Analogía del Rapto en Juan 14:3 y una Boda Judía

Juan 14:1-3

“No se turbe vuestro corazón; creéis en Dios, creed también en mí.

En la casa de mi Padre muchas moradas hay; si así no fuera, yo os lo hubiera dicho; voy, pues, a preparar lugar para vosotros.

Y si me fuere y os preparare lugar, vendré otra vez, y os tomaré a mí mismo, para que donde yo estoy, vosotros también estéis”.

 

La descripción del Señor Jesús en su venida para recibir a la iglesia es análoga a las costumbres de una boda Judía. Igual que el novio judío toma la iniciativa en el matrimonio dejando la casa de su padre y viajando al hogar de su futura esposa, así Jesús dejó la Casa de Su Padre en el cielo y viajó a la tierra, el hogar de Su futura Esposa, la Iglesia, hace aproximadamente dos mil años.

De la misma manera que el novio judío viene a la casa de la novia para concertar un compromiso de matrimonio, Jesús vino a la tierra para establecer un Pacto con la iglesia. La misma noche que Jesús hizo la promesa de Juan 14:3, también instituyó la comunión.

Igual que un novio judío paga un precio para establecer el compromiso con su futura esposa, Jesús pagó el precio de su compromiso por su iglesia; Su sangre.

De la misma forma que el novio y la novia beben una copa de vino para celebrar el compromiso de boda, Jesús y sus discípulos bebieron la copa de vino que representaba el pacto de su muerte.

Igual que el novio judío regresa a la casa de su padre por un periodo determinado, (normalmente un año), Cristo permanece separado de su iglesia por dos mil años.

Paralelamente a la costumbre judía de preparar un lugar para habitar con su esposa en la casa de su padre, Cristo está preparando un lugar para su iglesia en la Casa de Su Padre.

De la misma forma que el novio judío vuelve a buscar a su prometida al final del periodo de separación, así Cristo volverá a buscar a su iglesia para llevarla a la casa del Padre a vivir con Él al final del tiempo señalado.

Como una comitiva compuesta del novio y varones de la familia o amigos vienen a escoltar a la novia desde su casa a la casa del novio, así Cristo y los ángeles vendrán a escoltar a la iglesia para arrebatarla de la tierra (1 Tesalonicenses 4:16-17).

La novia judía no sabía el tiempo exacto en que el novio volvería a buscarla.

La iglesia no sabe qué día Cristo vuelve a por ella.

Tal como el novio y la novia de una boda judía permanecen encerrados durante siete días en su aposento de la casa del padre, Cristo y la iglesia permanecerán escondidos de todos durante siete años después que lleguen al cielo.

De forma similar a como los novios judíos salen de su encierro después de siete días ya con el velo removido para que todos sepan quién es la novia, Cristo y la iglesia saldrán de su encierro después de siete años (última semana de las setenta semanas de Daniel) para que todos sepan quién es la verdadera iglesia y se revelarán a todos.

Pablo escribió en Colosenses 3:4

“Cuando Cristo, que es vuestra vida, se manifieste, entonces vosotros seréis manifestados con él en gloria”.

Ref. “Maranatha, nuestro Señor Viene”, Renald Showers

Santa Biblia, Reina Valera

Published in: on +00002010-11-26T15:08:49+00:0030000000bFri, 26 Nov 2010 15:08:49 +0000UTC 23, 2008 at 11:59 pm11  Comments (4)  

4 comentariosDeja un comentario

  1. Hola a todos!

    Como me preguntan qué me parece este artículo (en un comentario a “Fotones, Imágenes, Materia y Espíritu”, voy a dar mi sencilla opinión.

    Siempre es maravilloso y enriquecedor descubrír las figuras mediante las cuales las Escrituras van revelando y develando los misterios y el Plan de Dios.

    Pero en este caso particular, me resultó sumamente interesante, porque me ha ayudado a sumar razones lógicas en cuanto a la posición pretribulacional del Rapto, tema que considero muy caro a la sensibilidad de todo creyente, y como expectatativa que llena de esperanza.

    En un momento tan especial de la historia de la humanidad, como es el que estamos transitando, me uno a Uds. en un sentido ¡Maranatha!

  2. AMADO HERMANO

    COMO CREES QUE ESTARAS EN EL RAPTO SI NI SIQUIERA SABES ESE GRAN MISTERIO DE CRISTO Y LA IGLESIA.

    ESO NO PIENSES QUE LO ENCONTRARAS EN LOS ESTUDIOS BIBLICOS, MENOS ESTUDIANDO TEOLOGIA.

    EL SEÑOR JESUS LE DIJO A PEDRO ESTO NO TE LO REVELO CARNE NI SANGRE SINO MI PADRE QUE ESTA EN LOS CIELOS.

    ASI OREMOS POR ESTA REVELACION

    GRACIAS

  3. Con todo respeto a todos los que participan de este articulo, no hay que orar por la revelacion, Dios ya la dio y esta en su palabra escrita, hay es que sacar tiempo para estudiarla y conocerla, del resto se encargara Dios mismo pues es la parte que le corresponde a El. No hay que esperar una nueva revelacion pues no la hay, pues ya sabemos por las escrituras que Cristo es el fin de la revelacion.
    Un abrazo. Gloria y honor al Dios de la creacion.

  4. Hola Fernando, bienvenido. Gracias por tu comentario.

    Estoy totalmente de acuerdo con lo que has dicho. La revelación de Dios es Su palabra y está completa. No se le puede añadir ni quitar nada.

    Lo principal es estudiarla, creerla, aplicarla y enseñarla. ¡Hay tanto que aprender en ella!

    Espero que participes de nuevo.

    Bendiciones en Cristo


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s