Darwin por fin vindicado: Las palomas evolucionaron a palomas

Pigeon_portrait_4861

Tom Bethell 8 de febrero de 2013 | Permalink

Paloma bravía, o de las rocas (Columba livia). Imagen cortesía de Dori.

Bajo el titular «Pigeon DNA proves Darwin right [El ADN de las palomas demuestra que Darwin estaba en lo cierto]», Nature informa acerca de un estudio dirigido por el biólogo Michael Shapiro, de la Universidad de Utah, que ofrece «percepción en la genética de las dos líneas de palomas, las domesticadas de fantasía y las palomas de la calle, y respalda su origen común a partir de la paloma bravía, o paloma de las rocas (Columba livia)».

El equipo de Utah, junto con Jun Wang y colegas en BGI-Shenzhen en China y científicos de la Universidad de Copenhague en Dinamarca, secuenciaron un completo genoma «de referencia» de una raza conocida como la volteadora danesa. Los investigadores secuenciaron también los genomas de 36 razas de fantasía y de dos aves silvestres de diferentes regiones de los EUA.

El estudio aporta conocimiento acerca de las relaciones entre razas, muchas de las cuales tienen siglos de antigüedad, con origen en el Oriente Medio. Darwin razonaba que todas las razas de palomas domésticas descendían de la paloma bravía. Shapiro dice que este estudio respalda este argumento con datos, porque todas las razas secuenciadas son genéticamente más similares entre ellas que con otra especie estrechamente relacionada de paloma, C. rupestris. También se descubrió que las palomas urbanas son genéticamente similares a las palomas mensajeras, que frecuentemente escapan a la libertad.

Alguien debería tomarse el trabajo de recopilar una lista de artículos en revistas de ciencia que contienen la frase «… demuestra que Darwin estaba en lo cierto». Sería una lista bastante larga y compensaría el tiempo dedicado. El artículo de Nature nos informa que la «paloma bravía» es ancestral a muchas variedades de palomas actuales. Un poco de búsqueda revela que la paloma bravía era llamada paloma de las rocas; las nomenclaturas van cambiando. La paloma de las rocas también se conoce como paloma común o de jardín.

De modo que lo que aquí se afirma es que las palomas descendieron de una paloma. Parece que Darwin observó que las palomas de las rocas carecen de los collarines y de otros ornamentos de fantasía de palomas más cuidadosamente criadas. También vio que era seguro decir que un bicho que CARECE de un rasgo o de todo un conjunto de rasgos es ancestral de los que lo (o los) poseen.

La más famosa de estas aseveraciones (en las que se identifican antecesores) es que los invertebrados son antecesores de los vertebrados. También podemos decir que los gatos evolucionaron de los no gatos, que los perros evolucionaron de los no perros, etcétera. Se pueden presentar millones de estas aseveraciones, y todas ellas son igual de vacuas. Son aseveraciones enmascaradas de que simplemente la evolución sucedió.

Mientras tanto, la idea de que los grupos de organismos no pueden definirse por la ausencia de caracteres fue articulada por primera vez por el taxónomo alemán Willi Hennig en la década de los 1950s. Lanzó una nueva escuela de sistemática conocida como cladística, que posteriormente arraigó en el Museo Americano de Historia Natural. Allí, el ictiólogo Gary Nelson era la figura dominante. La cladística fue posteriormente ampliamente analizada por el filósofo de la ciencia David L. Hull en su libro de 1988 Science as a Process [La ciencia como proceso].

La causa de la cladística fue también adoptada por Colin Patterson, un paleontólogo decano del Museo de Historia Natural en Londres. Patterson afirmó que TODOS los presuntos grupos ancestrales de la biología evolutiva se definen por la ausencia de caracteres (siendo los «invertebrados» el mejor ejemplo conocido; los «reptiles» otro). Los cladistas razonaban que, desde la época de Aristóteles, se ha comprendido bien que no se puede definir grupos de manera sensata especificando aquello de que CARECEN. Patterson también afirmó con razón a principios de la década de 1980 que no conocía ningunos datos fiables acerca de la evolución. [Para su famosa intervención en el Museo Americano de Historia Natural abundando acerca de ello, véase bajo ¿Me pueden decir algo acerca de la evolución?]

Pero en el caso de los microcambios de paloma a paloma, es desde luego fácil creer que realmente hubo evolución, y ello dentro de unas pocas generaciones de palomas.

——————————————————————————–
Fuente: Evolution News – Darwin Vindicated at Last: Pigeons Evolved from Pigeons 8/02/2013
Redacción: Tom Bethell © 2013 – http://www.evolutionnews.org
Traducción y adaptación: Santiago Escuain, publicado en sedin-notas.blogspot.com.es
© SEDIN 2013 – http://www.sedin.org


Publicado por Santiago Escuain para SEDIN – NOTAS y RESEÑAS el 2/25/2013 08:31:00 p.m.

Published in: on -12002013-02-25T08:09:49-12:0028000000bLun, 25 Feb 2013 08:09:49 -1200-12:00 23, 2008 at 11:59 am02  Deja un comentario  

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s