Pescadores de Hombres (Tercera Parte)

 

 

El papel del Espíritu Santo al ganar almas

 

  1. El Poder del Espirítu Santo Es La Suprema Condición Para El Éxito

Lucas 24:49. Hechos 1:8

  1. La Obra Especifica Del Espíritu Santo

Juan 16:8. Lea también los versículos 9-11.

  1. Convierte al Pecador

Juan 3:5-8

Es el Espíritu Santo quien realmente convierte  y regenera el alma. El Espíritu implanta vida nueva en el pecador, llevando a aquel que estaba muerto en delitos y pecados a nacer a una nueva y viva relación con Cristo.

 

Cómo Recibir El Poder Del Espíritu Santo

Leemos en el libro de los Hechos, cómo los discípulos fueron repetidamente llenos del Espíritu Santo. El Señor nos manda en Efesios 5:18 “Sed llenos del Espíritu”. ¿Qué significa esto?

Cuando aceptamos a Cristo como nuestro Salvador y nacemos de nuevo en la familia de Dios, el Espíritu Santo viene inmediatamente a morar en nosotros, no importa lo imperfectos seamos (Romanos 8:9, 1 Corintios 3:16; 6:15, 19, 12:13).

Sin embargo, para ser llenos del Espíritu Santo debemos rendir nuestro cuerpo y nuestra voluntad al Espíritu Santo quien mora en nosotros, para que él pueda obrar libremente en y por medio de nosotros.

Alguien dijo: “Una cosa es tener al Espíritu Santo y otra es que el Espíritu Santo nos tenga a nosotros”.

Así que ser llenos del Espíritu Santo significa estar totalmente rendidos a su control. Eso es lo que Pablo quiso decir en Efesios 5:18.

Hay que decir que hay un PRECIO que pagar por este poder. El Espíritu Santo no llena con su poder a un vaso sucio o no consagrado. Debemos estar “santificados y dispuestos para el servicio del Maestro”. Debemos confrontar “las obras de la carne”, y hay un solo remedio prescrito: ¡LA CRUCIFIXION! Esto significa morir a uno mismo a “los deseos de la carne, los deseos de la mente y la vanagloria de la vida” (1 Juan 2:15-16).

La Crucifixión es dolorosa. Habrán circunstancias en las cuales el Espíritu nos guiará a la humillación de la confesión pública abierta a alguien a quien posiblemente hemos ofendido (Mateo 5:23, 24). La crucifixión no se puede evitar, sólo puede ser retardada hasta el tribunal de Cristo, donde las obras de la carne (“ . . .madero, heno, hojarasca . . .) serán manifestadas y juzgadas.

La Plenitud Del Espíritu se recibe por Fe

 Jesús dijo: “. . .todo lo que pidiereis orando,  creed que lo recibiréis y os vendrá”.

La garantía de nuestra fe se encuentra en las promesas de Dios. Una vez hemos encontrado la promesa, debemos tomar esa promesa y presentarla a El orando:

“Padre, Celestial, deseo la plenitud del Espíritu Santo y su poder en mi vida. Tú has dicho en tu Palabra: “Pues si vosotros, siendo malos, sabéis dar buenas dádivas a vuestros hijos, ¿Cuánto más vuestro Padre Celestial dará el Espíritu Santo a los que se lo pidan?”(Lucas 11:13).

La Necesidad de Ser Llenado Continuamente

En el día de Pentecostés los discípulos “. . .fueron llenos del Espíritu Santo” (Los Hechos 2:4). Como resultado unas tres mil personas fueron salvas. Después vino la persecución, y los discípulos se juntaron para orar por nuevo poder y audacia (Hechos 4:29).

La Tarea de un Ganador de almas

 

Abrir los ojos del pecador.

El hombre estando muerto en sus delitos y pecados (Efesios 2:1), no se da cuenta de que el pecado lo ha arruinado. En el mundo físico, un hombre ciego de nacimiento no se daría cuenta de su ceguera si no fuera por el hecho de que llegara a estar en contacto con alguien que sí puede ver. Así es con los ciegos espirituales; es necesario convencerles de que son pecadores y culpables. Esto se llama CONVICCION.

Cuando a David se le enfrentó con su pecado de adulterio y asesinato, sus ojos fueron abiertos y exclamó: “Pequé contra Dios” (2 Samuel 12:13). “Porque yo reconozco mis rebeliones, y mi pecado está siempre delante de mí” (Salmo 51:3). Sus ojos fueron abiertos y reconoció su pecado.

Sí, a los hombres se les debe hacer comprender lo horrendo que es su pecado a los ojos de Dios, y las consecuencias terribles que produce. Es decir, necesitan ver su necesidad de un Salvador. Si los hombres no se dan cuenta de su necesidad de Cristo, no clamarán por ayuda. Pedro después de haber caminado sobre el mar una corta distancia, empezó a hundirse. Exclamó con angustia: “¡Señor, sálvame!” (Mateo 14:13).

Así también, cuando los ojos de un pecador se abran a la realidad de su necesidad espiritual, él también clamará: “¡Señor, sálvame!”.

Ayudarlos a salir de Las Tinieblas a la Luz

Un pecador bajo convicción está andando a tientas en la oscuridad. Busca una manera de salir de su miseria; trata de encontrar alivio. Antes de que esa alma despertada y consciente de su necesidad y peligro caiga otra vez adormecida, debemos mostrarle en la Palabra de Dios que Jesús es “el camino, la verdad, y la vida”, y que Él es Quien puede satisfacer su necesidad espiritual. Por el poder convencedor del Espíritu Santo, será guiado de las tinieblas a buscar la ayuda salvadora que se encuentra en Cristo.

Ayudarlos a salir del Poder de Satanás a Dios

Después de que una persona se da cuenta de que Jesús puede de veras saciar su necesidad espiritual, es nuestra tarea, por medio del Espíritu Santo, guiarle a una comprensión más completa de la salvación y su aceptación de ella. Esta persona, como el hombre ahogándose, está todavía en el mar del poder de Satanás, sin poder escapar del pecado que lo mantiene subyugado. En este punto, es trágico menospreciar a nuestro enemigo, “Porque no tenemos lucha contra carne y sangre, sino contra principados, contra potestades, contra los gobernadores de las tinieblas de este siglo, contra huestes espirituales de maldad en las regiones celestes”.

Satanás tiene control absoluto sobre el pecador, pues lo toma cautivo a su voluntad (2 Timoteo 2:26). Sin embargo, no debemos temer, sino pelear la batalla con fe, “porque las armas de nuestra milicia no son carnales, sino poderosas en Dios para la destrucción de fortalezas” (2 Corintios 10:4).

Acordémonos que nosotros también fuimos librados de la “. . . potestad de las tinieblas, y trasladados al reino de su amado Hijo” (Colosenses 1:13).

Mientras el pecador perdido mira a Cristo, quien es su único socorro, usted debe instarle con mucha oración, a buscar esta ayuda. El hijo pródigo vio su necesidad; se dio cuenta que podía obtener ayuda de su Padre (Lucas 15:18).

Recientemente hablé con un oficial de la marina, que había pasado cuatro años estudiando para ser pastor. A última hora, en vez de graduarse como ministro, entró en la marina porque sabía que algo faltaba en su vida. Sabía que era pecador. Sabía que Cristo murió por sus pecados y podía saciar su necesidad espiritual, pero nadie le había dicho la sencilla verdad de que él debía pedir directamente a Cristo que entrara en su corazón y llenar así su necesidad de salvación.  Una vez le fue mostrada esta verdad, se arrodilló, y lo pidió e inmediatamente sucedió la transformación que había esperado toda su vida. Así que para librar a un pecador necesitado del poder de Satanás, anímele a pedir directamente a Cristo que lo salve.

Para Que Reciban Perdón de Pecados

En el mismo momento que el pecador pide a Cristo perdón, lo recibe y es justificado. Ante Dios, es como uno que nunca hubiere pecado. Por la gracia de Dios, el pobre pecador egoísta y rebelde, recibe misericordia y completo perdón de todos sus pecados. Nuestra tarea con la ayuda del Espíritu Santo, es la de animar al pecador arrepentido a recibir este perdón. Debe ver lo real de la oferta de Dios, (Efesios 2:8-9).

Ref. Escuelas Fuentes de Luz

Santa Biblia vs. Reina Valera

 

Published in: on +00002010-09-17T10:56:32+00:0030000000bFri, 17 Sep 2010 10:56:32 +0000UTC 23, 2008 at 11:59 am09  Dejar un comentario  

The URI to TrackBack this entry is: https://logos77.wordpress.com/2010/09/17/pescadores-de-hombres-tercera-parte/trackback/

RSS feed for comments on this post.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s