La Nueva Vida en Cristo

HPIM1058

Después de recibir a Jesús como tu Salvador la vida comienza. Los ángeles lo celebran en el cielo cuando alguno se arrepiente y recibe a Cristo (Lucas 15:10). Su vida es ahora tu vida y has entrado en el reino de Dios. Has nacido de Dios, porque Jesús es el Camino, la Verdad, y la Vida. Si no lo has recibido a ún, para y toma ese paso del que nunca te arrepentirás. No juegues a ser Cristiano.

Has nacido en la familia mas rica del Universo. Has llegado a ser heredero de muchos privilegios y posesiones maravillosas, no solo en este mundo sino también en el porvenir (1Pedro 1:3-4).

Es importante que recuerdes que a pesar de todo esto, eres un bebé spiritual. Tu principal meta ahora es crecer (1Pedro 2:2-3; 1Corintios 3:1).

Igual que un heredero debe esperar hasta cierta edad para colectar lo que le pertenece, vas a descubrir que debes “crecer” primero espiritualmente antes de reclamar tus privilegios.

No son casas, tierras, educación, o Carrera lo que preocupa a los padres de un nuevo bebé, sino que hay otras cosas mas inmediatas.

PROTECCIÓN DE LAS ENFERMEDADES

Los medicos y enfermeras tratan con todas sus fuerzas de proteger a los recien nacidos de gérmenes y bacterias. Tú también debes protegerte de los ataque de Satanás. Ahora está muy enfadado porque ha perdido un miembro de su reino, así que ahora intentará hacer que tu vida sea un mal ejemplo para otros. A Satanás le gust aver a un Cristiano en pecado y derrotado.

VACUNAS

Los médicos saben que existen algunas enfermedades peligrosas para los bebés y les ponen vacunas para protegerlos cuando todavia están sanos.

AVISO

Estarás mas vulnerable a las enfermedades que interfieren con tu crecimiento espiritual en los primeros días y semanas de tu nuevo nacimiento. La vida Cristiana de muchos se ha estancado en este period.

LA ENFERMEDAD DE LA DUDA

Satanás generalmente nos asalta con dudas. La primera duda que te va a traer es pensar que Dios no es bueno.

LOS SINTOMAS

Seguridad. Un bebé necesita sentirse seguro, protegido y amado. Satanás intentará desacreditar la obra que Dios ha hecho en tu vida. Te susurrará: “¿No vas a creer de verdad que eres salvo solo por creer y recibir a Cristo como tu Salvador, verdad? Vas a necesitas hacer alguna cosa más que eso para que tus pecados sean perdonados y puedas ir al Cielo”. ¿Qué puedes hacer? Mira lo que Dios ha dicho.

¿Qué ha prometido Dios en Su palabra? 1 Juan 5:11-12 “Y este es el testimonio, que DIOS NOS HA DADO VIDA ETERNA, y esta vida está en su Hijo. El que tiene al Hijo TIENE LA VIDA, y el que no tiene al Hijo de Dios, NO TIENE LA VIDA”. Este es el primero de cuatro versos que debes memorizar.

El pensar en la memorización de pasajes de la palabra de Dios te puede resultar igual de apetecible que las vacunas a un bebé, pero descubrirás el valor de guardar la palabra de Dios en tu corazón (Salmo 119:11) a medida que usas la espada del Espíritu para enfrentarte a los ataques de Satanás.

 

Published in: on +00002014-06-08T09:18:12+00:0030000000bSun, 08 Jun 2014 09:18:12 +0000UTC 23, 2008 at 11:59 am06  Comments (3)  

3 comentariosDeja un comentario

  1. Es cierto, el crecimiento suele ser traumático. No es lo mismo crecer en una maceta con cuidados contantes que crecer silvestre en el campo. Dios está en control en cualquier caso, aunque no lo parezca. La planta tiene que fortalecerse para hacer frente a un ambiente hostil. La vida no es una autopista, la de los cristianos tampoco. Saludos Logos77 y enhorabuena por tu blog

  2. La vida es una carretera de montaña, sinuosa y estrecha, y en cada curva Dios quiere enseñarte algo nuevo

  3. Hola Carlos, muchas gracias por tus comentarios.

    Lo que has dicho es totalmente cierto. El crecimiento espiritual llega a base de disciplina la cual al presente, dice la palabra de Dios, no es agradable, pero que con el tiempo produce frutos de justicia.

    Dios nos disciplina por nuestro bien, igual que nosotros disciplinamos a nuestros hijos cuando lo necesitan, y lo hacemos porque los amamos y queremos que aprendan a andar por caminos que les van a hacer bien.

    Dios, nuestro Padre celestial, sabe mejor que nadie lo que necesitamos y aunque a veces parezca que no nos ayuda, es al reves, nos ayuda y mucho. Siempre nos da junto con la tentación la salida para que podamos soportar la prueba 1 Corintios 10:13.

    Pero Dios no lo hace todo por nosotros, sino que cada uno tiene que poner su parte. Si somos débiles, debemos pedir ayuda, porque ha prometido dárnosla.

    “NO tenéis porque no pedis, o pedis mal, para gastar en vuestros deléites” Santiago 2.

    Muchas bendiciones, Carlos


Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s