Los más aptos no pueden sobrevivir si nunca llegan

Bear attack

Un estudio sobre posibilidades mutacionales sugiere que los beneficios para la aptitud son demasiado infrecuentes para ser base para la evolución.

La   supervivencia de los más aptos — el mito del tópico frente a la   realidad.  Fotografía cortesía de Aurelien

Un artículo de gran impacto en PhysOrg parece segar la hierba de debajo del lema darwinista, «la supervivencia de los más aptos».

Cuando uno piensa acerca de la evolución, la «supervivencia de los más aptos» es probablemente una de las primeras cosas que te vienen a la cabeza. Sin embargo, una nueva investigación de la Universidad de Oxford desvela que, para empezar, los «más aptos» pueden nunca llegar, y que por tanto no están ahí para sobrevivir.

Mediante el modelado de poblaciones a lo largo de dilatadas escalas de tiempo, el estudio demostró que la «aptitud» de sus características no era el determinante más importante del éxito. En lugar de ello, las mutaciones genéticamente más disponibles dominaron los cambios en las características. Los investigadores descubrieron que los «más aptos» simplemente no dispusieron de tiempo para ser descubiertos, ni para fijarse en la población a lo largo de escalas evolutivas de tiempo.

Harry Dayantis entrevistaba al coautor de un artículo en PLoS ONE, Ard A. Louis de Oxford, que dice que la nueva frase debería ser «el surgimiento de lo frecuente». El artículo explica: «En otras palabras, si los más aptos nunca «llegan» a lo largo de las escalas temporales de cambio evolutivo, entonces no pueden quedar fijados». Ahora bien, si los mutantes «frecuentes» no general progreso ni innovación en evolución, ¿cómo puede ocurrir una evolución? Parece que es equivalente a la deriva genética aleatoria.

Sea cual sea la posibilidad que resulte, Louis reconoce que su idea constituye un desafío frente a la teoría tradicional de la evolución que se sustenta sobre mutaciones y selección natural:

La teoría tradicional de la evolución se concentra primordialmente en la operación de la selección natural. Aquí planteamos un desafío a este énfasis, y mantenemos que intensos sesgos en los ritmos a los que pueden llegar los caracteres mediante variación puede dirigir la evolución hacia resultados que sencillamente no son «los más aptos».

Naturalmente, la «aptitud» tiene que definirse (véase Aptitud para Dummies: ¿Razonamiento en círculo vicioso?, 2/04/2010). Adoptando el punto de vista tradicional por el momento, parece que los cambios mutacionales que no mejoran la aptitud (sea lo que sea) acabarían eliminando caracteres existentes —cambiando características como la coloración, que no sería probable que innovasen o añadiesen información genética.

Louis dice que los modelos matemáticos de la evolución incluyen invariablemente suposiciones simplificadoras. «En nuestros cálculos incluimos diferencias en las velocidades de la llegada de la variación, algo que tradicionalmente no se tiene en cuenta en la genética de poblaciones», decía, añadiendo que este nuevo modelo sólo consideraba microbios, no organismos multicelulares más complejos. Pero, por cuanto los organismos superiores están también compuestos por células (donde ocurren las mutaciones), parecería que las mutaciones para una mayor aptitud serían incluso más infrecuentes debido a efectos pleiotrópicos (cambios que podrían mejorar un gen, pero dañar otros genes dependientes).

Se le preguntó a Louis qué recepción habían dado a sus ideas los biólogos evolutivos:

Por una parte, los biólogos que trabajan en evolución y desarrollo no se han quedado tan sorprendidos, porque durante mucho tiempo han argumentado que los procesos de desarrollo pueden sesgar a los organismos a evolucionar hacia ciertas direcciones en preferencia a otras. Otros han reaccionado con una cierta cautela, lo que es probablemente prudente dada la naturaleza potencialmente de gran alcance de nuestros razonamientos. Creo que hemos suscitado muchas más preguntas de las que hemos respondido.

El mismo Louis se sentía «muy sorprendido al encontrar que el efecto de sesgado [en contra de las mutaciones de mayor aptitud] podía ser tan intensamente potente», como observó.  Siendo físico teórico (no biólogo), Louis se sintió inspirado por el hermoso diseño en las células a investigar cómo surgieron: «La biología está repleta de pasmosas estructuras autoensambladas, y así comenzamos a preguntarnos: ¿Cómo, en primer lugar, evolucionan estas estructuras?»

Sí, ya es hora de hacer frente a la realidad. La «supervivencia de los más aptos» se queda en el cubo de la basura donde van a parar los falsos conceptos. Si esta nueva investigación suscita más preguntas de las que contesta, entonces el darwinismo está andando hacia atrás.

La longevidad de esta clase de mitos como el Darwinismo es pasmosa. Aquí estamos, en 2014, un siglo después que Hugo de Vries admitiera que la evolución «no puede explicar la llegada de los más aptos», y estos nuevos personajes se muestran de acuerdo —no sólo confirmando a de Vries, sino llevando su conclusión a peores consecuencias para Darwin. Al final del artículo, dicen:

Cuando Hugo de Vries estaba abogando por la importancia de las mutaciones en la evolución, señaló bien que: «La selección natural puede explicar la supervivencia de los más aptos, pero no puede explicar la llegada de los más aptos». Aquí razonamos que los más aptos puede que no lleguen nunca. En lugar de ello, la dinámica evolutiva puede quedar dominada por la «llegada de lo frecuente».

Si esto es «de gran alcance» en la actualidad, era «de gran alcance» hace un siglo, pero el monstruo darwinista ha seguido deslizándose sobre una capa de humo, descendiendo cuesta abajo sin motor, y aplastando a cualquiera que se pusiera en su camino. ¿Cuántas veces tiene que quedar refutado un concepto antes que sus proponentes comprendan que ha quedado refutado? Es como tratar de matar a un vampiro. Sólo desaparece definitivamente cuando desaparece la noche con la luz del día.

«La biología está repleta de pasmosas estructuras autoensambladas, y así comenzamos a preguntarnos: ¿Cómo, en primer lugar, evolucionan estas estructuras?»  La respuesta es simple: no evolucionaron (recordemos esto: el darwinismo ha muerto). Respondamos a esta pregunta con causas que se sabe que son capaces de producir esta clase de efectos: el diseño inteligente. La realidad del Dios Creador. La realidad inconmovible expresada en el Evangelio de Juan, capítulo 1, versículos 1 a 3 … y siguientes.


Fuente: Creation·Evolution HeadlinesFittest Can’t Survive If They Never Arrive  7/02/2014

Redacción: David Coppedge © 2014 Creation-Evolution Headlines – http://crev.info/

Traducción y adaptación: Santiago Escuain, publicado en sedin-notas.blogspot.com.es

© SEDIN 2014 – www.sedin.org


Publicado por Santiago Escuain para <b>SEDIN – NOTAS y RESEÑAS</b> el 2/24/2014 03:35:00 p. m.

Published in: on +00002014-02-24T02:52:46+00:0028000000bMon, 24 Feb 2014 02:52:46 +0000UTC 23, 2008 at 11:59 am02  Dejar un comentario  

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s