¿Evolución o Creación? Fósiles Asombrosos

 

Fósiles asombrosos — ¿respaldan a Darwin?

19 marzo 2009 — En fechas recientes se han descubierto algunos fósiles dignos de nota. Según las informaciones, los científicos no están seguros acerca de cómo considerarlos, aunque se aplica una abundante jerga evolucionista a la interpretación de los mismos.

 

Pulpo común, octopus vulgaris
Fotografía: Albert Kok

  1. Pulpo: El más antiguo pulpo fósil es pulpo al 100%. Un excepcional fósil bien preservado, tan difícil de encontrar como un estornudo fosilizado, según la publicación Live Science, exhibe todos sus tentáculos, ventosas e incluso la bolsa de tinta. Los especímenes, descubiertos en roca del Cretáceo en el Líbano, empujan la fecha evolutiva para los pulpos fósiles en decenas de millones de años atrás, hasta 95 millones de años antes del presente. Aunque el descubridor dijo que «esto proporciona una importante información evolutiva», quedó sorprendido al constatar cuán parecido es el fósil a las especies vivientes. «Estos seres tienen 95 millones de antigüedad, y sin embargo uno de los fósiles es casi imposible de distinguir de las especies vivientes», afirmaba Dirk Fuchs de la Universidad Libre de Berlín. Se suponía que los pulpos primitivos tendrían aletas carnosas a lo largo de sus cuerpos. «Los nuevos fósiles están tan bien conservados que se demuestra que, lo mismo que los pulpos actuales, no tenían estas estructuras», nos dice. National Geographic publica una fotografía detallada del pulpo, con tentáculos, ventosas, y todo. Un sitio web dedicado al DI, Intelligent Design and More, analizaba las consecuencias de este fósil para la teoría de la evolución.
  2. Antigua seda de araña: La más antigua muestra de seda de telaraña se encontró en ámbar en East Sussex, Reino Unido, este mes de marzo de 2009. BBC News decía que tiene 140 millones de años. Algunos fragmentos de ámbar de las capas del Cretáceo se encontraban en la superficie de la playa. El artículo no se refiere a ninguna evolución de las arañas —se limita a afirmar que se trata del más antiguo ejemplo conocido de seda de araña. Un profesor de Oxford decía: «Si se confirma —y me parece que tenemos buenos datos que lo avalan— entonces sería la más antigua telaraña conservada y la más antigua seda fósil, me parece, en el registro fósil». Esto significa que las hileras de las arañas ya tenían todo el sistema de hileras para mezclar las sustancias químicas de este complejo material y tejer su tela.
  3. Un anómalo Anomalocarídido del Esquisto Burgess: Otro extraño ser, procedente del Esquisto Burgess del Cámbrico, aparecía anunciado en Science.1 Éste, llamado Hurdia, se parece al mejor conocido depredador Anomalocaris, pero con un carapacho en la parte anterior (véase National Geographic para una reconstrucción artística). Live Science lo calificaba de monstruo en miniatura. Se le estima una longitud de un metro.

Aunque en el artículo se prometía explicar en detalle «su importancia para la temprana evolución de los euartrópodos», el término «evolución» nunca aparece en el cuerpo del artículo. Los autores sí que dijeron que «El análisis filogenético que realizamos sitúa a Hurdia como hermano de un grupo compuesto por Anomalocaris y Laggania, donde estos tres taxones forman un clado en el grupo troncal de los euartrópodos». Por tanto, no se expone ninguna progresión ancestral, a no ser que el Anomalocaris fuese una especie posterior que perdiese el carapacho —pero esto representaría regresión, no evolución. Los autores dicen: «Si el carapacho es homólogo con el escudo cefálico del euartrópodo, esta cubierta cefálica puede haberse originado antes del último antecesor común de los anomalocarídidos y de los euartrópodos superiores». Pero esto son meras especulaciones. No sirve de nada para la teoría evolucionista, porque hace retroceder el origen del carapacho más en el pasado sin formas de transición.

Anomalocaris
Fotografía: Alpha.prim

  1. Un Dino-enano: Uno de los dinosaurios más diminutos que se conocen se descubrió en Canadá. EurekAlert informa que era más pequeño que un gato doméstico y que probablemente comía insectos, pequeños mamíferos y otras presas. «El Hesperonychus es actualmente el dinosaurio más pequeño que se conoce en Norteamérica», observaba un miembro del equipo que realizó el descubrimiento. «Pero su descubrimiento simplemente resalta lo poco que realmente sabemos, y suscita la posibilidad que que los hay todavía más pequeños esperando que se les descubra.» No se dice nada de cómo evolucionó esta especie. Infirieron que este ser era adulto por los huesos pélvicos fusionados. Live Science también comunicaba este hallazgo.Siguiendo con los dinosaurios, EurekAlert comunicaba también el descubrimiento de especímenes de Sinornithomimus adolescentes en Mongolia. Los descubridores suponen que éstos murieron al quedar atrapados en un llano fangoso. Infieren que los jóvenes son representantes de una manada que pereció junta. Los esqueletos exhibían una conservación exquisita y estaban orientados en unas direcciones similares, lo que sugiere que perecieron juntos en un breve espacio de tiempo.
  1. Dinosaurio peludo: Nature News anunciaba otro «dinosaurio emplumado» de China, pero su relación con las aves parece dudosa. Se encontraron filamentos integumentarios por el lomo del Tianyulong confuciusi; las supuestas plumas son sólo rígidos filamentos sin caña. Sin embargo, Live Science destacaba la interpretación de que se trataba de «plumas», pero BBC News mantenía que el fósil sólo insinúa «dinosaurios peludos». Fuese lo que fuesen estas estructuras, está claro que no tenían ninguna relación con el vuelo. ¿Eran para ornamentación? ¿Para aislamiento térmico? Las opiniones son diversas. Los autores del artículo original publicado en Nature no tenían una respuesta clara.2 Además, llamar plumas a estas estructuras exigiría una apelación evolutiva a la homología y a la convergencia:

Los singulares filamentos del Tianyulong añaden más complejidad a la cuestión del origen de las plumas. La homología de las estructuras en el Tianyulong y en los terápodos dista de ser evidente a partir de los datos actuales, pero no puede excluirse. Aunque basada en evidencia negativa, la posición derivada dentro de los terópodos para la aparición conocida de «protoplumas» indica que los terópodos primitivos carecían de estructuras integumentarias, lo que a su vez implica que el antecesor común de los terópodos y ornitisquios carecían también de tales estructuras y que sus apariciones en cada clado fueron convergentes.

Este fósil representa el primero en la rama ornitisquia de los dinosaurios en exhibir filamentos integumentarios. El artículo de la BBC resaltaba el problema que esto plantea para el escenario de dinosaurios a aves. Todos los demás «dinosaurios emplumados» eran miembros de los saurisquios, la rama «cadera de lagarto». Uno podría creer que el descubrimiento de «protoplumas» en una especie de «caderas de ave» entusiasmaría a los creyentes en la evolución de los dinosaurios a las aves, pero Lawrence Witmer (Universidad de Ohio) dice que esto «realmente enturbia las aguas» de la narración. «Las malas noticias son que algo que creíamos que estaba tan bien estructurado resulta que ahora no lo está tanto», decía. Los ornitisquios habían sido todos considerados escamosos, como los reptiles. La fecha asignada a este fósil, 150 millones de años antes del presente, sitúa también los filamentos mucho antes que las aves en la línea cronológica evolutiva. «Ahora necesitamos repensar cuál fue realmente el recubrimiento de los dinosaurios antecesores.» ¿Son estos filamentos indicación de sangre caliente? ¿Acaso tienen relación alguna con plumas? «Ahora necesitamos pensar de forma totalmente diferente acerca de los datos que ya tenemos», afirmaba Witmer.

Witmer dio más detalles sobre los problemas en un comentario de Noticias y Opiniones en el mismo número de Nature.3 El fósil exhibe tres bandas de filamentos largos «que recuerdan las estructuras que se cree que son los progenitores evolutivos de las plumas», decía. «El único problema es que no se supone que el Tianyulong tenga nada que se parezca a plumas.» De nuevo, insiste, «El Tianyulong no está en absoluto relacionado con las aves y, como ornitisquio heterodontosáurido, pertenece a una rama totalmente separada del árbol geneaológico de los dinosaurios». Duda de que esto sean plumas en absoluto. No está siquiera claro de qué parte de la piel aparecieron:

Dada la posición del Tianyulong cerca de la base de los dinosaurios ornitisquios, la presencia de estructuras epidérmicas filamentosas parecidas a las plumas podría significar que el dinosaurio ancestral era un animal peludo (aunque quizá no como de peluche). Naturalmente, también podría significar que el recubrimiento peludo de protoplumas se perdió muchas veces durante la evolución de los dinosaurios, porque se conocen muchos grupos de dinosaurios en ambas grandes ramas del árbol genealógico de los dinosaurios con piel escamosa, reptiliana (Fig. 1). Pero antes de inventar complicados escenarios para la evolución de las plumas, la pregunta fundamental a la que se debe responder es si los filamentos del Tianyulong están en el exterior o en el interior de la superficie de la piel.

Esta pregunta tan aparentemente sencilla es sorprendentemente difícil de contestar. …

Incluso si los filamentos son epidérmicos, y los datos son ambiguos, esto no demostraría que estaban en el linaje de las plumas avianas. Los datos procedentes de todos los supuestos dinosaurios emplumados hasta ahora «suscitan la posibilidad de que pueda haber una diversidad de estructuras filamentosas epidérmicas en los dinosaurios, y que no todas estas estructuras puedan estar relacionadas evolutivamente con las plumas». Si está en lo cierto, ha habido precipitación en la decisión de llamar plumas a estas cosas. «Quizá la única conclusión clara que puede extraerse de lo anterior es que el pequeño Tianyulong ha hecho que un escenario ya confuso del origen de las plumas se vuelva todavía más confuso

Y para concluir esta sección, pasamos a un fósil viviente. National Geographic News publicaba una fotografía de un joven tuátara descubierto cerca de Wellington, en Nueva Zelanda. Los tuátaras son considerados como un «fósil viviente» clásico debido a su «linaje de la era de los dinosaurios». Los dinosaurios han desaparecido todos, pero este reptil que vivió entre ellos sobrevive hasta el día de hoy, sin haber dejado fósiles en los 65 millones de años que creen los evolucionistas que los separan.


1. Daley, Budd, Caron, Edgecombe y Collins, «The Burgess Shale Anomalocaridid Hurdia and Its Significance for Early Euarthropod Evolution», Science, 20 marzo 2009: Vol. 323. no. 5921, pp. 1597-1600, DOI: 10.1126/science.1169514.

2. Zheng, You, Zu y Dong, «An Early Cretaceous heterodontosaurid dinosaur with filamentous integumentary structures», Nature 458, 333-336 (19 marzo 2009) | doi:10.1038/nature07856.

3. Lawrence M. Witmer, «Dinosaurs: Fuzzy origins for feathers», Nature 458, 293-295 (19 marzo 2009) | doi:10.1038/458293a.

Aparición repentina, seres bien adaptados, estasis, ausencia de ninguna descendencia lineal clara —esto no es lo que Charles Darwin quería ver. Los fósiles representaban el mayor problema para su teoría en 1859, y a pesar de la propaganda de sus discípulos, siguen constituyendo obstáculos para la creencia en una progresión lenta y gradual de los seres vivos desde lo simple hasta lo complejo.


Fuente: Creation·Evolution HeadlinesAmazing Fossils: Do They Help Darwin? 19/03/2009
Redacción: David Coppedge © 2009 Creation Safaris – www.creationsafaris.com
Traducción y adaptación: Santiago Escuain — © SEDIN 2009 – www.sedin.org

Publicado por Santiago Escuain en 14:00 Etiquetas: , , , , , , , , ,

Published in: on +00002010-01-24T02:26:09+00:0031000000bSun, 24 Jan 2010 02:26:09 +0000UTC 23, 2008 at 11:59 am01  Comments (2)  
Tags:

The URI to TrackBack this entry is: https://logos77.wordpress.com/2010/01/24/%c2%bfevolucion-o-creacion-fosiles-asombrosos/trackback/

RSS feed for comments on this post.

2 comentariosDeja un comentario

  1. Estos fósiles no aportan contrariedad alguna a la evolución, por lo contrario, ¡la ayudan! La evolución no sucede igual en todas las especies, menos si estas no necesitan un cambio o adaptartse a ningún ambiente.
    Los pulpos por ejemplo, se desempeña muy bien en su medio: no necesitan casi cambios, por ende mantienen su estructura igual todo el tiempo que se pueda. Es un ejemplo similar a los tiburones, que provienen de una epoca anterior a los dinosaurios y aún conservan su forma básica, y aunque algunos se extinguieron (como el gigantesco megalodón) su especie sigue siendo “perpetua”. Definitivamente no hay más ciego que quien no quiere ver.
    Saludos

  2. Todo esto demuestra una vez mas que solo hay evidencia de microevolución, o sea, cambios pequeños dentro de la misma especie, los cuales tecnicamente no constituyen evolución, sino adaptación o variación codificada desde siempre en el genoma de cada especie.

    Cada día tenemos más conocimientos sobre la complejidad e información de la célula a nivel molecular y se están descubriendo capas sobre capas de información adicionales que no se conocian antes, lo que hace mas y mas improbable que estas estructuras se hayan formado sin una dirección o diseñador superinteligente, preciso, complejo y metódico. Matemáticamente es una mostruosidad impensable. Esto dicho por Matemáticos respetados que además son agnosticos como David Berlinski y otros.

    Es la nueva rama de la genética llamada epigenética.

    Esto añade mas dudas sobre el Darwinismo por si no hubiera bastantes.

    Saludos


Deja un comentario

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s