Charles Finney recibió una unción especial del Señor para traer reavivamiento a la iglesia en Estados Unidos en el siglo XIX (Quinta parte)

Después de dieciséis horas de silencio total, Miss G— por fin abrió la boca para alabar al Señor con una canción en sus labios. Había salido de un hoyo profundo espiritual, y había sido llevada a la cima de una gran roca. Muchos que lo vieron, temieron. Declaró que había estado totalmente engañada. Durante ocho años había sido miembro de la iglesia y se consideraba cristiana, pero después del sermón de la otra noche se dio cuenta que nunca había conocido al Dios verdadero. Cuando la santidad de Dios fue resaltada, sus esperanzas se derrumbaron, y su perdición se hizo semejante a una ola que la arrastraba a las profundidades del abismo.
En este lugar encontré un buen número de teístas, algunos de alto standing en la comunidad y de inteligencia superior. Ellos se resistían al avivamiento espiritual, por lo que preparé un mensaje especial para el Domingo siguiente. Tan pronto como hube terminado, el líder del grupo se me acercó y me dijo: Sr. Finney, estoy convencido. Ha resuelto todas mis dudas, y quiero que venga a mi casa porque necesito hablar con usted.
Después de eso no volví a oír nada más sobre conductas dudosas en cuanto a sus testimonios cristianos, y estoy seguro que la mayoría se convirtió.

En toda la comunidad se notaba una gran convicción de pecado y alarma en cuanto a sus almas. El Señor trajo un avivamiento manifiesto en toda la región.
Charles Finney fue el más famoso de todos los evangelistas de Estados Unidos.
El Señor le dio a Finney el don de saber presentar el Evangelio de forma que cuando lo oías predicar no te quedaba duda en qué condición estaba tu alma.

Esto es algo que falta en casi todas las iglesias hoy día. Yo tuve el privilegio al principio de mi conversión, de estar en una iglesia con predicaciones muy parecidas a las de Charles Finney, por lo que le estoy muy agradecida al Señor por ese privilegio. Ahora me siento endeudada con Él porque “al que mucho se le ha dado, mucho le será requerido”.

Por eso hago lo que hago. El mandato del Señor Jesús fue:
“Id por el mundo y haced discípulos a todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, del Hijo, y del Espíritu Santo” (Mateo 28).

*De la biografia de Charles Finney

Published in: on +00002011-07-29T14:13:27+00:0031000000bFri, 29 Jul 2011 14:13:27 +0000UTC 23, 2008 at 11:59 pm07  Comments (2)  

The URI to TrackBack this entry is: https://logos77.wordpress.com/2011/07/29/charles-finney-recibio-una-uncion-especial-del-senor-para-traer-reavivamiento-a-la-iglesia-en-estados-unidos-en-el-siglo-xix-quinta-parte/trackback/

RSS feed for comments on this post.

2 comentariosDeja un comentario

  1. que bueno que ha habido hombres de DIOS espero que el señor siga levantando hombres de avivamientos llenos del espiritu santo amadores de las almas y no del dinero

  2. Hola Alex

    Gracias por tu comentario.

    Sí, es muy especial conocer hombres como Finney, Spurgeon, Willam Carey, Wesley, D. L. Moody, C. T. Studd, y tantos otros. Fueron una gran bendición para extender el evangelio en paises que no lo conocían, o que se habian quedado estancados en el legalismo, y necesitaban un reavivamiento.

    ¿De donde eres? ¿Eres nuevo por el blog?

    Bendiciones


Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s