Pruebas de Una Tierra Joven——-Tercera Parte

 

Waterfall

 

Continuando con la historia del volcán MSH, llegamos a la datación de su lava.

 

Las técnicas de datación por isótopos, alegan ser capaces de calcular con bastante precisión la edad de una roca por su contenido en radiactividad. Solo esas rocas que estuvieron una vez fundidas a altas temperaturas son candidatas a la datación por isótopos.

Por eso las rocas del volcán MSH se pueden datar.

Midiendo con precisión las concentraciones de isótopos radiactivos y cuanto tarda un isótopo “padre” como el potasio 40, en desintegrarse al llamado “isótopo hija”, argón 14, este método puede calcular la edad de una roca.

Ya que rocas en estado de fundición emiten fácilmente gases como el argón, el tiempo calculado es en realidad el tiempo que ha pasado desde que este material tardó en enfriarse y convertirse en una roca. Este tiempo transcurrido se interpreta como la edad de la roca.

Como el potasio se desintegra en argón muy lentamente, las rocas que se formaron durante ese periodo de erupción y despues de ella, el volcán MSH debería ser demasiado joven para medirse. Casi nada de “argón hija” debería estar presente.

Ahora ya tenemos ejemplos de rocas recogidas de esa zona y datadas con el método potasio-argón. De acuerdo a este método de datación, ciertos minerales encontrados en la lava podrían tener hasta 2.4 millones de años.

Esta situación no es única. Casi cada vez que una roca que se conoce su edad ha sido datada por el método de isótopos, la edad que resulta es de igual forma exagerada. ¿Deberíamos confiar en estos métodos?

 

Erosión Rápida de un Cañón Atravesando Rocas Sólidas

¿Cuánto tiempo se necesitaría para que se produjera un cañón de 30 metros de altura por el método de erosión lento de una roca? En el volcán MSH, un cañón así se formó rápidamente por medio de una avalancha de rocas que salieron del crater, seguidas de otros procesos catastróficos.

No se producen muchos cambios geológicos día a día por procesos normales, pero cuando la suficiente energía se presenta de forma abrupta, como en el caso de una erupción volcánica, cambios increíbles se producen en una fracción de tiempo.

El mismo caso se dió, cuando dataron rocas de erupciones del volcán Mount Ngauruhoe en Nueva Zelanda, uno de los volcanes mas activos del mundo. Estas rocas procedían de las erupciones en los años 1949, 1954, y 1975. Las rocas se enviaron a un laboratorio muy respetable, (Los laboratorios Geochron de Cambridge, Massachusetts). Las “edades” de las rocas resultantes de las pruebas rondaban entre 0.27 a 3.5 millones de años.

Como se sabe que las rocas tenía menos de 70 años, es aparente que las suposiciones de este método de datación es falso.

  

Ref.  “Footprints in the Ash”  Steve Austin & John Morris

Publicado en

on +00002009-03-16T15:14:30+00:0031000000bMon, 16 Mar 2009 15:14:30 +0000UTC 23, 2008 at 11:59 pm03 Dejar un comentario

Published in: on +00002009-09-16T04:43:21+00:0030000000bWed, 16 Sep 2009 04:43:21 +0000UTC 23, 2008 at 11:59 am09  Dejar un comentario  
Tags:

The URI to TrackBack this entry is: https://logos77.wordpress.com/2009/09/16/pruebas-de-una-tierra-joven%e2%80%94%e2%80%94-tercera-parte/trackback/

RSS feed for comments on this post.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s