¿Cómo es el verdadero Evangelio? (Primera parte)

Este es un breve estudio de la vida de Charles Finney, hombre de Dios que sacó a la iglesia de sus tiempos de la ortodoxia muerta en la que se encontraba cuando el Calvinismo reinaba en Nueva Inglaterra, Estados Unidos.

La iglesia de Nueva Inglaterra, básicamente representada entonces por los puritanos llegados de Holanda de iglesias Presbiterianas, era la iglesia oficial Protestante de aquellos tiempos. Una iglesia muerta donde el Espíritu de Dios estaba ausente. ¡Qué lejos estaba de la iglesia primitiva de Pentecostés! Se había convertido en mera ortodoxia.

Charles Finney nació el 29 de Agosto de 1792 en Connecticut, al noreste de Estados Unidos. En su juventud oyó sermones monótonos en su colegio de New England, los cuales no surgieron ningún efecto positivo en él. (Recordemos que antes de la era darwinista todos los colegios importantes enseñaban la Biblia o religión, dependiendo de las creencias religiosas de cada país). Sus padres quería que estudiara derecho y esto significaba estudiar leyes muchas de las cuales estaban basadas en las Sagradas Escrituras. Por consiguiente decidió estudar la Biblia.

Al comparar las enseñanzas bíblicas con las que se impartían por entonces en las iglesias calvinistas de esos tiempos, Finney descubrió una gran discrepancia. Cuando asistía a la iglesia oía términos religiosos que no entendía, ni que entendían los demás asistentes. Pero a medida que iba leyendo las palabras de vida de la palabra de Dios, el Espíritu de Dios empezó a revelarse a él.
Se extrañó que las oraciones que oía cada semana en la iglesia nunca eran contestadas ni los que las ofrecían esperaban que lo fueran. Leyó que Cristo afirmaba que Dios está mas dispuesto a darle el Espíritu Santo a los que se lo pidan que los padres están de darles alimentos a sus hijos (Mateo 7:7-11).
Exhortaban a todos a despertar y ser activo para el Señor orando que llegara un avivamiento y los impíos fueran salvos, pero continuamente confesaban que no veían ningún progreso en alcanzar el esperado avivamiento.

En un culto de oración le preguntaron a Finney si quería que oraran por él. Les contestó que no, porque no veía que Dios escuchara sus oraciones. Básicamente reconoció ser pecador y en necesidad de oración, pero que no veía que sus oraciones hicieran ninguna diferencia.

A medida que seguía estudiando la Biblia, Finney llegó a comprender que la razón de que sus oraciones no fueran contestadas era porque no se conformaban a las condiciones requeridas en la palabra de Dios para ello. No oraban con FE, en el sentido de esperar que Dios les concediera las peticiones que hacían, y por lo tanto no recibían respuesta a sus oraciones. (Santiago 1:6).

Los cristianos no solo somos salvos por FE, sino que debemos vivir por FE. “Sin FE es imposible agradar a Dios” (Hebreos 11:6).

Santa Biblia, vs. Reina Valera

Published in: on +00002011-07-23T04:24:19+00:0031000000bSat, 23 Jul 2011 04:24:19 +0000UTC 23, 2008 at 11:59 am07  Comments (5)  

5 comentariosDeja un comentario

  1. Sería bueno que leyeras la teología sistemática de Finney, y te hicieras la pregunta, ¿la teología de Finney, o la teología ortodoxa?

  2. Con todo respeto, sólo conozco el evangelio de Jesucristo, manoseado por los hombres a su sabor y antojo y de acuerdo a las conveniencias del momento, yo lo que les recomiendo es que lean las sagradas escrituras y que el Espíritu de Dios se derrame sobre cada uno de los que leen con fe la palabra, no soy ni de Calvino, ni de Finney, ni de Pablo, ni de Apolos ¡YO SOY DE CRISTO!

  3. Buenos días, Carlos

    Gracias por tu comentario. Lo que dices es cierto, y si todas las iglesias hicieran eso, no habría necesidad de aclarar estas cosas, pero no lo hacen y desvian a muchos.

    El apóstol Pedro dice que escrudriñemos la Escrituras. En ellas hay cosas díficiles de entender, y que algunos tuercen para su propia conveniencia, por eso debemos estar atentos, estudiar y analizar para enseñar el verdero evangelio puro. Pero podemos aprender mucho de hombres como este que fueron usados por Dios para traer reavivamiento a la Iglesia.

    Los pastores tienen que estudiar mucho para traer los mensajes en la iglesia, y tienen que estudiar toda la Biblia.

    Por eso llevas razón que no debemos decir que somos de uno o de otro, sino de Cristo. Eso es lo que apuntamos en este blog.

    Que el Señor te guie y te bendiga

  4. Buen artículo, soy cristiano y me gozo en ver que Dios es el mismo,
    no ha cambiado.
    Si no puedes contra la verdad debes unirte a ella, para nosotros esta premisa es necesaria, y si dejamos de lado lo que los hombres digan, hombres religiosos, no hombres espirituales, que eso es lo que Dios quiere que seamos, nos enfrentaremos de cara a Dios y Su Palabra, y su Espiritu nos indicará el camino, si Finney estaba en lo correcto gloria a Dios, ahora me toca a mí vivir la voluntad de Dios.
    bendiciones.

  5. Finney tenia razon sabia ocupar bien el evangelio como lo hacen hasta el dia de hoy Dante Gebel o Csh Luna o Joel Osteen o tantos otros. Es sin duda cierto que a tal punto pueden utilizarlo que la gran gran mayoria de las personas que sigue este tipo de evengelio no se percaten que estan siendo manipulados bajo emociones. Carlos Finney eso era ,un manipulador es el padre de todo aquellos.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s