No todo lo que dicen los evangelios en el Nuevo Testamento es para nosotros (Primera parte)

220

 

Muchos se preguntan por qué hay tantas denominaciones cristianas diferentes, y no lo entienden. Yo también me lo pregunté durante mucho tiempo. Es una pregunta que parece que nadie puede contestar. Pues les tengo buenas noticias, he encontrado la respuesta y es muy emocionante.

La iglesia Católica Romana usa esta situación para defender su postura y el hecho de que tengan una cabeza que da la ordenes desde el Vaticano a todos sus fieles. Quieren hacer creer a la gente que ellos son los verdaderos discípulos de Jesús porque son solo un grupo en vez de ver tantos grupos divididos. Nada más lejos de la verdad, pues de hecho, ellos son responsables en su mayor parte de esta situación.

Desde que dicha iglesia tomó control de la Cristiandad, después que el emperador Romano Constantino dio libertad a los creyentes para practicar su Fe en el siglo IV, los cristianos fieles y verdaderos empezaron a padecer persecución a manos de la nueva iglesia oficial.

Esta situación duro varios siglos, y la nueva “iglesia” se fue corrompiendo más y más con los tiempos pues fue adquiriendo un poder considerable, hasta llegar al poder total. Tal como se dice a menudo, el poder corrompe, y el poder total corrompe totalmente.  Por tanto es esta iglesia la que sentó las bases para la confusión y las divisiones que vieron con el tiempo.

¿Por qué hay tantas denominaciones cristianas diferentes? Porque la mala doctrina se cimentó en los corazones de muchos al inicio de la libertad de culto y el hombre, siendo pecador y rebelde, no se preocupó de estudiar la Palabra de Dios y de obedecerla. Aunque los historiadores no lo declaren, yo estoy convencida que los verdaderos cristianos vivieron durante siglos escondidos de la iglesia oficial porque sus vidas corrían peligro si se atrevían a contradecir al Papa y a sus enseñanzas contrarias a las Escrituras.

Hay que recordar que la iglesia oficial tuvo en su poder durante siglos los manuscritos de la Palabra de Dios, los cuales habían sido traducidos inicialmente al latín, por lo que no tenían ninguna excusa para enseñar errores. El latín era la lengua que estudiaban los intelectuales y la gente poderosa. El que no sabía latín no podía leer las Sagradas Escrituras, por lo que era fácil engañarlos.

Entonces, el título de esta entrada “no todo lo que dicen los evangelios es para nosotros” ¿a qué viene? ¿Y cómo se llegaron a interpretar mal y los segumos interpretando mal? Eso es lo que vamos a ver, pero antes era necesario apuntar de dónde vino el error.

Mientras tanto, les dejo con este pensamiento:

¿Cómo es que en el Judaísmo, incluso en los días de Jesús, continuaban con el sistema de sacerdotes que ofrecían sacrificios por los pecados, instituido en el Antiguo Testamento con la ley de Moisés, pero nosotros los evangélicos no lo practicamos? Y al mismo tiempo pregunto, ¿cómo es que la iglesia Católica Romana todavía sigue con el sistema judío y ordena sacerdotes que ofrecen “sacrificios” y rituales basados en el sistema legalista del antiguo pacto judío? Algo no concuerda ¿no les parece?

 

Mediten en esto.

Logos77

Published in: on +00002014-02-22T05:23:01+00:0028000000bSat, 22 Feb 2014 05:23:01 +0000UTC 23, 2008 at 11:59 am02  Comments (8)  

8 comentariosDeja un comentario

  1. ¿Y que pensás de los mormones?

    Gracias

  2. Espero acepte el adjunto de un extracto de estudio, creo que podría ser de utilidad y con ello, aunarme al los capítulos venideros.
    ¡Cuánto debemos apreciar todo eso, inclusive la Palabra de Dios y Su
    Casa – el pueblo escogido por Dios para formar la Iglesia! Pero
    sabemos que la iglesia existía en la mente de Dios desde los primeros
    tiempos.

    Y aún en el día de hoy, casi 2.000 años después de su establecimiento,
    la importancia de la iglesia es incalculable. Fue concebida por Dios
    mismo, siendo que Él la planificó y prometió desde la creación del
    hombre. La iglesia del Nuevo Testamento no fue concebida, o construida
    accidentalmente, debido a un pensamiento tardío que, por accidente,
    habría de realizarse. Es obvio que Dios deseaba la existencia de la
    iglesia y por eso, ella formaría parte integrante en el Plan Divino
    para redimir a un pueblo escogido entre un mundo perdido. ¿Y cuál
    sería la función de este pueblo escogido por Dios? Servir al Señor
    aquí en este mundo y luego vivir para siempre con Él en el Cielo.

    LA IMPORTANCIA DE LA IGLESIA

    Queremos investigar minuciosamente sobre la iglesia como
    la presenta la Biblia, sabiendo que ella es de suma importancia en los
    planes permanentes del Creador.

    Ninguno que conoce la Palabra de Dios negaría la existencia de la
    iglesia. Pero, ¿Cuál iglesia, entre tantas que hay? Y, ¿de dónde
    vinieron tantas? Estas preguntas, como muchas otras siempre han
    surgido, y han sido contestadas de muchas maneras diferentes a través
    de los siglos. ¿Cuáles han sido los resultados? Millares de
    denominaciones y sectas distintas, cada cual dando una respuesta
    diferente a estas preguntas. Pero, no escuchemos las respuestas de los
    hombres, porque no valen nada. Antes bien, busquemos en la Biblia la
    respuesta correcta, pues es la Palabra de Dios y la fuente verdadera
    de la información divina.

    LO QUE LA IGLESIA BIBLICA NO ES

    Bueno, para entender lo que es la iglesia, comencemos primero
    entendiendo lo que la iglesia no es.

    La iglesia bíblica no es denominacional, ni interdenominacional. ¿Cómo
    lo sabemos? Lea por favor a Efesios 1:22 y 5:25, Colosenses 1:18, 1
    Corintios 1:13 y 3:4-9. No es una secta (Efesios 4:4-6), ni una
    organización política o social. Tampoco es un templo hecho por manos
    humanas, sino una casa espiritual (1 Pedro 2:5)

    La iglesia descrita en la Biblia no es católica, en el sentido actual
    de la palabra. La Iglesia Católica de nuestro tiempo se encuentra
    entre las más antiguas en la historia del cristianismo, pero no
    existía durante la época apostólica. Haga usted mismo una búsqueda en
    todos los capítulos de su Biblia y lo que afirmamos será verificado.

    La iglesia de la Biblia no es protestante, porque las iglesias
    protestantes comenzaron durante los siglos quince y dieciséis, y más
    de 1.400 años después del establecimiento de la iglesia original de la
    Biblia! La iglesia que encontramos en la Biblia no es judaica, pues es
    un solo pueblo, porque la iglesia de Jesús es una entidad universal e
    ininterrumpida, que a ella vendrían todos los pueblos de la tierra,
    según Isaías 2:2-5. Tampoco es espiritista, porque el movimiento del
    espiritismo contemporáneo (Kardecismo, etc.) surgió en Europa en los
    últimos siglos y el espiritismo negro descendió de África hace muchos
    siglos, no en Jerusalén, como lo requiere Isaías 2 y Hechos 2. Ninguna
    de estas entidades concuerda con el Plan de Dios, porque la iglesia
    bíblica fue edificada por el mismo Jesús aproximadamente en el año 30
    D.C. (Léase Mateo 16:18 y Hechos 20:28).

    SIGNIFICADO DE LA PALABRA IGLESIA

    Si la iglesia de Jesús no es nada de lo que acabamos de decir,
    entonces, ¿Qué es ella? La mayoría de las personas no conocen la
    iglesia porque no entienden su verdadera naturaleza. Consecuentemente,
    no se aprecia la importancia que tiene en los planes de Dios, ni cómo
    funciona. Sin embargo, la Biblia explica claramente el significado de
    la iglesia.

    La palabra “iglesia” viene de una expresión griega antigua,
    “ekklesía,” que significa “los llamados.” Por eso, sabemos que la
    iglesia es un cuerpo de personas, las cuales fueron llamadas del mundo
    para entrar al Reino del Hijo amado de Dios (Colosenses 1:13). Es la
    propiedad espiritual de Cristo (1 Corintios 12:27), constituida por
    aquellos que obedecen a Cristo (Hebreos 5:8, 9), y por lo mismo, son
    los salvados por Cristo (Marcos 16:16) y añadidos a Su iglesia (Hechos
    2:47). En otras palabras, la iglesia se constituye de todos los
    verdaderos seguidores de Cristo, los cuales obedecen Sus mandamientos
    y responden fielmente a Su gracia y a Su gran amor que les tiene.

    La palabra “iglesia” aparece en la Biblia en dos sentidos. Primero, el
    sentido universal – o sea, es una iglesia para todos los siglos y para
    todos los pueblos. Eso es lo que Cristo quiso explicar cuando dijo:
    “Y yo también te digo que tú eres Pedro, y sobre esta roca, edificaré
    mi iglesia; y las puertas del Hades no prevalecerán contra ella.”
    (Mateo 16:18)

    Y, también hay muchos otros pasajes donde la palabra iglesia es usada
    en la misma manera.

    De acuerdo a la promesa de Jesús en Mateo 16:18, Su iglesia
    continuaría entre todas las tierras y razas a través de los siglos –
    ¡el majestuoso Reino Eterno de Jesús, habiendo sido establecido de una
    vez para siempre! Si ella existe hoy día en la forma exacta que cuando
    fue iniciada, y sigue el patrón de doctrina y amor como establecido
    por Jesús, ésta sería la misma (y única) iglesia que Él prometió
    establecer sobre la tierra.

    La iglesia es también mencionada en el sentido local. Por ejemplo,
    cuando el apóstol escribió a la iglesia de Roma, él habló de las
    varias congregaciones locales.

    “Las iglesias de Cristo os saludan” (Romanos 16:16). Pablo nos está
    hablando, no de diferentes sectas o denominaciones, sino de un grupo
    de congregaciones locales de la Iglesia del Señor. Para poder entender
    esto con más claridad, verifique usted mismo en su propia Biblia, que
    las Escrituras hablan de una y la misma iglesia, pero en diferentes
    localidades – Corinto, Éfeso, Filipos, etc. (1 Corintios 1:2; Efesios
    1:1; Filipenses 1:1).

    Todo eso es un punto de confusión para algunas personas, pues están
    acondicionadas a pensar que la iglesia es meramente una, o más,
    denominaciones. Y, ¡este sentido de la palabra definitivamente no se
    encuentra en la Biblia!

    En los casos ya mencionados, tenemos congregaciones de la iglesia
    original, separadas geográficamente, en diferentes ciudades, mas todas
    están unidas en un solo cuerpo – o sea, la iglesia universal. La
    unidad y la organización de la iglesia es fácil de entender y aplicar,
    esto es, si usamos solamente las definiciones encontradas en la
    Biblia, en vez de inventar nuestras propias definiciones.

    Extractos del Estudio sobre la “Iglesia Bíblica”

  3. Diego, los mormones enseñan doctrina falsa y satánica. Creen que Jesucristo y Satanás son hermanos, y otras barbaridades por el estilo.

    Están en la misma categoria que los testigos de Jehová.

  4. Gracias, Daniel. Estoy de acuerdo con lo que ha mandado.

    Bendiciones

  5. Pero cual iglesia es la correcta? tantas denominaciones existentes y cada una tienen sus propias doctrinas sacadas de sus propias interpretaciones del evangelio las cuales algunas llegan a ser extremos opuestos entre una y otra iglesia y que cuando se les ve desde afuera uno no sabe si ir para la izquierda o para la derecha, hacia adelante o hacia atrás y de paso cada denominación acaba por decir X cosa de las otras que son falsas porque una hace o no hace X o cree o no cree Y cosa, nosotros guardamos la sana doctrina y otros no y el cambio de iglesia incurre en caer en la Apostasía, entre otras cosas…

    y si la iglesia de cristo es una, habrán salvos en todas las denominaciones considerando que siguen doctrinas y enseñanzas distintas?

  6. Gracias por contestar mi pregunta venía al caso pues unas señoritas Gringas vinieron a visitarme y me han entregado unos folletos y me han invitado a una reunión de jóvenes ¿Pero nadie me ha dicho nada sobre Satán y cosas así?

    Un saludo.

  7. Manuel R,

    ¿Cual iglesia es la correcta? La que sigue y enseña fielmente las enseñanzas de la Biblia la cual es la Palabra inspirada de Dios.

    Para saber eso cada persona tiene que orar Y ESTUDIAR LA BIBLIA PERSONALMENTE.

    Esa es la única manera de saber si lo que te enseñan es cierto o es falso. Ahora, si una persona pasa más tiempo alimentando su carne que alimentando a su espíritu, no va a tener sabiduría para discernir cuando va a la iglesa si lo que le enseñan es cierto.

    La confusion la trajo desde el principio la iglesia católica romana por asumir un liderazgo que no le correspondía. Desde entonces es que la iglesia ha tenido confusions, pues hasta los reformadores como Martin Lutero y Juan Calvino, tenían doctrina incorrecta. El problema es que arrastraban consigo enseñanzas antibíblicas tal como el bautismo de agua.

    La doctrina del bautismo y el hecho que esa era una costumbre judía y no necesaria para la iglesia de Cristo, ha traido más confusión, división, y persecución que ningun otra doctrina. Es hora que se aclaren las cosas.

    Esto que digo es algo que hace poco he llegado entender. Los judios tenian muchos rituales, entre ellos varios bautismos, incluido el bautismo en agua.

    Saludos

  8. Dices:
    “¿Pero nadie me ha dicho nada sobre Satán y cosas así?”

    Claro que no te van a decir eso, es algo que prefieren no publicar pues saben que si la gente conoce eso no van a oir nada más que tengan que decir.

    Tengo una amiga que vivió mucho tiempo en Utah, donde está la sede de los mormones, y las cosas que me ha contado son de lo peor, pero que se mantienen ocultas al publico. Es lo mismo con los cientólogos, y algunas otras sectas.

    Las denominaciones protestantes reconocidas como respetables son una cosa, y las sectas son otra, ya que nadie las respeta.

    Dios te bendiga


Deja un comentario

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s