«Érase una vez …» — El Caballito de Mar …

 
 
1 febrero 2011 — El reportaje titulado «Cómo el Caballito de Mar Pudo Haber Conseguido su Forma» (itálicas añadidas) recurre al método del cuento fantasioso (p. ej., «Cómo la Cebra Consiguió Sus Rayas», el cuento de Rudyard Kipling). ¿Acaso el evolucionista estaba cubriéndose las espaldas con el «pudo»? Luego, PhysOrg proseguía este pensamiento posibilista con su subtítulo: «La forma del caballito de mar ha desconcertado durante mucho tiempo a los biólogos marinos, pero una nueva investigación sugiere que la singular forma del caballito de mar puede haber evolucionado para permitirle atrapar el alimento cuando estaba más lejos». Puede haber, pudiera haber sido; este es el poder de la sugestión. Pero el comunicado de BBC News de deshacía de toda cautela, y declaraba que la forma del cuerpo del caballito de mar ha quedado «explicada».

La forma del hipocampo, o caballito de mar, ha sido un enigma para los biólogos; la narración de cuentos darwinistas no constituye explicación. En la imagen aparece el Hippocampus elongatus. Fotografía cortesía de Denise Chan

 

El cuentacuentos es un científico belga, Sam Van Wassenbergh (Universidad de Amberes). Procede a comparar los caballitos de mar con sus supuestos parientes, los peces pipa, o peces aguja, que carecen de la curvatura característica de los caballitos de mar en su posición natatoria erguida. Descubrió que la curvatura ayuda al caballito de mar, un débil nadador, a aumentar su alcance de ataque para atrapar presas. Un videoclip explica la teoría, a lo que sigue este párrafo al final del reportaje en PhysOrg:
El doctor Van Wassenbergh decía que la conducta de captura de alimento hubiera aparecido primero y que luego la selección natural favorecería a los peces que poseyesen una mayor distancia de ataque. Según su investigación esto originó una presión selectiva para que aumentase el ángulo entre cabeza y tronco.
El videoclip era menos modesto acerca del cuento posibilista, y concluía: «… y de este modo es que el caballito de mar consiguió su forma».
Pero lo que Wassenbergh no nos explica es por qué los peces pipa no siguieron esta misma ruta, si esta es una estrategia tan buena para que la selección natural la trabaje. Lo cierto es que los peces pipa y los caballitos de mar parecen vivir en los mismos ambientes, y que funcionan igual de bien respecto a conseguir alimento y sobrevivir. Podríamos inventar un cuento igual de apasionante acerca de «Cómo el pez pipa consiguió su forma» —e imaginar cómo las presiones selectivas enderezaron el caballito de mar, tan desgarbado y lento nadador, para poder acercarse a su presa con más velocidad. Quizá un título más científico sería: «Por qué el Caballito de Mar Tiene su Forma», en lugar de «Como consiguió su forma». Entonces tendríamos una comunicación sobre biofísica, no un cuento sobre evolución.
Un reportaje algo más curioso en PhysOrg proponía que los peces-ángel pueden hacer matemáticas. Cuando se unen con un cardumen, o banco de peces, parece que siempre prefieren un tamaño de cardumen que tenga una razón de 1,8 superior a otro. El artículo manifestaba cautela acerca de lo que esto pudiera significar acerca del cerebro y de las capacidades del pez-ángel, e incluso acerca de si las observaciones se mantienen bajo otras circunstancias. Este segundo artículo no mencionaba ninguna evolución.

Pez-ángel, Pterophyllum scalare, del género usado en el estudio sobre elección de cardumen. Fotografía cortesía de Visa Kopu

¿Qué problema tienen los investigadores de los peces-ángel? No han hecho el trabajo bien desde un punto de vista de biología evolutiva. No nos cuentan ningún cuento acerca de cómo la evolución explica la mente matemática del pez-ángel.
En cambio, en el primer caso el investigador actúa como un verdadero biólogo evolutivo. La selección natural hizo recto al pez pipa, e hizo curvados a los caballitos de mar. Esto se conoce como una «explicación científica». Obtenemos resultados opuestos gracias a la misma ley natural, la ley de la selección natural (como dice el viejo adagio castellano sobre los tallistas de estatuillas: «si sale con barbas, San Antón, y si no, la Purísima Concepción»). Estos resultados contrarios pueden subsumirse bajo La Ley de que Las Cosas Pasan Porque Sí, que lo explica todo (véase el comentario bajo En busca de leyes para hacer científico el darwinismo para ver por qué esta ley «es científica»).
Si uno es más cauto, podrá decir que «Las cosas pudieran haber sucedido»; luego, como realmente son así, aunque no se sepa como realmente llegaron a ser así, uno recibe aclamación como El Científico —una especie de Sacerdote Mediador entre las misteriosas operaciones de un cosmos en evolución y el pueblo llano, al que se le proporciona la comodidad y la seguridad que proceden de la comprensión materialista. Una buena manera de alcanzar el conocimiento materialista supremo es sentarse en posición de loto y recitar el mantra Las coooooooooooooooooosas suceeeeeeeeeeeeeeeeeden hasta que descienda un estado de fusión con la nada … Entonces, por medio del Galumf se habrá alcanzado el estado de Niwrad (véase comentario a Convergencia: ¿Explicación, o táctica retórica de emergencia?).

Fuente: Creation·Evolution HeadlinesFishy Just-So Stories  29/1/2011

Redacción: David Coppedge © 2011 Creation Safaris – www.creationsafaris.com
Traducción y adaptación: Santiago Escuain — © SEDIN 2011 – www.sedin.org


Publicado por Santiago Escuain para SEDIN – NOTAS y RESEÑAS el 2/02/2011 01:01:00 PM

Published in: on +00002011-02-02T02:21:57+00:0028000000bWed, 02 Feb 2011 02:21:57 +0000UTC 23, 2008 at 11:59 am02  Dejar un comentario  

The URI to TrackBack this entry is: https://logos77.wordpress.com/2011/02/02/%c2%aberase-una-vez-%c2%bb-%e2%80%94-el-caballito-de-mar/trackback/

RSS feed for comments on this post.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s