Calvinismo (Cuarta parte)

Los campeones modernos del Calvinismo—hombres como R. C. Sproul, John Piper, James R. White, John MacArthur, y otros—no promueven la Teología Reformada entre los que ellos han llevado a Cristo o que han ido a ellos buscando guía espiritual, sino que andan buscando a quien convertir a su doctrina de las demás denominaciones. Si usted es parte de un grupo no “reformado”, es muy probable que los Calvinistas tengan los ojos puestos en usted.

Toda la energía que usan los Calvinistas en intentar convertir a los no Calvinistas, podía ser usada en convertir a los que están perdidos.

Por lo visto algunos de estos creyentes ven esa misión como la más importante de su vida. Hasta se han creado organizaciones y programas de radio que cuestionan cualquier iglesia Cristiana que no esté de acuerdo con los distintivos del Calvinismo, ya puede ser una iglesia de lo más entregada al Señor. Aparentemente, algunos Calvinistas se ven a si mismos en el frente de la batalla teológica y espiritual. Desean liberar a los no Calvinistas de su fe apartada del Calvinismo.

Algunos Calvinistas de verdad quieren ayudar a los no Calvinistas en materias no relacionadas con su doctrina. Sin ninguna duda podríamos incluir a R. C. Sproul en ese grupo. Todo lo que se sabe de él corresponde a una persona de integridad impecable. Pero sería bueno que todos ellos fueran un poco más abiertos a lo que a veces parece como una agenda secreta.

¿Por qué, se pueden preguntar, quieren los Calvinistas que los demás se conviertan a su doctrina? Una razón es que el Calvinismo es por naturaleza más o menos estéril, dependiendo de cuan consistente el Calvinista sea con su Calvinismo, porque para que una iglesia Calvinista crezca, tienen que traer a los no Calvinistas a la fe Reformada.

A pesar de las muchas y fuertes protestas en contra de esta afirmación, el Calvinismo como sistema teológico no es muy atrayente  en el evangelismo y los Calvinistas no son muy efectivos en ganar a otros para Cristo.

Otra razón es más de naturaleza teológica y quizás motivada por un genuino pero confundido amor por los no Calvinistas. Esto quiere decir que ellos se consideran los únicos que abrazan las doctrinas de la gracia.

El problema es la definición que ellos le dan a la gracia, porque no es la que entendemos los no Calvinistas.

Según Loraine Boettner, en The Reformed Doctrine of Predestination (libro de texto en muchos seminarios Reformados) alardea:

La doctrina que dice que los hombres se salvan solo por el inmerecido amor y gracia de Dios se encuentra con total honestidad sólo en las doctrinas Calvinistas.

El Capitan

Ref. The Dark Side of Calvinism, George Bryson

Published in: on +00002009-08-17T14:42:59+00:0031000000bMon, 17 Aug 2009 14:42:59 +0000UTC 23, 2008 at 11:59 pm08  Comments (13)  
Tags:

The URI to TrackBack this entry is: https://logos77.wordpress.com/2009/08/17/calvinismo-cuarta-parte/trackback/

RSS feed for comments on this post.

13 comentariosDeja un comentario

  1. Pues a mi me parece que pecas de lo mismo que acusas a ese grupo, sea o no sea cierto lo que dices.

  2. Hola Ana,
    Es como contradictorio, hablemos de cualquier iglesia pobre, estéril como la llamas, que está perdiendo adeptos o que no logra crecer, imagino que tendrán que preguntarse qué está pasando entonces lo natural sería dejar toda posibilidad abierta de una equivocación, y no seguir convocando gente.
    En cuanto al Calvinismo, poco y nada sé, lo que te leo acá sería, solo que al leer a Renton por ejemplo hay cosas que coinciden con lo que yo siento y creo que es así, y para estar segura leo versos expuestos, escucho y leo sermones, comparo y hago lo posible por no quedarme con dudas, y me siento identificada en lo poco que pueda entender.
    Ahora con cariño te digo lo siguiente, yo noto que has quedado dolida con esa doctrina, y con toda honestidad después de leerte en los post he pensado cuán fuerte fue tu desengaño, pones bastante empeño en desaprobarla, entiendo que lo haces para que las personas están alerta, y por otro lado leo a Renton con el tremendo amor y convicción que declara su acercamiento a la misma, y cuesta por lo que veo en los post, mucho refutarle.
    Que se equivocan claro, que sacan de quicio a veces claro, que van a haber peleitas por ahí de vez en cuando, sure,,pero el cariño no se va porque lo hacen por la gloria de Dios.

    “Otra razón es más de naturaleza teológica y quizás motivada por un genuino pero confundido amor por los no Calvinistas”

    No entiendo muy bien eso, no quisiera darle una connotación que no es.

    Saludos Ana

    P.D.- Hay otras frases que me dejan dudas pero para después

  3. Dani,

    ¿En qué ves que peco de lo que acuso a este grupo?

    Si te refieres a querer convencer a la gente del Evangelio para que sean salvos, estoy haciendo lo que la Biblia dice que debemos hacer los creyentes.

    Recomiendo a las personas leer el Nuevo Testamento empezando por el Evangelio de Juan, y les digo que oren y pidan iluminación de Dios y el Espíritu Santo.

    Pero como soy salva, nacida de nuevo, desde el año 1979 y he pasado por varias iglesias, he estudiado la palabra de Dios diariamente todo ese tiempo, he aprendido muchas cosas que el Señor me ha enseñado y se cuantos errores se enseñan por ahí.

    Saludos

  4. Hola Anónima,

    Te comprendo. Ahora te pregunto, ¿que sermones estás oyendo, los que te recomienda Renton? Si es así, serán sermones Calvinistas, lo cual no es necesariamente malo siempre no sean esos exclusivamente los únicos que oyes, porque si es así, vas a terminar Calvinista. Hay montones de mensajes excelentes de pastores no Calvinistas que tambien deberías oir.

    Como George Bryson explica en su libro sobre el Calvinismo, (no soy yo la que ha compuesto esos artículos), la mayoría de los que terminan en iglesias Calvinistas llegan de otras iglesias porque la doctrina de ellos no atrae si la entiendes bien, ya que enseña que no tenemos libertad de escoger si queremos creer o no, y que Dios ha escogido a unos para salvación y a otros para condenación. ¿A ti te convence eso?
    Yo no creo en un Dios así porque no es el que Jesucristo reflejaba en sus enseñanzas, ni es como Dios hizo al hombre originalmente en el huerto del Eden.

    Saludos

  5. Con un poco de vergüenza te confieso que de todo un poco, desde A. Alducin, lol., hasta Paul Washer.
    Sin que nadie me lleve a conclusiones resumiendo lo que he leído/oído parece que sí, apunto a que Dios ya escogió porque El sabe todo desde siempre, mi argumento es repobre, pero me parece lógico, y qué libre albedrío podemos tener? hay que hacer la voluntad de Dios, punto, del mismo modo que tu intuición te decía que algo andaba mal, y te derivó a donde estas feliz hoy día.
    Es tan importante la diferencia?
    Tú aseguras que ahora eres salva, y lo sientes y debe ser, yo no tengo idea si lo soy, pero El ya sabe, creo que el nacer de nuevo no es garantía de nada, solo trato de no hacer/decir cosas que le desagradan a Dios, me cuesta horrores, mas que al resto. Hay muchos que se reforman y siguen una cristiandad inmediata, no es mi caso soy muy porfiada 😦

    Abrazo, see u

  6. Anónima,

    Dices que crees que Dios ya escogió y que eso es lo que hay. Entonces, si eso es lo que crees, dime ¿tu eres de las escogidas o no? ¿Ya lo sabes o todavia no?

    En fin, sigo orando por ti que el Señór te de luz para entender, pero recuerda que hay que nacer de nuevo, esto lo repitió Jesucristo dos veces a Nicodemo para que quedara claro. Y cuando se nace de nuevo, se sabe.

    Saludos

  7. Hola Ana, no, no lo sé todavía.

    Cariños, que pases buen día

  8. Buenos días Anónima,

    Gracias por desearme un buen día. Creo que sí voy a pasarlo bien hoy. Tengo varias cartas que contestar de unos amorosos presos que han nacido de nuevo y me escriben unas cartas de fe increibles. Siempre que las leo me alegran el día.

    Con ellos no hay conflictos, han encontrado el camino a Cristo y son muy felices a pesar de las circumstancias. Esa es un prueba clara del poder de Dios en los corazones de los que reconocen sus pecados, se arrepienten y aceptan el regalo de Dios en su Hijo Jesucristo. Ellos lo entienden fácilmente porque no es dificil ver sus pecados y entender la necesidad de arrepentimiento y salvación.

    Hechos 2:37-38

    “Al oir esto, se compugieron de corazón y dijeron a Pedro y a los otros apóstoles: Varones hermanos, ¿qué haremos? Pedro les dijo: Arrepentíos, y bautícese cada uno de vosotros en el nombre de Jesucristo para perdon de los pecados; y recibiréis el don del Espíritu Santo.”

    Hechos 3:17-19

    “Mas ahora, hermanos, sé que por ignorancia lo habéis hecho, como tambien vuestros gobernantes. Pero Dios ha cumplido así lo que antes había anunciado por boca de todos sus profetas, que su Cristo habia de padecer.
    Así que, arrepentíos y convertíos, para que SEAN BORRADOS VUESTROS PECADOS: para que vengan de la presencia del Señor tiempos de refrigerio.”

    Hechos 17:16-34

    v. 30
    “Pero Dios habiendo pasado por alto los tiempos de esta ignorancia, ahora manda a todos los hombres en todo lugar, que se arrepientan.”

    El que se arrepienta de los pecados que haya cometido y creyendo que Jesús lo puede limpìar de sus pecados, se bautiza en su nombre, será salvo, nacerá de nuevo. Este es el Evangelio de Jesucristo.

    Bendiciones y oraciones para tí.

  9. Anónima,

    Lo de preguntarte si ya sabías si eres una de las escogidas, era un poco de ironía.

    Juan 3:16-18 dice:

    “Porque de tal manera amó Dios AL MUNDO, que ha dado a su HIJO únigénito para que TODO AQUEL que en él cree, no se pierda mas tenga vida eterna.
    Porque no envió Dios a su Hijo al mundo, para condenar AL MUNDO, si no para que EL MUNDO sea salvo por Él.
    El que EN ÉL CREE, no es condenado; pero el que en él no cree, ya ha sido condenado, porque no ha creído en el nombre del unigénito Hijo de Dios”.

    Si tu crees esto que dice la Biblia, tú eres de las escogidas de Dios. Todo el que crea es escogido.

    Así que, solo tienes que arrepentirte de corazón de tus pecados y aceptar el regalo de Dios invocando el nombre de Cristo(Romanos 10:9-13) y en tus propias palabras decirle que sientes haberle ofendido con tus pecados e invitarlo a entrar en tu corazón POR FE.

    Tienes que creer esto para tener la fe que salva. No todo el que dice que cree, realmente tiene la fe verdadera que lo puede salvar. Es la fe en lo que Dios ha dicho, mo meramente decir creo en Dios.
    Jesucristo es el único Camino para todos los hombres en todo tiempo y en todo lugar. No hay otro.

    Hechos 4:12

    “Porque no hay otro nombre bajo el cielo dado a los hombres en que podamos ser salvos”.

    Espero que entiendas esto.

  10. “Lo de preguntarte si ya sabías si eres una de las escogidas, era un poco de ironía.”

    así lo capté de primera., pero no lo creí, me dejaste marcando ocupado grr gr,
    😛
    Ana, Juan 3:16-18 por supuesto que lo creo, mi madre, padre amigos, todos lo creen !,
    puedes haber pecado toda tu vida, haber hecho gran daño destruído vidas y en el lecho de muerte te arrepentimientes y boleto gratis.

    Abrazo y ty, tb oro por ti, soy medio perezoza pero avanzando.

  11. No, Anónima, no es eso.

    Santiado dice: ¿De qué aprovechará a un hombre decir que tiene fe si no tiene obras? ¿Podrá esa clase de fe salvarle? No, por cierto. La verdadera fe tiene obras como resultado, que son fruto de arrepentimiento sincero. Si no hay fruto, no hay fe verdadera y no hay salvación.

    Yo no creo que la gente pueda esperar a la hora de la muerte para arrepentirse. Eso no es bíblico. Esas son practicas Católicas sin fundamento. Por lo general, las enseñanzas Católicas no son bíblicas en cuanto a la salvación, lo que las hace muy peligrosas.

    Saludos y que lo pases muy bien

  12. Bueno me parece que hemos olvidado el tema de la misericordia. Romanos 9 del 14 al 17 relata muy claro que el tiene misericordia de quien quiere y cuando quiere, en este caso ¿que hacemos? Lucas 18:9-14 Reina-Valera 1960 (RVR1960)

    Parábola del fariseo y el publicano
    9 A unos que confiaban en sí mismos como justos, y menospreciaban a los otros, dijo también esta parábola:

    10 Dos hombres subieron al templo a orar: uno era fariseo, y el otro publicano.

    11 El fariseo, puesto en pie, oraba consigo mismo de esta manera: Dios, te doy gracias porque no soy como los otros hombres, ladrones, injustos, adúlteros, ni aun como este publicano;

    12 ayuno dos veces a la semana, doy diezmos de todo lo que gano.

    13 Mas el publicano, estando lejos, no quería ni aun alzar los ojos al cielo, sino que se golpeaba el pecho, diciendo: Dios, sé propicio a mí, pecador.

    14 Os digo que éste descendió a su casa justificado antes que el otro; porque cualquiera que se enaltece, será humillado; y el que se humilla será enaltecido.

    Reina-Valera 1960 (RVR1960) me parece que no merecemos ser salvo y Dios perdona al corazon humillado y se apiada de el

  13. Hola Miguel,

    Gracias por tu visita.

    Tenemos que recordar que todo el Nuevo Testamento está primeramente a los judios, convertidos y muchos avisos a los legalistas y no convertidos. Por tanto cuando habla de los requisitos para la salvación, siempre hay que tener en mente la religion y cultura judía.

    Los judíos creían que la salvación era por guardar la Ley de Moises, o sea, intentando vivir una vida guardando la ley judia, todas las ordenanzas y mandamientos.

    Es en ese contexto que hay que interpretar la parabola del fariseo y del publicano.

    El fariseo era uno que pensaba que haciendo muchas cosas de acuerdo a su religion se podia salvar o agradar a Dios. Los dos personajes de la parabola eran judíos, como lo eran todos los que oína a Jesús predicar, pues él vino a Su pueblo, Israel.

    Todo creyente nacido de nuevo en Cristo sabe que no hay nada que pueda hacer para merecer la salvación, sino que se debe humillar ante Dios y reconocer su necesidad de perdón por la fe en el sacrificio de Cristo .

    Son las religiones que siguen el mismo ejemplo de la religión judía las que tienen seguidores como el fariseo de este pasaje bíblico. No confian en Jesús para su salvación, sino en sus buenas obras, o en rituales, en sus líderes, en sus tradiciones . . . en este grupo se encuentran todas las religiones falsas y todos los falsos maestros.

    “No depende del que quiere ni del que corre, sino de Dios que tiene misericordia . . . ” quiere decir que los judíos que no aceptaban a Cristo como su Mesias no podian ser aceptados por Dios y sus buenas obras o su celo por guardar la ley judia no podian salvarlos.

    Dios solo tiene misericordia de los que aceptan a Jesús por su propia voluntad. Jesus es el Camino a Dios y no hay otro.

    Juan 14:6
    “Yo soy el camino . . . ”

    Es de estos que Dios tiene misericordia.

    Bendiciones


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s