Se fortalece el caso de los tejidos blandos en dinosarios

tiltaalik

22 de Octubre de 2012. En una reunión de la Sociedad de Paleontología Vertebrada, Mary Schweitzer aportó más pruebas de que había encontrado tejido blando en huesos de dinosaurio.

Fémur de T. Rex (MOR 1125) del que se obtuvieron los tejidos blandos y péptidos. Fotografía: James D. San Antonio1*, Mary H. Schweitzer2,3,4, Shane T. Jensen5, Raghu Kalluri6,7, Michael Buckley8,9, Joseph P. R. O. Orgel10*

Katie Wong informaba acerca de la presentación de Schweitzer del 17 de octubre en Scientific American. Fue reproducido en Nature News. Wong daba una reseña de la controversia acerca de si los tejidos eran originales o si procedían de posteriores biopelículas que imitaban un tejido blando, y luego dijo que se han realizado nuevas pruebas sobre dos especies de dinosaurios:

Schweitzer y su colega han seguido amasando respaldo para la interpretación por ellas propuesta. Los últimos datos proceden de un análisis molecular de lo que parecen ser células óseas, u osteocitos, del T. rex y del Brachylophosaurus canadensis. Los investigadores aislaron los posibles osteocitos y los sometieron a diversos ensayos. Cuando expusieron las estructuras celulares a un anticuerpo que ataca una proteína llamada PHEX que aparece sólo en osteocitos de aves* (las aves descendieron de los dinosaurios), las estructuras reaccionaron, como se esperaría de osteocitos de dinosaurios. Y cuando el equipo sometió las supuestas células de dinosaurios a otros anticuerpos que atacan ADN, los anticuerpos se ligaron a material en unas diminutas regiones específicas en el interior de la aparente membrana celular.

Además, encontró que secuencias de proteínas en el hueso «coincidían con secuencias de proteínas actina, tubulina e histona4 que están presentes en las células de todos los animales». Y mantiene que las mismas eran distintas de proteínas parecidas en bacterias del suelo.

Schweitzer bromeó ante la audiencia ofreciendo mostrar «los datos que respaldan un origen de biopelícula» —y puso a continuación una diapositiva en blanco.

Actualización 23/10/2012: Science Daily presenta ilustraciones de los osteocitos reaccionando con anticuerpos y tintes igual que lo hacen con huesos de aves, pero no con microbios. Schweitzer sigue creyendo que estas proteínas pueden «preservarse a lo largo del tiempo» (millones de años), y no es en absoluto una creacionista. Dice: «Es de esperar que estos descubrimientos nos darán un mayor conocimiento acerco del proceso de cambio evolutivo».

Esta es una importante declaración que parece estar resistiendo a los intentos de refutación. Será interesante esperar más datos. Uno puede ignorar la genuflexión de Wong ante el consenso reinante: «Las aves descienden de los dinosaurios», como algo irrelevante para el tema que nos ocupa; lo mismo puede decirse de la fe personal de Schweitzer en una evolución y en millones de años para el desarrollo de la vida. Lo esencial de la historia es la realidad de los tejidos blandos en un hueso con una supuesta edad de millones de años. En tanto que la realidad de un tejido blando se mantenga en pie, es un potente argumento en contra de la posición de consenso de que los dinosaurios se extinguieron hace millones y millones de años. Para un nuevo artículo creacionista (en inglés) sobre este tema que menciona las implicaciones del tejido blando en huesos de dinosaurios y otros descubrimientos acerca de los que los medios generalmente no hablan, véase «La llamada edad de los dinosaurios» en Creation.com.

——————————————————————————–
Fuente: Creation·Evolution Headlines – Dinosaur Soft Tissue Case Strengthened 22/10/2012
Redacción: David Coppedge © 2012 Creation-Evolution Headlines – http://crev.info/
Traducción y adaptación: Santiago Escuain — © SEDIN 2012 – http://www.sedin.org


Publicado por Santiago Escuain para SEDIN – NOTAS y RESEÑAS el 11/01/2012 09:58:00 p.m.

Published in: on +00002012-12-05T14:18:49+00:0031000000bWed, 05 Dec 2012 14:18:49 +0000UTC 23, 2008 at 11:59 pm12  Comments (2)  

The URI to TrackBack this entry is: https://logos77.wordpress.com/2012/12/05/se-fortalece-el-caso-de-los-tejidos-blandos-en-dinosarios/trackback/

RSS feed for comments on this post.

2 comentariosDeja un comentario

  1. Así que por fin respaldas la secuencia evolutiva fósil?

    Citas un estudio que avala la secuencia de fósiles que demuestra el proceso evolutivo y la evolución.

    Es un avance, aun cuando sigas creyendo en que todo sucedió en 6.000 años.

    Poco a poco veo que vas estudiando y comprendiendo. Ahora te falta un poco más de estudio en física, geología y el resto de ciencias y por fin acabaras entendiendo.

    Un saludo

  2. “En tanto que la realidad de un tejido blando se mantenga en pie, es un potente argumento en contra de la posición de consenso de que los dinosaurios se extinguieron hace millones y millones de años. Para un nuevo artículo creacionista (en inglés) sobre este tema que menciona las implicaciones del tejido blando en huesos de dinosaurios y otros descubrimientos acerca de los que los medios generalmente no hablan, véase «La llamada edad de los dinosaurios» en Creation.com.”

    Lo siento, pero te equivocas. No he cambiado ninguna de mis opiniones sino que considero que esto las fortalece. No hay ninguna prueba de que los tejidos blandos puedan sobrevivir millones de años, solo declaraciones evolucionistas, puras conjeturas que van contra de la lógica. Se ha visto sangre en esos tejidos de médula en estado casi liquido.

    Ademas tenemos pruebas de huellas de dinosaurios junto a huellas de humanos, que se han investigado por medios científicos. Lo que pasa es que vuetra cosmovisión no permite aceptar nada que ponga en duda vuestra Fe ateista.

    La Biblia en el libro de Job 40, habla claramente de animales de tamaño de dinosaurios.

    Job 40:15
    “He aquí ahora behemot, el cual hice como a ti; hierba come como buey. He aquí ahora que su fuerza está en sus lomos, y su vigor en los músculos de su vientre. SU COLA MUEVE COMO UN CEDRO, y los nervios están entretejidos. Sus huesos son fuertes como bronce . . . He aquí sale de madre el rio, pero él no se inmuta. Tranquilo está aunque todo un Jordán se estrelle contra su boca.”

    SU COLA MUEVE COMO UN CEDRO. Ya podemos saber cual era el tamaño de la cola de behemut, como un tronco de cedro. Más clarro imposible, la descripción de un dinosaurio.

    Además tenemos pinturas antiguas de hace mil años donde se ven claramente dibujados diversas especies de dinosaurios. ¿Cómo sabían esa gente cómo eran los dinosaurios cuando no se conocían los fósiles?

    También se han encontrado dibujos muy antiguos de dinosaurios en cuevas. Eso lo sabeís de sobra pero lo ignoráis convenientemente.

    No hay mas ciego que el que no quiere ver.


Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s