No siempre es malo contristar a otros hermanos (2 Corintios 7)

Hay algunos creyentes que piensan que nunca debe haber diferencias entre hermanos Cristianos. ¿Es esto cierto?

El apóstol Pablo tuvo una experiencia con los Corintios donde se puede ver que Pablo contristó a estos hermanos debido a un problema en la iglesia que involucraba pecado que podía contaminar a toda la congregación. A este efecto les escribió una carta que los dejó bastante tristes.

Justo antes de esto, en 2 Corintios 6, Pablo les insta a los Corintios a permanecer apartados de la contaminación del mundo y les dice cómo hacerlo.

2 Corintios 6:14-17
“No os unáis en yugo desigual con los incrédulos; porque ¿qué compañerismo tiene la justicia con la injusticia? ¿Y qué comunión la luz con las tinieblas? ¿Y qué concordia Cristo con Belial? ¿O qué parte el creyente con el incrédulo? ¿Y qué acuerdo el templo de Dios y los ídolos? Porque vosotros sois el templo del Dios viviente, como Dios dijo:
Habitaré en medio de ellos, y seré su Dios, y ellos serán mi pueblo.
Por lo cual, salid de en medio de ellos, y apartaos, dice el Señor, y no toquéis lo inmundo; y yo os recibiré, y seré para vosotros por Padre, y vosotros me seréis hijos e hijas, dice el Señor Todopoderoso.
2 Corintios 7:1
Así que, amados, puesto que tenemos tales promesas, limpiémonos de toda contaminación de carne y de espíritu, perfeccionando la santidad en temor de Dios”.

Por lo tanto, como los Corintios habían permitido que en su congregación entrara uno que vivía en pecado, Pablo se sintió con la responsabilidad de advertirles del peligro de hacer tal cosa y les escribió una carta reprendiéndolos (1 Corintios 5). Esto los puso tristes, pero Pablo, que los quería muchísimo, sabiendo lo que pasaría, de todas formas hizo lo que convenía al reino de Dios sin preocuparse como afectaría esto a su relación con los hermanos de Corinto.
Si hoy día las iglesias practicaran esta disciplina bíblica, expulsando de la iglesia al que vive en pecado, no veríamos la contaminación que vemos en tantas partes. Muy pocas iglesias hacen esto, y solo las que de verdad intentan obedecer la palabra de Dios se atreven a ser decisivos para evitar la contaminación.

Si la Iglesia Católica Romana hubiera hecho esto con respecto a los pederastas, no se hubieran podido llevar a cabo los miles de casos de abusos a menores que clama al cielo. Pero dicha iglesia protegió a los curas criminales los cuales todos deberían estar en cárcel. Los líderes de dicha iglesia protegió durante años a todos estos y lo único que hacían con ellos es cambiarlos de domicilio, por lo que continuaron abusando de niños en otras partes. Jesús nos dice a continuación cómo evaluar a los que se dicen ser de él.

Jesús dice: “Por sus frutos conoceréis a los que son verdaderos” (Mateo 7:15-20).

Jesús ama a los niños y estos crímenes cometidos contra ellos serán juzgados muy duramente. Pero nosotros no debemos ignorar que por sus frutos vamos a conocer a los que son maestros falsos.

Cuando hacemos las cosas con la convicción de que hacemos la voluntad del Señor y con motivación pura, Dios bendice estas acciones y con el tiempo se hace manifiesto. Así sucedió con Pablo y los Corintios (2 Corintios 7:8-16). Hay que proteger a la iglesia de Cristo de toda contaminación, y esto no es tarea fácil. Muchos no van a entender y van a criticarnos. Bueno, esto también nos lo advirtió el Señor, “todos los que quieran vivir piadosamente padecerá persecución” (2 Timoteo 3:12).
Cada uno debe examinar su vida, sus amistades, sus motivaciones, y seguir al Señor con todas sus consecuencias. El Señor juzgará nuestras obras y nos recompensará de acuerdo a como hemos vivido después de ser salvos. Muchos de nosotros nos vamos a perder alabanza del Señor y recompensas que nos hubiera dado en el día del Juicio Final.

Fuente: Santa Biblia, vs. Reina Valera

Published in: on +00002012-07-04T02:16:44+00:0031000000bWed, 04 Jul 2012 02:16:44 +0000UTC 23, 2008 at 11:59 am07  Dejar un comentario  

The URI to TrackBack this entry is: https://logos77.wordpress.com/2012/07/04/no-siempre-es-malo-contristar-a-otros-hermanos-2-corintios-7/trackback/

RSS feed for comments on this post.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s