Los paleoantropólogos, confundidos otra vez

Los reveses son cosa tan común en los estudios evolutivos del linaje humano que los espectadores bien podrían preguntarse cuántas veces encuentran algo que valga la pena creer.
Excavaciones en Atapuerca. La secuenciación de ADN  un fémur ha suscitado confusión acerca de las relaciones de los supuestos antecesores humanos, y suscita también cuestiones acerca de la datación de dicho fémur, relacionadas con las dificultades de una larga duración del ADN. Fotografía cortesía de Mario Modesto.
«El ADN de un hominino desconcierta a los expertos» dice un titular en Nature News, uno de una riada de comunicaciones sobre el genoma descifrado procedente del hueso de un supuesto antecesor humano descubierto en la cueva de La Sima de los Huesos en Atapuerca, en la provincia de Burgos, España. Las piezas del rompecabezas de la evolución humana no están cayendo en su sitio. «Otro antiguo genoma, otro misterio», dice el artículo, como suspirando.
El ADN recogido de un fémur de 400,000 años de antigüedad descubierto en España ha revelado un inesperado vínculo entre los habitantes homininos de Europa de aquel tiempo y una críptica población, los denisovanos, que se sabe que vivieron mucho más recientemente en el sudoeste de Siberia.
Se suponía que los antecesores europeos estaban más cercanos a los neandertales que a los denisovanos. Los investigadores se sienten «desconcertados» por los nuevos datoss. Chris Stringer dice que «no es lo que yo hubiera esperado». Svante Pääbo dice, por su parte: «Esto realmente suscita más preguntas de las que responde». El artículo añade: «Los investigadores interesados en evolución humana están haciendo esfuerzos por explicar el sorprendente vínculo, y cada uno parece tener sus propias ideas». Quieren esperanza, pero ofrecen confusión:
Clive Finlayson, que es arqueólogo en el Museo de Gibraltar, califica este último artículo de «aleccionador y alentador», y dice que demasiadas ideas acerca de evolución humana han derivado de muestras limitadas y de ideas preconcebidas. «A mi entender, la genética no miente», añade.
Incluso Pääbo admite que se sintió confundido por el último descubrimiento de su equipo. «Mi esperanza, naturalmente, es que finalmente no traeremos confusión, sino claridad a este mundo», dice.
Otros artículos tampoco añadían mucha claridad. La revista National Geographic, muy callada  estos días acerca de sus héroes de los 1980, los Leakeys, dice que «enreda» la imagen de los orígenes humanos. Live Science hablaba de una «misteriosa rama de la humanidad». Science Now dice que Pääbo creía que encontrarían esta clase de genoma en China, no en Europa. Otro paleontólogo dice: «Todo resulta mucho más complejo de lo que pensábamos». Diversos «expertos» proponen «escenarios» para dar respuesta a este enigma: «Qué estaba haciendo un ADN denisovano en un protoneandertal a 7500 kilómetros de Siberia?» ¿O, como decía ocurrentemente la BBC, de Siberia a Iberia? La cosa se vuelve escabrosa con diversos grupos incompatibles que se cruzaban pero perdiendo el ADN ganado?
El artículo deja frustrados a algunos investigadores. Los autores «no llegan a ningunas conclusiones», dice quejoso el paleoneurólogo Emiliano Bruner del Centro Nacional de Investigación de la Evolución Humana español en Burgos. «Esto no es un gran adelanto, siendo que deja en pie todavía todas las hipótesis».
Pero, ¡claro!, ninguno de ellos deja en pie todavía la explicación por creación, a pesar de sus frustraciones. Pero cuando todas las otras hipótesis acaban en frustración, ¿no sería sabio pensar fuera de la caja? A juzgar por sus reacciones, parece que más bien disfrutan de su frustración dentro de la caja. Ian Tattersall dice: «Todo lo que puedo decir  es que esto se vuelve más  y más misterioso».
Un simio insólito: Mientras, en el frente simio del supuesto continuo, hay enigmas acerca del «antecesor humano bípedo arborícola» denominado Orrorin. Science Daily informaba que parece similar a los simios antiguos y a «Lucy» pero no a simios vivientes. (Comprobar el nuevo «look» esbelto de Lucy en Science Now, como si estuviera en una pasarela de modelos). Como hay otros simios extintos, no está claro, que el Orrorin estuviera en la dirección de un encuentro con Adán. Y ahí acaba el continuo entre chimpancés y los humanos: «Los simios vivientes tienen unas largas e independientes historias evolutivas propias y no se debería suponer que sus modernas anatomías representan la condición ancestral para nuestro linaje humano», exponía William Jungers de la Facultad de Medicina de Stony Brook. PhysOrg dice que este espécimen (también conocido como «el Hombre del Milenio») resulta ser «menos parecido a los chimpancés de lo que se creía». Parece estar describiendo un zarzal evolutivo, y no un árbol. Entonces, ¿qué puede deducirse de la evolución humana mediante los fósiles? ¿Cómo sabemos que no se trataba de ramas de simios que sencillamente quedaron extintas, y que no tenían nada que ver con orígenes humanos?
Las sombras en la cueva: Dadas estas anomalías, es difícil entusiasmarse acerca de la galería de imágenes de Live Science del siberiano en Iberia, o con las especulaciones de Science Daily acerca de cuándo y por qué algunos animales adquieren cerebros mayores en sus genees, o acerca del reportaje de PhysOrg acerca de algunos lémures que duermen en cuevas. ¿Acaso no lo hacen también los murciélagos? ¿Y los ciempiés? ¿Acaso descendemos de ellos, en base al hecho de dormir en cuevas?
Neo-Neandertales: Science Daily afirmaba, en base de análisis de dientes, que «Ningún homínino es antecesor de los neandertales ni de los humanos modernos», y sin embargo la evidencia demuestra que los dos se entrecruzaron (o «tuvieron sexo con unos misteriososo parientes», según afirma Live Science — ¡quizá incluyendo el primitivo Homo erectus!). ¿Acaso esto no significa que todos tres fueron miembros de la misma especie por definición? National Geographic deja al antecesor común otro «misterio» que exige una «escisión mucho más temprana» entre sus linajes. «Puede que haya un humano todavía desconocido ocultándose en la mezcla, y que este humano sea la clave para resolver el rompecabezas de cuándo nuestros antecesores se escindieron de los neandertales», especula el artículo. «Sea que esta especie esté esperando ser descubierta en el campo o que se esté escondiendo en medio de los restos fragmentados y esparcidos de fósiles ya recogidos es un misterio que espera ser resuelto». Pero, ¿acaso la ciencia no debe tratar acerca de realidades observadas?
Y mientras, se siguen acumulando datos de que los neandertales no eran unos brutos irracionales que se dedicaban a aporrearse entre sí. Live Science informa: «Unos pulcros trogloditas: Los neandertales organizaban sus albergues». Uno puede preguntarse con razón cómo se habría recibido este titular en tiempos de Haeckel y hasta los 1960s. Probablemente habría sentado como un garrotazo en la cabeza.
Y con todo hay científicos que tienen la osadía de decirnos, según encontramos en PhysOrg, que los humanos  no son más inteligentes que los animales, sino meramente diferentes. Sí, claro. Por eso a todos nos gusta ir a oír orquestas animales, leer literatura animal y asistir a conferencias científicas animales acerca del hombre y sus actividades. El doctor Arthur Saniotis, de la Universidad de Adelaida, ha emprendido campaña para desacreditar «la creencia de la superioridad cognitiva humana» que «se atrincheró en la filosofía y ciencia humana» desde los tiempos de Aristóteles.
Por otra parte, permanece en pie la cuestión de la durabilidad del ADN a través del tiempo. ¿Realmente se puede mantener una integridad suficiente del ADN después de 400.000 años para poder proceder a su secuenciación? ¿O constituye una pista de una edad mucho más reciente para estos tejidos óseos? Véase Estimación de la longevidad del ADN y El ADN óseo se descompone demasiado rápidamente para la escala de tiempo geológica.
Realmente, después de atender a las especulaciones de los paleoantropólogos, ¿será posible que Saniotis tenga parte de razón, al menos por lo que respecta a sectores de su profesión?

Fuente: Creation·Evolution HeadlinesHo-Hum; Paleoanthropologists Confused Again  4/12/2013

Redacción: David Coppedge © 2012 Creation-Evolution Headlines – http://crev.info/
Traducción y adaptación: Santiago Escuain, publicado en sedin-notas.blogspot.com.es
© SEDIN 2012 – www.sedin.org


Publicado por  Santiago Escuain  para  <b>SEDIN – NOTAS y RESEÑAS</b>  el  12/08/2013 06:04:00 p.m.

Published in: on +00002013-12-08T09:06:24+00:0031000000bSun, 08 Dec 2013 09:06:24 +0000UTC 23, 2008 at 11:59 am12  Comments (1)  

One CommentDeja un comentario

  1. Logos, dejando de lado que el articulo original no expresa lo que expresas aquí, el doctor Arthur Saniotis defiende justo lo contrario de lo que tú dices.

    Cito:

    “Durante miles de años, todo tipo de autoridades – de la religión a eminentes estudiosos – han estado repitiendo la misma idea hasta la saciedad, que los seres humanos son excepcionales en virtud de que son los más inteligentes en el reino animal,” dice el Dr. Arthur Saniotis, Visiting Research Fellow con Facultad de Ciencias Médicas de la Universidad

    “Sin embargo, la ciencia nos dice que los animales pueden tener facultades cognitivas que son superiores a los seres humanos.”

    Él dice que la creencia de que los seres humanos tienen una inteligencia superior se remonta a la Revolución Agrícola hace unos 10.000 años, cuando la gente comenzó a producir los cereales y la domesticación de animales. Esto cobró impulso con el desarrollo de la religión organizada, que considera los seres humanos como las principales especies de la creación.

    “La creencia de la superioridad cognitiva humana se convirtió arraigado en la filosofía humana y las ciencias. Incluso Aristóteles, probablemente el más influyente de todos los pensadores, argumentó que los humanos son superiores a otros animales debido a nuestra capacidad exclusiva de razonar,” dice el Dr. Saniotis.

    http://www.adelaide.edu.au/news/print67182.html


Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s