Louis Pasteur y Billy Graham: Dos historias impactantes.

Se dice que un día el conocido científico Luois Pasteur iba de viaje en tren. Cuando vinieron a revisar su billete el Dr. Pasteur no lo encontraba por ninguna parte. Por más que miró en todos sus bolsillos, su billetera, y su equipaje, el billete no aparecía.

El revisor le dijo: “No se preocupe, Dr. Pasteur, todos sabemos quien es usted”. Cuando el revisor estaba a punto de salir del vagón del tren donde viajaba el científico, el revisor miró hacia atrás y vio a Pasteur que se había levantado y buscaba el billete debajo del asiento y por el suelo. El revisor volvió a donde el científico estaba y le dijo:  “Sr. Pasteur, Sr. Pasteur, no se preocupe por el billete, yo sé quién es usted y todos aquí sabemos quién es usted. No hay ningún  problema”.  A lo cual el Sr. Pasteur le respondió: “ Cabellero, yo también sé quién soy, pero lo que no sé es a donde voy”.

Billy Graham fue invitado a ofrecer una oración en una ceremonia donde asistían un gran número de invitados.

Cuando se preparaba para ese día se dieron cuenta que no tenía un traje que ponerse que estuviera en buenas condiciones. Decidieron comprarle uno nuevo.

Como Billy Graham ya era de edad avanzada y no asistía hacía tiempo a eventos de este tipo, él tomó una decisión sobre ese traje nuevo.

En el curso de la ceremonia y cuando daba un pequeño discurso, Billy dijo que se había tenido que comprar un traje nuevo para esa ocasión especial pero que no le importaba haberse gastado el dinero porque él sabía que un día no muy lejano se iría de este mundo camino del cielo donde estaría para siempre con el Señor Jesucristo, y que ese traje sería el traje con el que se enterraría.

Dios historias y dos personajes famosos. Uno no sabía a donde iba. El otro sabía perfectamente a donde iba después de su muerte.

Y tú, ¿ya sabes a donde irás?

Juan 14:1-6 (Reina-Valera 1960)

Juan 14

Jesús, el camino al Padre

1 No se turbe vuestro corazón; creéis en Dios, creed también en mí.

2 En la casa de mi Padre muchas moradas hay; si así no fuera, yo os lo hubiera dicho; voy, pues, a preparar lugar para vosotros.

3 Y si me fuere y os preparare lugar, vendré otra vez, y os tomaré a mí mismo, para que donde yo estoy, vosotros también estéis.

4 Y sabéis a dónde voy, y sabéis el camino.

5 Le dijo Tomás: Señor, no sabemos a dónde vas; ¿cómo, pues, podemos saber el camino?

6 Jesús le dijo: Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí.

Mediten en esta historia porque todos tenemos un destino. Ahora es el día de salvación, mañana será demasiado tarde.

2 Corintios 6:1-2

Published in: on +00002010-06-23T14:33:43+00:0030000000bWed, 23 Jun 2010 14:33:43 +0000UTC 23, 2008 at 11:59 pm06  Dejar un comentario  
Tags:

The URI to TrackBack this entry is: https://logos77.wordpress.com/2010/06/23/albert-einstein-y-billy-graham-dos-historias/trackback/

RSS feed for comments on this post.

Deja un comentario

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s