¿Quién me creó homosexual?

 

miércoles 19 de octubre de 2011

¿Dios me creó homosexual?

 
Yo no tenía planeado ser lesbiana. ¿Cómo fue que llegué a serlo? 
por Christine Sneeringer 
¿Sabias que Kim era lesbiana? Las palabras de mi mejor amiga me impactaron porque yo ni me lo imaginaba. Kim y yo éramos atletas y teníamos mucho en común. Entre más nos conocíamos, nuestra relación era mas intima. Así que cuando Kim me dijo que quería ser algo mas que solo amigas yo pensé ingenuamente que ella se refería a ser más amigas de lo que ya éramos.
Después fue que entendi que Kim era lesbiana.
Yo estaba confundida. En primer lugar, estaba enojada con Kim por verme de una manera diferente a la que yo la veia, pero después de pensarlo un poco acepté que no podría ser malo que dos personas se quisieran. Y Kim y yo nos queríamos mucho.
No lo dude mucho y me liberé de mis inhibiciones asi que Kim y yo comenzamos una relación amorosa. Yo tenía 15 y ella 17 años. Era emocionante tener a alguien cerca que se preocupara por mi. Nos veíamos todos los días en la escuela y pasábamos horas platicando por teléfono en las noches. Siempre nos preguntábamos antes de hacer planes con amigos sí no se cruzaban entre los nuestros.
Meses después Kim se graduaba y rechazó ofertas de becas deportivas en universidades estatales importantes porque ella quería quedarse conmigo. Éramos muy unidas y dependiamos una de la otra.
No tenía planeado ser lesbiana, entonces me pregunte ¿Cómo fue que llegué a serlo?
Sexualmente definida
Cuando era joven aprendí que ser una mujer no era bueno. Mi padre alcohólico tenía muy mal temperamento y golpeaba a mi madre frecuentemente. Como la victima era mi mama pensé que no era seguro ser mujer. Yo quería ser como mi hermano mayor.
Yo preferia los deportes en lugar de estar jugando con munecas, creci jugando tenis y gane mi primer campeonato cuando tenia 6 anos. Jugue en la liga infantil de beisbol cuando tenia 10 y me encantaba estar derribando a mis vecinos en el futbol americano.
Siempre fui vista como un hombre, porque era tan fuerte como ellos. El adjetivo “marimacha” era algo que me definia entre mis amigas. Caminaba como hombre, vestia como hombre, hablaba como hombre e incluso escupia como hombre. Muchos adultos se referian a mi como “hijo” o “muchacho”.
Odiaba mi nombre, Christine, porque era nombre comun de mujer. Asi que le pedia a la gente que me llamara solamente Chris ya que es un nombre tanto para mujer como para hombre.
Mis padres se divorciaron cuando yo tenia 12 anos. Me enviaron a vivir con unos tíos y era constantemente acosada por un primo mayor que yo. Después me mude a vivir con mi mamá. Como la gran mayoría de ninos que son sexualmente abusados, pense que yo tenia algo de culpa por lo que pasaba. También pensaba que esta no seria la unica vez que abusarian de mi. asi que decidi quitar toda feminidad en mi, pensando que todos los hombres estaban obsesionados sexualmente.
Esa es la mentalidad que tenia cuando empece la preparatoria. Así que todos pensaban que yo era hombre debido a mi apariencia masculina.
El fin de una relación homosexual
Mi noviazgo con Kim duro hasta que mi mama se entero cuando encontro una carta de amor que yo había escrito para Kim.
Me podrías explicar esto? Me pregunto mi mamá, aventando la carta sobre la mesa.
Yo seguí comiendo sintiendome incomoda. Mi mama comenzo a leer la carta en voz alta: “Querida Kimbo. Estoy muy contenta de tenerte conmigo. Tu haces que valga la pena vivir. Quiero estar contigo toda la vida porque te amo mas que a nada. Espero con ansias tener la edad suficiente para poder casarnos.”
Mi mama me ordeno terminar esta relación inmediatamente. Mi mamá llamo a la mamá de Kim y le contó sobre lo nuestro. Se pusieron de acuerdo para hacer que nuestra relacion terminara y lo lograron.
Después de que Kim y yo terminaramos, comence a tener relaciones con hombres para saber si yo era lesbiana o no. pero cada vez que lo hacia, al final me sentía usada, degradada porque los hombres no se preocupaban por mi, ellos solo querían sexo.
Como resultado de mis experiencias con hombres preferí estar solamente con mujeres. Lo sentia tan natural en mi. En la Universidad me enamore de Sue, una mujer mayor y casada. Su esposo pasaba mucho tiempo en el trabajo así que Sue tuviera necesidades que buscaba fuera de su matrimonio. Ahi es donde yo entre.
Sue asistia a la iglesia de vez en cuando. Ella se sentia culpable de nuestra relacion porque creia que la homosexualidad era pecado y mas culpable aun porque estaba siendo infiel en su matrimonio. Su matrimonio termino en divorcio durante nuestra relación.
Yo sentía culpa tambien por haber roto un matrimonio, aunque seguimos nuestra relacion por año y medio de todas maneras aceptada siendo homosexual.
Un día le dije a Sue que me gustaria unirme a su equipo femenil de beisbol de la iglesia. Durante las tres temporadas que jugué con este equipo, algo toco mi corazon. Estaba emocionada por el amor que había entre las jugadoras y como se preocupaban por mi. No me refiero a amor de pareja sino un amor puro de amigas.
Mis compañeras de equipo sabian que yo era homosexual pero nunca me trataron como algo diferente. Después de un tiempo supe que, de vez en cuando, ellas oraban por mi.
Yo quería experimentar lo que ellas tenían en su vida, asi que comence a asistir a la iglesia con ellas. Nunca imagine que aun después de todo lo que habia hecho, Dios me amaba. Me dio mucha alegria saber que yo estaba equivocada. Dios si me amaba, sin reservas y a pesar de todo. No pude resistirme a este amor y tome la decisión de conocer a Dios personalmente, pidiendole que entrara en mi vida. También le pedi perdon por mis pecados y asi comence algo nuevo.
Sue y yo terminamos pero yo todavia seguia con deseos homosexuales. Me preguntaba si Dios podia ayudarme a dejar esos hábitos y al mismo tiempo estaba enojada con El por haberme hecho homosexual. No había entendido que Dios no era culpable de las desiciones que tomaba al tratar de protegerme de ser lastimada por los hombres. También entendi que lo que buscaba en los brazos de una mujer no era mas que el amor que no pude tener de mi madre cuando lo necesite.
Comenzando a dejar mis hábitos homosexuales 
No tenia mucho tiempo de cristiana cuando escuche un programa en la radio. El locutor, Sy Roger, parecia entender los problemas por los que yo estaba pasando. El había sido homosexual y ahora era el presidente de Exodo Internacional, una organizacion que ayuda a las personas que quieren abandonar los hábitos homosexuales. Este hombre también menciono algo sobre unas conferencias que darian pronto en Orlando y como me quedaba a un par de horas de donde yo vivía en Tampa, entonces queria asistir.
Estas conferencias cambiaron mi vida. Sy compartio la historia de su vida, hablo de como se sobrepuso al homosexualismo y eso me dio mucha esperanza de que yo tambien podria hacerlo.
Me entere de que había oficinas de Exodo en Tampa y se llamaban Straight Ahead. Comence a asistir a un estudio semanal en grupo. Me involucre mas en mi iglesia y comencé a hacer nuevos amigos. Sin embargo, todavía no me sentia muy comoda tratando de relacionarme con mujeres heterosexuales porque todavía me sentia muy masculina. Pero eso comenzaba a cambiar.
Por primera vez en mi vida, después de una nines de maltrato, queria verme atractiva como el resto de las mujeres en la iglesia. Toda mi vida había intentado ser hombre y ahora queria ser una mujer. Queria recuperar mi feminidad pero no sabia como hacerlo.
Durante ese año, asistí a otras conferencias de Exodo Int. en San Antonio. En esta ocasion, participe en una sesión de sanidad y mientras caminaba de regreso a mi habitacion despues de la sesion, senti que Dios me decía: ‘recuerdas a las mujeres de la iglesia que tanto envidias por su belleza? Pues tu no eres diferente a ellas. Tu eres tan hermosa como ellas.
Impactada de lo que acababa de escuchar, seguí caminando sin poder contener mis lagrimas. Mi compañera de habitacion estaba planchando su vestido para la cena cuando llegue y me vio. Ella, confundida, me dijo: “te ves grandiosa”. Y luego me pregunto “por que lloras?”.
“Soy bonita” respondí asombrada con lo que habia escuchado. Toda mi vida habia estado batallando con sentimientos de aceptación sobre ser mujer. De repente por primera vez me vi como una mujer y me sentí mujer.
Cuando regrese a mi iglesia en Tampa, le pedi a la gente que conocia que me llamara Christine. Yo quería que la gente comenzara a verme como una mujer. Conoci a una mujer madura en la fe y me ayudo a entender que ser mujer no era tan malo como yo pensaba. También me di cuenta de que la mayoría de las mujeres sentían la misma inseguridad que yo sentia. Entendi que yo era mas mujer de lo que pensaba.
Ahora veía a los hombres de manera diferente. Me di cuenta de que podian ser verdaderos amigos, que se interesarían por mi y no solo por mi cuerpo. Me senti segura como mujer por primera vez. Me fui sintiendo mas segura con el paso de tiempo.
La clave para recuperarme fue desarrollar amistades saludables con mi genero. Mientras hacia esto, mi atracción sexual hacia las mujeres fue disminuyendo. Comence a reunirme con un consejero de Exodo que me ayudaría con mis problemas del pasado. Continue involucrandome mas en la iglesia y en Exodo.
Con la ayuda de Dios y el apoyo de gente a la que le importaba, ahora soy una mujer segura y libre de mi lesbianismo. La homosexualidad desapareció totalmente de mi vida.
Christine Sneeringer es la actual directora de Worthy Creations, una organizacion cristiana que ayuda a las personas homosexuales, es una rama de Exodo Internacional. Ella vive en Fort Lauderdale, Florida. http://exodus.to/ministry.shtml
Nota Editorial:

Ya sea una persona heterosexual u homosexual… todo ser humano busca y desea en el corazón lo mismo:

Quiero que alguien este siempre conmigo.
Quiero ser amado/a incondicionalmente.
Quiero conocer a alguien que se interese en mi.
Quiero compartir mi vida con alguien, sin tener que esconderme tras una mascara.
Quiero ser aceptado/a tal como soy.

Ser amado y aceptado es un deseo básico en el ser humano. Algunas personas encuentran esto en un amigo o en una pareja. Pero nadie puede amarnos de la manera que Dios nos ama. Tal vez pienses o te han dicho que Dios te odia por lo que has hecho o que Dios te rechaza como lo hacen algunas personas. Dios no hace eso; Dios desea una relación personal contigo y que tu le busques. El promete: Con amor eterno te he amado; por eso te sigo con fidelidad. (Jeremías 31:3).

Puedes estar seguro del amor de Dios. Jesús dijo: “Así como el Padre me ha amado a mí, también yo los he amado a ustedes. Permanezcan en mi amor. Si obedecen mis mandamientos, permanecerán en mi amor, así como yo he obedecido los mandamientos de mi Padre y permanezco en su amor.” (Juan 15:9,10) permanecer en Su amor significa deescansar en El, conocerle.

Cuando empezamos a entender este amor, comenzamos a ser menos emocionalmente dependientes de otros. Cuando nos damos cuenta de cuanto nos ama Dios, desarrollamos la habilidad de amar a otros de una manera sincera. El punto es que necesitamos experimentar un amor verdadero y real. Necesitamos experimentar el amor que Dios tiene para nosotros pues para eso nos creo, para conocer Su amor.

Tal vez pienses que haz hecho tantas cosas que Dios no querra darte Su amor pero no es asi. Dios quiere que Le conozcas. El esta listo, esperando por ti para demostrar lo que tiene para ti no importa lo que hayas hecho en tu vida. Lee estos versículos de la Biblia para que entiendas un poco lo que digo.

“A la verdad, como éramos incapaces de salvarnos, en el tiempo señalado Cristo murió por los malvados. Difícilmente habrá quien muera por un justo, aunque tal vez haya quien se atreva a morir por una persona buena. Pero Dios demuestra su amor por nosotros en esto: en que cuando todavía éramos pecadores, Cristo murió por nosotros” (Romanos 5:6-8)

“Nadie tiene amor más grande que el dar la vida por sus amigos.” (Juan 15:13)

“En esto consiste el amor: no en que nosotros hayamos amado a Dios, sino en que él nos amó y envió a su Hijo para que fuera ofrecido como sacrificio por el perdón de nuestros pecados.” (1 Juan 4:10)

Esto es el plan de Dios para ti, que Su amor nos limpiara de nuestras fallas. Una vez que iniciamos una relación personal con Dios, El se encarga de mostrarnos para que fuimos creados y nos ayuda con nuestros problemas.


 
Publicado por Edgar Isaí Ramírez López en 08:49
Etiquetas:
 

 

 

 

 

 
 
Published in: on +00002011-10-19T13:20:46+00:0031000000bWed, 19 Oct 2011 13:20:46 +0000UTC 23, 2008 at 11:59 pm10  Comments (6)  

The URI to TrackBack this entry is: http://logos77.wordpress.com/2011/10/19/%c2%bfquien-me-creo-homosexual/trackback/

RSS feed para los comentarios de esta entrada.

6 comentariosDeja un comentario

  1. Hace poco que leí un libro titulado “Fuego vivo, viento fresco” de Jim Cymbala, pastor de la iglesia de Brooklyn, que cuenta el testimonio de un hombre que cambio de sexo, un travestí, que conoció a Jesús y cambió su vida, volviendo a ser hombre y casándose.

    Gracias por compartir el testimonio de esta mujer,

    Un saludo.

  2. Gracias por tu comentario. Sí, es cierto que hay muchos casos como estos dos, el de esta chica y el del libro “Fuego vivo, viento fresco”.

    Además hay ministerios cristianos dirigidos por ex-homosexuales que ayudan a muchos que están confundidos y sufriendo con el apoyo de la ciencia médica moderna, la cual está influenciada por el ateismo y de la teoría de la evolución. La ciencia médica considera la homosexualidad algo natural y que debe ser aceptada por el publico, al igual que el aborto. Es un sistema inmoral y los cristianos debemos meditar en qué cosas debemos apoyar.

    Saludos

  3. Ya que has hecho referencia a un tema tan delicado como es el aborto, quiero compartir este documental impactante contigo, realizado por Ray Comfort.

    Saludos Logos77.

  4. srg

    Gracias por el video. Siento que muchos que no saben Inglés no lo pueden entender, pero a veces solo unos fotos bastan.

    Que el Señor te bendiga

  5. Logos77,

    Están traduciendo el vídeo, próximamente saldrá en español.

    Bendiciones.

  6. Muchas gracias, srg.


Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 230 seguidores

%d personas les gusta esto: