El Amor de Dios: Mejor que incondicional (Primera parte)

Todos hemos oído del “amor incondicional”. Pensamos que ese amor es el más sublime. Hoy día entendemos esa clase de  amor de una forma que nos hace pensar que para mostrar ese amor debemos aceptarlo todo en la vida del ser amado, no importa lo que esta persona haga. Pero ¿es esto lo que Dios hace con los que ama? ¿Te ha dicho alguien que Dios trata con sus hijos con “amor incondicional”? Casi siempre estas personas están intentando demostrar lo generoso y completo es el amor de Dios. Pero antes de adoptar esta postura debemos recordar al rey David y preguntarnos: ¿Es esta descripción del amor divino la mejor que podemos ?

Quisiera proponer que el amor de Dios es diferente y mucho mejor que incondicional. El amor incondicional como lo entienden muchos, empieza con compasión y misericordia, y termina con aceptación total. Piensan que Dios te acepta tal como eres sin esperar nada más. Por otra parte, tú puedes aceptarlo o rechazarlo.

Imagínate como padre observando a tu hijo jugar en un recreo con otros niños. Se puede decir que sientes amor incondicional por todos los niños del grupo. Esto quiere decir que no sientes animosidad hacia ninguno de ellos: en general les deseas el bién a todos ellos.

Pero en cuanto a tu propio hijo, algo más está implicado en ello. Prestas mucha más atención a él: Accidentes, heridas, acosos por parte de otros niños, cualquier injusticia despierta un fuerte sentimiento de protección—porque tú amas a ese niño. Si es tú hijo el que se porta mal, de nuevo sientes algo diferente que te hace intervenir—porque lo amas. Si a tu hijo le va bien te llenas de alegría—de nuevo, porque lo amas.

El amor de Dios igualmente es intrusivo, activo. Él decidió amarte cuando podía de igual forma haberte condenado. Dios está involucrado en tu vida. Dios es misericordioso, no simplemente tolerante. Odia el pecado, sin embargo busca a los hombres conociendo a cada uno por su nombre. Dios está tan comprometido en perdonarte y cambiarte que mandó a su Hijo Jesús a morir por ti. Dios es muy paciente y perseverante buscando entrar en tu vida.

El amor de Dios te hace bien. Su amor está lleno de sangre, sudor, lágrimas y llamadas. Él sufrió por ti. Lucha por ti cuando estás afligido.  Lucha contigo, buscándote con ternura poderosa para cambiarte cuando lo necesitas. Dios es celoso, no es indiferente a tus acciones.  Su manera de mostrar misericordia y compasión es con palabras de verdad para librarte del pecado y la miseria. Te disciplinará como prueba de que te ama. Dios mismo viene a vivir en ti, derramando su Espíritu Santo en tu corazón, para que lo conozcas. Él te provee poder y energía.

El amor de Dios conlleva odio también: odio por el mal, ya sea hecho a ti o por ti. El amor de Dios demanda que respondas a él: creyendo, confiando, obedeciendo, dando gracias con un corazón alegre, desarrollando tu salvación con temor, deleitandote en el Señor.

En la historia de las “Crónicas de Narnia” de C. S. Lewis, Lucy y sus hermanos se asustaron al principio al saber que Aslan, la figura de Cristo, no era un león pacífico. Pero aunque no lo era, se sentían tranquilizados sabiendo que Aslan era bueno. De la misma manera, el amor del Señor por sus hijos no es un amor pasivo o frio sin ninguna estrategia. No se caracteriza por aislamiento o determinación de no imponer Sus valores en ti. Su amor es bueno de una forma compleja que necesitamos conocer.

Jeremías 31:3

“Jehová se  manifestó a mí ya hace mucho tiempo, diciendo: Con amor eterno te he amado; por tanto, te prolongué mi misericordia”.

¿Se imaginan ustedes lo que puede estar pasando por la mente y el corazón de gente que desprecia esta clase de amor?

Santa Biblia, vs. Reina Valera

Fuente: “God’s love, better than unconditional” de David Powlison

Published in: on +00002013-08-12T04:13:05+00:0031000000bMon, 12 Aug 2013 04:13:05 +0000UTC 23, 2008 at 11:59 am08  Dejar un comentario  

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s