Pruebas de una Tierra Joven (Primera Parte)

Desert Landscape

El 18 de Mayo de 1980 el volcán Mt. Saint Helens, en el estado de Washington, entró en erupción. Este fenómeno desafió, de forma fundamental, nuestra noción sobre eventos geológicos, sobre todo, los acontecidos en el pasado.

Al contrario de la mayoría de pasadas erupciones volcánicas, la del volcán Mt. Saint Helens, (a partir de ahora MSH), ha sido muy estudiada.

De gran interés es el hecho de que los resultados que de esta se han podido observar, son similares a los resultados de otras que no se pudieron observar. Ningún geólogo puede volver a esos tiempos y observar el pasado, pero nosotros sí podemos observar el proceso actual.

Usándolo como analogía, podemos con precisión inferir la naturaleza del proceso involucrado en el Diluvio Universal. Puede que algunos tengan algo que objetar sobre el usar la erupción de MSH como analogía, y lo hagan diciendo que el Diluvio Universal era un suceso hidráulico, y este volcánico, pero la naturaleza de los dos eventos es análoga.

El Diluvio fue un proceso que involucró sucesos volcánicos y tectónicos.

La Biblia dice que en el año 600 de la vida de Noé, el día 17 del segundo mes, todas las fuentes del grande abismo se rompieron, y las cataratas de los cielos fueron abiertas, y llovió sobre la tierra cuarenta días y cuarenta noches, Génesis 7:11-12.

Evidentemente, la causa inicial del Diluvio fué que se rompieron las fuentes del grande abismo. El abismo en las Escrituras se refiere al océano, por lo que el “grande abismo” sería el fondo del océano. Las “fuentes” parecen ser volcanes que entraron en erupción abruptamente. En ese día especifico, TODAS LAS FUENTES DEL GRANDE ABISMO SE DESBORDARON.

Hoy sabemos que el interior de la Tierra se compone de rocas que contienen mucha agua. Sin lugar a duda, mucha agua nueva fue añadida a la superficie de la Tierra durante la Diluvio de estas “fuentes”.

La devastación que se experimenta hoy día a causa de un solo tsunami es enorme. No podemos ni empezar a imaginarnos lo que debió ser cuando “todas las fuentes del gran abismo se abrieron al mismo tiempo, produciendo tsunamis que recorrieron toda la tierra en todas las direcciones”.

El Diluvio fue mucho más catastrófico de lo que nos podemos imaginar. Podemos suponer que mucha de la devastación del Diluvio tuvo una naturaleza volcánica y tectónica, lo que nos lleva a la analogía con el volcán MSH.

La mayor parte del daño ocurrido en Mt Saint Hellen en el año 1980, fue causado por el agua. No cabe duda que mucho daño se produjo debido a la erupción volcánica, pero la mayor parte del daño está relacionado por los glaciares de la cumbre de la montaña, cuando se derritieron y cayeron de forma catastrófica, al valle que rodea la montaña.

Ref. “Footprints in the Ash” by John Morris and Steven Austin

***************************

Publicado en

on +00002009-03-14T14:32:13+00:0031000000bSat, 14 Mar 2009 14:32:13 +0000UTC 23, 2008 at 11:59 pm03 Dejar un comentario

Published in: on +00002009-09-13T08:56:27+00:0030000000bSun, 13 Sep 2009 08:56:27 +0000UTC 23, 2008 at 11:59 am09  Comments (2)  
Tags:

The URI to TrackBack this entry is: https://logos77.wordpress.com/2009/09/13/pruebas-de-una-tierra-joven-primera-parte-2/trackback/

RSS feed for comments on this post.

2 comentariosDeja un comentario

  1. Hola, me pedías en un post anterior que te diera mi opinión sobre este post (creo que era sobre este, si me equivoco dímelo). Disculpa que haya tardado tanto en contestar pero son tiempos con mucho trabajo.

    Como me dedico entre otras cosas a revisar artículos cientificos, si tuviera que usar las mismas reglas con este lo descartaría por varias razones.
    La primera es que el título no tiene nada que ver con el texto posterior. Dices tener pruebas de una Tierra joven pero eso no se prueba con lo que en el texto se dice.
    Luego afirmas que el Diluvio tuvo componentes volcánicos y tectónicos. Para afirmar eso primero habría que demostrar antes que el Diluvio existió realmente. Incluso aceptando eso, habría que proponer un mecanismo *concreto* para que fenómenos volcánicos y/o tectónicos fueran causa de una inundación de tal calibre, no vale con proponer un vago “la Tierra se compone de rocas que contienen mucha agua”.

    Respeco a algo más concreto, que es lo de la Tierra joven, comentábamos en el otro post que bastaría una prueba para refutar esa hipótesis. Esas pruebas existen a miles ya que las dataciones isotópicas han sido contrastadas suficientemente. Se puede sostener que la Tierra tiene unos miles de años solamente pero hay que aportar pruebas sobre ello que refuten las dataciones y que, además, validen esa “juventud”.

    Nota: te he puesto mis datos completos en el nombre, correo y website, cosa que no había hecho hasta ahora. No te aconsejo perder el tiempo con mi blog ya que va en otra línea. Saludos.

  2. Hola Angel,

    Perdona también que no haya contestado antes.

    Es interesante lo que dices de tu trabajo y agradezco tu participación aqui.

    El Diluvio universal está descrito en la Biblia y eso sería más que suficiente para aceptarlo, pero es que además todas las culturas tienen historias de una gran catastrofe ocurrida hace miles de años más o menos por el mismo tiempo y sería demasiada casualidad que se refiriera a otro tipo de suceso.

    Numerosos estudios exaustivos concluyen que algo de enorme magnitud ecológica dejó huellas evidenciales que no se pueden ignorar.

    En los Estados Unidos vemos documentales por la tele que corroboran historias biblicas que habían sido desprestigiadas anteriormente.

    Saludos


Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s