¿Los dinosaurios evolucionaron desde las aves?

9 febrero 2010 — Oímos con frecuencia que las aves evolucionaron a partir de los dinosaurios. Al revés, replican algunos científicos de la Universidad Estatal de Oregón [OSU]. Según PhysOrg, el estudio del modelo biplanar recientemente publicado de Microraptor gui demuestra que a los dinosaurios terópodos no les brotaron alas y comenzaron a volar; más bien que perdieron la capacidad de volar después que sus aves antecesoras descendiesen de los árboles.

 

Espécimen de Microraptor gui, en el Museo Paleozoológico de China.
Fotografía cortesía de: Captmondo

 

 

Su respuesta demuestra cómo los mismos datos pueden ser considerados de diferentes formas. Y se muestran intransigentes acerca de esto: «El peso de la evidencia sugiere ahora que no sólo las aves no descendieron de dinosaurios», dice John Ruben de la OSU, «sino que algunas especies que ahora se cree que son dinosaurios pueden haber descendido de aves». Se siente feliz de ver un avance fundamental frente a la opinión convencional. «Esta cuestión no está en absoluto resuelta. Simplemente, han demasiadas incongruencias en el concepto de que las aves tuvieron antecesores dinosaurios, y este nuevo estudio es un suma y sigue a las mismas.»

Ruben cree más bien que los terópodos y las aves tuvieron un antecesor común, y que las aves evolucionaron para formar variedades no voladoras, incluyendo ráptores como el Velociraptor. «Esto puede que resulte muy ofensivo para muchas personas, pero es perfectamente coherente», mantiene él.

Ruben describe a los científicos de la Universidad Estatal de Oregón como inconformistas ante el consenso, junto con otros en la Universidad Estatal de Florida, en particular a Alan Feduccia, un crítico de siempre del consenso «dinosaurios a aves».

La investigación realizada en la OSU sobre biología y fisiología de las aves ha estado suscitando interrogantes acerca de esta cuestión desde la década de 1990, a menudo en solitario. Más científicos y otros estudios están ahora enfrentándose a la misma premisa, dice Ruben. Las viejas teorías resultaron populares, tenían atractivo ante el público, y «muchos veían lo que querían ver», en lugar de proceder a una interpretación cuidadosa de los datos, prosigue diciendo.

O también «Parece que nunca dejan de aparecer unos fastidiosos nuevos fósiles … en acusado contraste con la opinión convencional», escribe Ruben en su comentario en PNAS. «Dados los caprichos del registro fósil, se deberían considerar con cautela las actuales nociones de una resolución casi cercana de muchos de los interrogantes más fundamentales acerca de formas que se extinguieron hace mucho tiempo.»

El comentario de Ruben en el que critica la «opinión establecida» sobre la evolución de las aves se publicaba hoy en PNAS.1 Este comentario concluye con una advertencia a sus colegas a ser cautos en la interpretación de los fósiles. Se refiere a que «datos muy recientes sugieren que muchos terópodos claramente corredores que antes se creía que poseían plumas pueden no haberlas poseído, y que los dromeosáuridos, el grupo del que se supone que derivaron las aves, puede que ni hubiesen sido dinosaurios». Por tanto, los científicos deberían ser cautos acerca de considerar que las controversias están resueltas. «Lo que vaya a saltar de la caja la próxima vez es imprevisible


1. John Ruben, «Paleobiology and the origins of avian flight», Proceedings of the National Academy of Sciences EE. UU. (PDF), 9 de febrero de 2010, doi: 10.1073/pnas.0915099107.

De modo que los científicos veían lo que querían ver. Siguiente pregunta: ¿Por qué querían verlo de esta manera? La mano invisible de Darwin controla las anteojeras sobre sus ojos. La opinión convencional es a menudo un oxímoron. Aflige a los que la padecen con sofoximoronía (comentario de 02/02/2008, en inglés). La sabiduría exige romper con las convenciones, especialmente las científicas, donde las ideas erróneas se refuerzan mutuamente. ¡Ánimo a los inconformistas! En este caso, Ruben no es todo lo inconformista que debería ser. Lo que tiene que hacer es quemar su carné del Partido Darwino-Materialista y unirse a la revolución del Diseño Inteligente.


Fuente: Creation·Evolution HeadlinesDinosaurs Evolved from Birds 9/02/2010
Redacción: David Coppedge © 2010 Creation Safaris – www.creationsafaris.com
Traducción y adaptación: Santiago Escuain — © SEDIN 2010 – www.sedin.org


Publicado por Santiago Escuain para Boletín de SEDIN el 2/13/2010 11:27:00 PM

Published in: on +00002010-02-15T09:53:39+00:0028000000bMon, 15 Feb 2010 09:53:39 +0000UTC 23, 2008 at 11:59 am02  Dejar un comentario  
Tags:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s