La Invitación de Jesús: Venid a mí TODOS los que estáis trabajados y cargados

Mateo 11:25-30.

Esta es la invitación del Hijo de Dios, Jesús, el Salvador del mundo. Una invitación a todos los hombres, sin distinción. ¿Quién concluye leyendo esto que la invitación es para unos pocos? No, no es eso lo que nos dice el Señor con estas palabras.

Todos los que estén trabajados y cargados pueden ir a Jesús a buscar descanso para sus almas. El no fuerza  a nadie, solo invita. Es nuestra decisión el responder a su llamada, sino no nos invitaría. El libre albedrío en cuanto a la salvación es evidente en Sus palabras.

Al principio de su ministerio, Jesús comenzó a predicar y a decir: “Arrepentíos porque el reino de los cielos se ha acercado”.

Jesús predicó primero el arrepentimiento, y a los que respondieron y le siguieron les reveló quien era y los secretos del reino de Dios.

Todo el que quiera tener una relación con Dios, tiene que ir a Jesús. No hay otro camino. El Hijo del Hombre tiene poder para darnos lo que necesitamos.

Lo que más necesitamos es una relación personal con él, la cual solo se puede tener cuando vamos a él y le pedimos lo que necesitamos.

“Pedid, y se os dará; buscad, y hallaréis; llamad, y se os abrirá”.

Isaías 55: 7

“Deje el impío su camino, y el hombre inicuo sus pensamientos, y vuélvase a Jehová, el cual tendrá de él misericordia, y al Dios nuestro, el cual será amplio en perdonar”.

¿Cómo invita Dios al impío a arrepentirse, si el impío, de acuerdo a ciertas doctrinas, está muerto en pecados y no puede responder?  ¿Se está burlando Dios de la gente? No amigos, Dios es amor y quiere salvar a todos los impíos sin distinción. Todos nosotros hemos sido impíos anteriormente, pero ahora somos salvos por la gracia de Dios, por su misericordia por medio de la fe en su Hijo Jesús.

1 Timoteo 4:10

“Que por esto mismo trabajamos y sufrimos oprobios, porque esperamos en el Dios viviente, QUE ES EL SALVADOR DE TODOS LOS HOMBRES, MAYORMENTE DE LOS QUE CREEN”.

Aquí está la respuesta definitiva sobre si la oferta de salvación es para TODOS LOS HOMBRES, o solo para algunos. La distinción en este pasaje es clara:

La salvación se ofrece a todos los hombres, mayormente a los que creen.

Los que creen recibirán grandes bendiciones de Dios, por eso se usa la palabra mayormente. La salvación es muy grande para los que se salvan, pues se convierten en hijos del Dios Altísimo y son herederos de todo lo que es de Dios.

Por eso en Hebreos 2:3 dice:

“. . . ¿cómo escaparemos nosotros si descuidamos una salvación tan grande?

Santa Biblia, vs. Reina Valera

Published in: on +00002010-09-10T03:35:48+00:0030000000bFri, 10 Sep 2010 03:35:48 +0000UTC 23, 2008 at 11:59 am09  Dejar un comentario  

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 245 seguidores