Freud fuera — ¿quién es el próximo?

 

15 octubre 2009 — ¿Recordamos a Sigmund Freud? Era el favorito de la psicología cuando el siglo XIX pasó al siglo XX. Era adulado por todos los científicos de su tiempo como uno de los grandes modernos pensadores (junto con Marx y Darwin). Su impacto sobre el pensamiento moderno fue incalculable. Nos dio palabras como el id, ego y superego y conceptos como «el inconsciente», que siguen presentes en nuestro contexto cultural. Incontables personas han tratado de encontrar significados ocultos en sus sueños, y se han preocupado por el complejo de Edipo, y por la retención anal y la envidia del pene, basándose en sus «percepciones». Las gentes se han gastado millones de dólares tendiéndose en divanes para que su «encogecabezas» les realizasen un «psicoanálisis» para tratar cualquier clase de enfermedad mental —algunas de ellas, como la histeria, provocadas sin duda por el poder de la sugestión al llegar a conocer las descripciones de estas enfermedades.

¡Qué hubieran pensado estas gentes si en 1909 un viajero del tiempo les hubiera traído de vuelta esta cita de Nature de cien años más tarde!:1

El divan de Freud — centro de manipulación imaginativa mediante una astuta charlatanería, el psicoanálisis, nunca fundamentado en datos reales, ha caído en el descrédito más absoluto.
Imagen: Konstantin Binder

 

Cualquiera que lea las obras originales de Sigmund Freud podría quedar ciertamente seducido por la belleza de su prosa, la elegancia de sus argumentos y la agudeza de su intuición. Pero los que están basados en la ciencia se sentirán también sacudidos por el desenfreno con el que elaboraba sus teorías sobre la base de una ausencia esencial de prueba empírica. Esta es una de las razones principales por las que en psicoanálisis de tipo freudiano ha pasado desde hace mucho tiempo a estar fuera de moda: su coste enorme —el tratamiento puede extenderse a lo largo de los añosno está compensado por pruebas de eficacia.

El propósito del editorial de Nature era el de refrenar la actual práctica decadente de la psicología con esta lección del pasado. «Si la psicología clínica en los Estados Unidos ha de permanecer como algo viable y relevante en los actuales sistemas sanitarios, tiene que abrazar la ciencia de forma pública». ¿Ha aprendido la neurociencia cognitiva las lecciones del pasado? Por lo que parece, la respuesta es que no: «Existe un imperativo moral de hacer volver el arte de la psicología —en peligro de caer, al modo freudiano, fuera de moda— a que sea una ciencia robusta y valorada, informada por la mejor investigación disponible y a la mejor prueba económica».2 Claro, lo que los editores no hacen es identificar los fundamentos de la moralidad, de una ciencia robusta o de ningunos valores.


1. Editorial, Nature 461, 847 (15 octubre 2009) | doi:10.1038/461847a.

2. One of the suggestions in the editorial was to set up a government agency like the UK’s National Institute for Health and Clinical Excellence (NICE) responsible for determining the efficacy of treatments before authorizing funds, even though the editors realize that it “represents the epitome of big-government intrusion into individual freedom of choice….”

¿Podría Darwin caer también de su falso pedestal? ¡Desde luego! Contemplemos los dioses menores del triunvirato, Marx y Freud. Excepto por unos pocos irreductibles en la Academia, sus vastos imperios intelectuales han «caído de la moda». Sí, sigue habiendo dictaduras totalitarias en China, Vietnam, Cuba y Corea del Norte que en lo externo se aferran al icono de Marx, pero nadie realmente se cree ya más el cuento del materialismo dialéctico y de la dictadura del proletariado. Las bases filosóficas y empíricas del marxismo y del freudianismo (si jamás las hubo) se han hundido totalmente. En nuestros días, todos los que crean que Marx era un hombre brillante deberían visitar los Gulags y hacer una gira de los campos de las matanzas, y ver los documentales de la caída del Muro de Berlín. Y todo el que crea que Freud era un genio tendría que ir al psicoanalista …

Lo triste es que ideas aun peores han surgido tras la estela de Marx y Freud. La psicología clínica ha sido una comedia (y tragedia) de ideas autorrefutantes y contradictorias —algunas de ellas bordeando lo criminal, en prácticas como el electroshock y la lobotomía, otras simplemente estrafalarias o bobas, como hacer que personas vulnerables se desnuden ante sesiones de terapia de grupo y se sometan al ridículo. Ahora vemos que las teorías psicológicas y los tratamientos de Freud eran meros inventos, propuestas arbitrarias, modas carentes de datos. Era un artista del fraude: Freud Fraude el Magnífico. Fue un hombre que seducía a las mujeres con la «hermosura de su prosa» y que sedujo a todo un mundo con la «elegancia de sus argumentos». Suena igual que El Origen de las Especies.

La inminente caída de Darwin (16/10/2009) no introducirá automáticamente un mundo de paz e integridad intelectuales. El diablo ya se cuidará de seguir sembrando confusión. El vacío que queda ante la caída de las malas ideas debería ser llenado rápidamente con buenas ideas. Lo que es necesario es difundir las buenas nuevas fundamentadas en un sólido cimiento. Muchas personas desilusionadas van a necesitar escuchar al Admirable Consejero.

  

<!–[if !supportLists]–>

<!–[if !supportLists]–><!–[if !supportLists]–><!–[if !supportLists]–><!–[if !supportLists]–><!–[if !supportLists]–><!–[if !supportLists]–>


Fuente: Creation·Evolution HeadlinesFreud’s Out; Who’s Next? 15/10/2009
Redacción: David Coppedge © 2009 Creation Safaris – www.creationsafaris.com
Traducción y adaptación: Santiago Escuain — © SEDIN 2009 – www.sedin.org


Publicado por Santiago Escuain para Boletín de SEDIN el 11/30/2009 10:53:00 AM


Lecturas recomendadas:

Published in: on -12002010-03-23T11:50:15-12:0031000000bMar, 23 Mar 2010 11:50:15 -1200-12:00 23, 2008 at 11:59 am03  Comments (1)  
Tags:

The URI to TrackBack this entry is: https://logos77.wordpress.com/2010/03/23/freud-fuera-%e2%80%94-%c2%bfquien-es-el-proximo/trackback/

RSS feed for comments on this post.

One CommentDeja un comentario

  1. Freud nunca, nunca aplicó el metodo científico, se convirtió en una especie de celebridad publica, y su legado intelectual de algún modo es lamentable.


Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s