No Hay Otra Salida (Segunda Parte)

 Más Caminos Errados

Obras

 Mucha gente piensa que puede salvarse por sus obras: Practican la penitencia y la abnegación; dan limosnas y hacen oraciones; visitan a los enfermos y encarcelados, realizan numerosas peregrinaciones y afligen sus cuerpos. De esta forma esperan alcanzar el cielo.

Hacen obras para alcanzar la salvación, mientras Dios les está diciendo que sus obras han de ser el resultado de su salvación. La salvación debe ser primero, después vienen las obras con resultado. El estudiante debe cursar sus estudios antes de que pueda ejercer su carrera. Debes primero recibir a Cristo y ser salvo; debes alcanzar la salvación si has de hacer las obras propias de ella.

¿Qué hizo el ladrón moribundo para ser salvo? No pudo hacer ninguna obra porque sus manos estaban clavadas en la cruz. Él no hizo nada y sin embargo Jesús le salvó.

El plan humano de salvación propia enfatiza la palabra “hacer”. Dios habla de “hecho”. El hombre insiste en hacer algo, en pagar algo; quiere merecer la salvación. Dios dice que está hecha; no hay nada que hacer. Jesús lo hizo todo.

La salvación, amigo mío, es un don. “La dadiva de Dios es vida eterna” (Romanos 6:23). ¿Qué puedes hacer para ganar un don? Si lo pagas, ya no es un don. Si haces algo para conseguirlo, tienes derecho a él y por tanto ya no es un don. Un don es algo gratis. Así es la salvación.

¿Qué pagó el hijo pródigo? Cuando me digas cuanto pagó te diré cuanto debía pagar. Sabes que no pagó nada porque nada tenía; estaba sin medios de ninguna clase. Así estás tú. La salvación, amigo mío, es sin dinero y sin precio; no se puede comprar.

Cuando estuve en la India, vi a uno de esos hombres llamados santones haciendo obras para alcanzar su salvación. Yo le hubiera podido preguntar: “¿Por qué está sobre el lecho de púas?”. Su contestación hubiera sido: “Para salvar mi alma”. Pero ¿por qué Jesús, derramó su sangre y murió por ese pobre faquir? ¿No hizo expiación por sus pecados? ¿Y no está Dios satisfecho con el sacrificio de su Hijo? Entonces, ¿por qué él o tú buscáis añadir algo a la obra ya terminada de Cristo?

¿Estuviste en la última guerra? Allí para animar a los soldados se decía que si uno moría en el campo de batalla iría al cielo; que el dar la vida en sacrificio por la patria era un acto tan meritorio que aseguraba la salvación…

¡Qué mentira!¡Qué blasfemia! ¡Pensar en poner vuestro sacrificio frente al sacrificio de Cristo! ¿Crees esto?¿Crees que sin tener en cuenta la vida pecaminosa y de rechazo a Dios en que vivías estabas preparado para encontrarte con el Todopoderoso por la sola razón de morir por tu país?

No, amigo mío, tu muerte no significa nada, absolutamente nada. La muerte de Cristo, su sangre, es la que vale. Jesús lo pagó todo. ¿Ojalá creas en Él y le aceptes como el que llevó tus pecados para ser tu Salvador!

Oye ahora la palabra de Dios porque es muy clara. “Porque por gracia sois salvos por medio de la fe, y esto no de vosotros pues es don de Dios; no por obras para que nadie se gloríe”. (Efesios 2:8-9). “No por obras de justicia que nosotros hubiéramos hecho” (Tito 3:5). “Mas al que no obra, sino que cree en aquel que justifica al impío, la fe le es contada por justicia…Dios atribuye justicia sin obras” (Romanos 4:5-6).

“No obra” y “no por obras”. ¡Qué claridad! No por tus obras, ni por tus meritos; nada que tú puedas hacer te valdrá lo más mínimo. Es Cristo y sólo Cristo quien salva. Ven a Él, descansa en su obra terminada en el Calvario, confía en Él en este momento y sé salvo.

Ref. Oswald Smith

 

Published in: on -12002010-01-23T15:19:58-12:0031000000bSáb, 23 Ene 2010 15:19:58 -1200-12:00 23, 2008 at 11:59 pm01  Comments (2)  
Tags:

The URI to TrackBack this entry is: https://logos77.wordpress.com/2010/01/23/no-hay-otra-salida-segunda-parte/trackback/

RSS feed for comments on this post.

2 comentariosDeja un comentario

  1. mmm, asi que la salvación es un don, no hay manera de ganarsela… eso significa que no hay nada que yo pueda hacer para modificar mi situación. o Dios me salva, o no me salva, no importa lo que yo haga, porque mis actos no ganan mi salvacion.

    pero entonces para que los mandamientos?

    creyentes, dejen de contradecirse

  2. Cuentasegunda,

    Gracias por tu comentario.

    Es cierto que la salvación no se puede ganar haciendo buenas obras, intentado ser moral, asistiendo a la iglesia, intentando guardar los mandamientos, las ordenanzas, etc. etc. Si así fuera, si nosotros pudieramos conseguirla de alguna de estas formas, no hubiera hecho falta que Jesucristo se hiciera hombre y ofreciera su vida para nuestro rescate. Con que cada uno hiciera lo requerido hubiera sido suficiente.
    Tampoco es como dicen algunos, que Dios salva solo a unos pocos y esos pocos no tienen que hacer nada para recibir el don de la salvación, ni siquiera aceptar o rechazar a Cristo. O sea, no tienen libertad de decir «si quiero» o «no quiero». Eso no tiene sentido y va en contra de la enseñanza de las Escrituras.

    La Biblia dice que Jesucristo ha muerto por todos y que Dios no quiere que ninguno perezca sino que todos procedan al arrepentimiento.

    Dice «Escoged» «Venid» «Llamad» «Buscad» «Pedid», «al que a mí viene, no le echo fuera» ¨Venid a mí todos los que estáis trajados y cargados, y yo os haré descansar; LLevad mi yugo sobre vosotros, y aprended de mí, que soy manso y humilde de corazón; y hallaréis descanso para vuestras almas; porque mi yugo es fácil y ligera mi carga».

    Preguntas, ¿entonces para qué los mandamientos? Pues los mandamientos se dieron, no para que seamos justificados por guardarlos, porque nadie los guarda, sino que se dieron para que viendo la imposibilidad de guardarlos nos dieramos cuenta cual es la única solución a nuestro dilema. Por eso Jesús dijo:
    «Yo soy el camino….nadie viene al Padre, sino por mí». Jaun 14:6. Jesús pago nuestra deuda y ahra nos ofrece el perdón gratuitamente. La deuda está pagada; sólo hay que aceptar la maravillosa oferta.
    Que El Señor te bendiga y te ayude a entender esto. Recuerda, el que pide recibe, el que busca halla, y al que llama, se le abrirá.

    Saludos cordiales


Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s