“Mi madre y mis hermanos son los que oyen la palabra de Dios y la hacen” Lucas (8:21b)

Cantabría

Muchos no quieren aceptar lo que Dios ha dicho en Su palabra. Buscan todo tipo de tergiversaciones de los textos para no aceptar algo contrario a lo que su iglesia les ha enseñado. Pero las palabras de la Biblia son claras, y no hay otra posible explicación.

Mi madre y mis hermanos (en este caso no son los de carne y hueso) son los que oyen la palabra de Dios y la hacen, dice Jesús. ¿Creen ustedes las palabras de Jesús o no las creen? ¿Quien tiene mas crédito Jesús el cual es Dios, o el papa el cual es un hombre pecador como todos nosotros? Romanos 3:23 “por cuanto todos pecaron y están destituidos de la Gloria de Dios”.

Con estas palabras Jesús deja claro que no se debe dar a su madre terrenal mayor importancia de la que tuvo. María fue un instrumento que Dios escogió para darle un cuerpo a Su hijo, pero Dios podia haber escogido a cualquier otra jovén judía que fuera una mujer de fe y dispuesta a servir a Dios. Ella no tiene mayor importancia que esto.

Lo mas probable es que el Señor Jesús nos dejó estas palabras que leemos en Lucas 8:21 precisamente para que no hicieramos de María un objeto de culto tal como muchos hacen. Por algo lo dijo, y ese algo es que Jesús sabe antes que suceda lo que todos vamos a hacer antes que lo hagamos y se adelanta para dejar testimonio de lo que no debemos hacer.

Por tanto, para Jesús las personas que de verdad son Su familia son todos los creyentes que oyen la palabra de Dios y la hacen. Nosotros los que hemos nacido en la familia de Dios y que ahora somos hijos de Dios somos la verdadera familia de Jesús; su madre y sus hermanos. Estas son palabras de Jesús mismo y nadie las puede contradecir.

¿Saben que no todas las personas son hijos de Dios? Solo los que hemos nacido en Cristo tenemos ese privilegio pues antes de nacer en Cristo estábamos en Adán y en pecado de muerte. Por eso no podíamos ser hijos de Dios, porque los hijos de Dios no viven practicando el pecado, pues Dios no peca ni quiere hijos que lo hagan.

1 Juan 3:1-3

“Mirad cual amor nos ha dado el Padre, para que seamos llamados hijos de Dios; por eso el mundo no nos conoce, porque no le conoció a él.

Amados, ahora somos hijos de Dios y aún no se ha manifestado lo que hemos de ser; pero sabemos que cuando él se manifieste seremos semejantes a él, porque le veremos tal como es.

Y todo aquel que tiene esa esperanza en él, se purifica a sí mismo, así como él es puro”.

Compartan estas cosas con los demas porque ese el mandamiento que el Señor nos ha dado.

“Id por el mundo y predicad el evangelio a toda criatura . . . “

 

Santa Biblia, Vs. Reina Valera

Published in: on +00002014-07-05T14:15:13+00:0031000000bSat, 05 Jul 2014 14:15:13 +0000UTC 23, 2008 at 11:59 pm07  Comments (2)  

2 comentariosDeja un comentario

  1. Muy bien por su explicación. ..excelentemente clara y verdadera…mejor no lo pudo enseñar Dios lo bendiga

  2. Gracias por tu mensaje, Lilians. Es una alegría saber que te ha sido de bendición.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s