¿Estás siendo refinado por Dios? Si eres hijo lo vas a ser / Hebreos 12/Job 23:10

1237858458258_f[1]

 

Todos nosotros, los hijos de Dios, tenemos que ser refinados por el Padre. Esto es inevitable.

 Hebreos 12:10

“Porque el Señor al que ama disciplina y azota a todo el que recibe por hijo. Si soportáis la disciplina, Dios os trata como a hijos; porque ¿qué hijo es aquel a quien el Padre no disciplina? Pero si se os deja sin disciplina de la cual TODOS han sido participantes, entonces sois bastardos y no hijos”.

Cuando estamos siendo disciplinados por Dios, el enemigo viene a traernos dudas sobre el amor de Dios para con nosotros. La Biblia contiene muchas promesas de bendición para los hijos de Dios y cuando las cosas se salen de la normalidad de bendición empezamos a dudar de Dios.

El problema es que pensamos que si Dios nos ama va a querer que seamos “felices” todo el tiempo. Pero ¿es esto bueno para nosotros? No, no lo es, porque el deseo más grande que tiene nuestro Padre para nosotros es que seamos conformados a la imagen de su amado Hijo Jesús. Nosotros estamos muy lejos de ello, tenemos que cambiar mucho en nuestro vida y el propósito de Dios mientras estemos aquí en este mundo es cambiarnos.

Si para conseguir esto tiene que permitir problemas y sufrimientos que nos acercan mas a él, estos son problemas que nos van a ayudar a poner muestra mira en lo que de verdad importa: el mundo venidero, y eso es lo que Dios hace.

Romanos 8:29

“Porque a los que antes conoció, también los predestinó para que fuesen hechos conformes a la imagen de su Hijo, para el él sea el primogénito entre muchos hermanos”.

Así que Dios nos predestinó (una vez salvos), a que fuésemos hechos conforme a la imagen de Jesús, el cual es perfecto en todo.

Aquí también vemos que la predestinación no es para salvación, sino para conformarnos después de salvos a la imagen de Jesucristo. Esta es la verdadera predestinación de Dios para nosotros.

La Biblia dice:

“No os ha sobrevenido ninguna tentación que no sea humana, pero fiel es Dios que no os dejara ser tentados más de lo que podéis resistir, sino que dará también juntamente con la tentación la salida, para que podías soportar”.

Por tanto, no os conturbéis y deprimáis cuando os vengan las pruebas. Dios tiene un propósito bueno para ellas. Siempre que vienen la pruebas tenemos que recordar que son temporales, y que Dios provee una salida para que podemos soportar.

Pero de todas formas vamos a tener que sufrir ciertas cosas por un tiempo, porque es para nuestro bien eterno y después viene la paz. Todo es temporal, recuerda esto.

Job 23:10

“Mas él conoce mi camino; me probará y saldré como oro” 

Santa Biblia, vs. Reina Valera

 

Published in: on +00002014-05-27T14:22:14+00:0031000000bTue, 27 May 2014 14:22:14 +0000UTC 23, 2008 at 11:59 pm05  Dejar un comentario  

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s