No Hay Otra Salida (Tercera Parte)

Continuamos con Caminos Errados

Mandamientos

Otras personas piensan que pueden salvarse porque, según ellas, guardan los mandamientos de la Ley de Dios.

Pero Jesús dijo: “Ninguno de vosotros cumple la ley” y le creo a Él más que a ti. Tú no has guardado los mandamientos y lo sabes. En una u otra ocasión de tu vida quebrantaste cada uno de ellos de una forma o de otra. La Biblia dice: “Cualquiera que guardare toda la ley, pero ofendiere en un punto, se hace culpable de todos (Santiago 2:10). Con un solo punto, un pecado, un mandamiento quebrantado, y has quebrantado toda la ley.

Entonces, estás sentenciado, estás condenado; eres un pecador. Has traspasado la ley y eres culpable.

¿Qué harás ahora? “Ah—dirás–, voy a doblar la hoja y a vivir una vida justa. No volveré a quebrantar los mandamientos”. ¿No? Eso no es muy seguro; con toda franqueza, no me atrevo a confiar en ti. Pero supongamos que puedes hacerlo: ¿Qué tal del pasado? ¿Y los mandamientos quebrantados? ¿Los pasará Dios por alto?

Seguro que no. Habrás de responder de cada pecado a no ser que permitas que Cristo conteste por ti. Él nunca quebrantó los mandamientos, vivió sin pecado; guardó la ley perfectamente. Pero debido a que tú no la podías cumplir, tuvo que hacerse una expiación y ofrecer un sacrificio. Y ahora Él, el Cordero de Dios es mi sacrificio. ¿Por qué no le permites que también sea el tuyo? Las páginas limpias son hermosas y una vida limpia es ideal, pero recuerda que tienes que admitir las viejas páginas con sus manchas de pecado. Dios no las pasará por alto. Deben ser lavadas y limpiadas. Toda deuda debe ser cancelada. ¿Y qué puede limpiar tu pecado? Sólo la sangre de Jesús.

La reforma es buena, pero no imparte vida, no cambia el corazón. Puedes vestir a un soldado raso con el uniforme de oficial, pero sigue siendo un soldado raso. Puedes adoptar las formas y el lenguaje de un cristiano, pero seguirás siendo un pecador. “Es necesario nacer otra vez”.

Suponte que tienes una factura pendiente de pago en una tienda y que un día te dispones a pagarla, pero no lo haces. ¿Borrará esto tu deuda? Seguro que no; la deuda quedará allí hasta que sea cancelada. Puedes volver la hoja si quieres, puedes disponerte a guardar los mandamientos si te es posible, pero ¿qué hay de los ya quebrantados?

Imagina que alguien va y paga tu deuda. ¿Qué pasa entonces? Que puedes empezar de nuevo. Paga hasta ahora y todo irá bien.

Querido amigo, Cristo pagó tú deuda. Él ha expiado todos los mandamientos que tú has quebrantado, todos los pecados que has cometido. Créelo, dale las gracias y sé libre.

Tan razonable es hablar de guardar la ley para ser salvo como ofrecer un libro de medicina al enfermo de un sanatorio. Él tiene un cáncer y necesita ser curado. Tú también estás enfermo: tienes el cáncer del pecado. Necesitas a alguien que te quite tu enfermedad y te dé su salud, no un libro de medicina.

Pablo tuvo una batalla interminable con los judaizantes de su día acerca de la ley. La llamó “La religión de los judíos” y se volvió de ella a Cristo. Escucha ahora lo que escribió:

“Por las obras de la ley ningún ser humano será justificado delante de él… pero ahora, aparte de la ley, se ha manifestado la justicia de Dios… Concluimos, pues, que el hombre es justificado por la fe sin las obras de la ley” (Romanos 3:20-28). “Por la ley ninguno se justifica” (Gálatas 3:11) “El hombre no es justificado por las obras de la ley… “Si por la ley fuese la justicia, entonces por demás murió Cristo” (Gálatas 2:16-21).

Ref. Oswald Smith

Published in: on +00002010-01-24T11:20:44+00:0031000000bSun, 24 Jan 2010 11:20:44 +0000UTC 23, 2008 at 11:59 am01  Dejar un comentario  
Tags:

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s