mundo y el diablo. Pero aún cuando los primeros seres humanos, Adán y Eva eran perfectos, antes que pecaran, Satanás los tentó y por eso estamos ahora en la situación que estamos. El pecado entró en el mundo debido a la tentación que Satanás le puso a Eva.

    Dios permitió esa tentación porque nos dió libre albedrío y la caida en el huerto del Edén lo demuestra sin ninguna duda.

    Tenemos que estudiar y aceptar todo el consejo de Dios (la Biblia), no solo ciertos pasajes que se amoldan a la doctrina particular de cada uno.

    Satanás es un serio enemigo del cristiano y haremos bien en estar conscientes de ello.

    1 Pedro 5:8

    “Sed sobrios y velad; porque vuestro adversario el diablo, como león rugiente, anda alrededor buscando a quien devorar”.

    “Sed sobrios y velad”. Es nuestro adversario.

    Saludos

  6. Queridos hermanos:

    Todo lo que han dicho es acertado y correcto en su lugar.

    Mas yo sigo esperando que alguien pueda dilucidar mi duda, respecto a si las tentación e inducción al mal solo pueden provenír del demonio y de ángeles caídos que le sirven, O PODEMOS SER VÍCTIMAS TAMBIÉN DE LA ACTIVIDAD ESPIRITUAL DE PERSONAS PERVERSAS QUE HAN FALLECIDO.

    El mundo espiritual también involucra a la raza humana. ¿Qué hay de eso?

  7. J.Luís:
    O PODEMOS SER VÍCTIMAS TAMBIÉN DE LA ACTIVIDAD ESPIRITUAL DE PERSONAS PERVERSAS QUE HAN FALLECIDO.

    Hermano, los creyentes, los redimidos por Dios son intocables para las fuerzas del mal, Dios nos ha comprado literalmente y somos Su propiedad, Su pueblo.

    18 Sabemos que todo aquel que ha nacido de Dios, no practica el pecado, pues Aquel que fue engendrado por Dios le guarda, y el maligno no le toca.

    19 Sabemos que somos de Dios, y el mundo entero está bajo el maligno.
    1 Juan 5

    J.Luís, todo cristiano verdadero, todo el que pone su fe en Cristo está literalmente en Cristo y recibe el Espíritu Santo, y si hay algo de lo que puedes estar seguros es que el que está en nosotros es más fuerte que el de este mundo.

    No temas hermano que las únicas tentaciones del cristiano son ecos provinientes de su vieja naturaleza.

    :]

  8. Muchas gracias Renton, por tus palabras. Quizás uno se confunde un poco al considerar casos como el de Job, o al ver la prosperidad de los inicuos y el padecimiento de los justos, entre otras cosas.

    Quizás tu te refieras a la victoria final. Pero hay casos en los que los verdaderos creyentes se constituyen en blanco predilecto de las fuerzas del mal.

    Ahora, en última instancia, es cierto que el creyente no va a ser probado mas allá de lo que puede resistír, y que cuenta con la cobertura de Dios.

  9. Es sabido que los creyentes que quieren ser fieles y efectivos para el Señor son atacados por el enemigo con mucho más ahinco que los que son tibios. Estos no son ninguna amenaza para él pero los que están siendo eficaces son una gran amenaza. Toda la vida he oido esto en las iglesias y predicadores.
    Dios permite las pruebas de parte de Satanás, como muy bien ha mencionado Jose Luis, porque tiene un propósito especial en casos como el de Job.

    Renton,

    Gracias por el video de William Lane Craig. Me encanta la sabiduría que tiene este hombre de debatir sobre los temas de apologética. Se nota que es un hombre de Dios lleno del Espíritu Santo. El Señor le ha dado mucha inteligencia que usa para bien, al contrario de tantos que tambien la tienen y la usan para mal.

    Saludos

  10. no hagas caso a satanas con sus presiones que te hagan cometer cosas injustas de las que te puedas arrepentir gracias saludos

  11. Muchas de las acciones del hombre generalmente es por la misma condición humana y la influencia del entorno en que vive ,lo que hace de hombre un ser vulnerable al pecado, lo que realmente debe importarnos es como hacer que el ser humano reconozca su condición y sea consciente de lo que hace además de entender que al aceptar a Jesús en El nos hacemos aceptos a Dios y a la vez tenemos mayor responsabilidad ante Dios-


Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 236 seguidores