La Gracia vs. la Ley (Primera parte)

twojacklake[1]

“PUES LA LEY POR medio de Moisés fue dada, PERO LA GRACIA y la verdad vinieron por medio de JESUCRISTO” Juan 1:17.

Muchos pensamos que sabemos la diferencia entre estas dos posiciones teológicas. Estudiamos y estudiamos la Palabra de Dios buscando respuestas a los dílemas en que muchas veces nos encontramos que están relacionados con estos dos temas bíblicos: La Ley y la Gracia, pero no llegamos a entender como vivir por gracia y no volver a caer en la ley.

Aunque sabemos sin ninguna duda que la salvación no la hemos conseguido por nuestros propios méritos (nuestras buenas obras), sino por la gracia de Dios, a muchos de nosotros nos cuesta aceptar y saber vivir de acuerdo a esa gracia. No sabemos aceptarla, recibirla, apropiarla. Sobre todo, no sabemos extenderla a otros. Empezamos nuestra vida Cristiana por la gracia y debemos continuar por la gracia. Este es el dilema que tenemos algunos y que no conseguimos resolver. Esto nos trae multitud de problemas personales y en las relaciones con los demás.

La mayoría de la Iglesias Cristianas enseñan a vivir un evangelio “mezclado”. Esto es, hablamos mucho de la gracia de Dios pero ¿en la ponemos en práctica de forma permanente? En verdad no, nos cuesta mucho hacerlo. Al menos a mi me está costando bastante, pues no habia llegado a darme cuenta de su importancia.

Creo que la palabra Gracia puede ser la palabra más importante de toda la Biblia. El mundo está lleno de problemas y sufrimientos y la mayoría resultan de la falta de aplicación de esa importante palabra: Gracia.

¿Qué es gracia? ¿Se han hecho esta pregunta alguna vez? Debemos tener una idea clara lo que es porque la Biblia está llena de esta palabra. La vemos por todas partes, en particular en el Nuevo Testamento después de la muerte y resurrección de Cristo, y predicada por todas las epístolas del apóstol Pablo. Él fue escogido para predicar el Evangelio de la Gracia.

La gracia es dificil de definir pues es un concepto muy amplio. Básicamente, gracia significa misericordia inmerecida; perdón inmerecido; mostrar amor sobre quien no lo merece. Esto es lo que Dios ha hecho con nosotros por medio del amor inconmesurable de nuestro Señor Jesucristo.

Lo que vemos en los noticiarios cada día es lo todo lo contrario a la gracia—vemos antigracia por todas partes. Vemos venganzas, rencor, odio, asesinatos, ataques terroristas, abusos de los menos favorecidos, etc.

En cuanto a nosotros los creyentes, es hora de entender cómo debemos vivir al estar bajo la gracia, y como debemos proclamar la gracia de Dios a los pérdidos. ¿Qué clase de ejemplo estamos dando? ¿Mostramos gracia en nuestras vidas o mostramos un espíritu de legalismo que nos lleva de nuevo a la ley? Es hora de examinarnos porque en verdad nos cuesta mucho diferenciar en la práctica cuando estamos siendo legalistas aunque muchos de nosotros lo somos sin darnos cuenta.

Seguiremos con este estudio sobre la Gracia.

“PUES LA LEY por Moisés fue dada, pero LA GRACIA y la verdad vinieron por Jesucristo” Juan 1:17.

Santa Biblia,vs. Reina Valera

Published in: on +00002014-09-16T01:41:03+00:0030000000bTue, 16 Sep 2014 01:41:03 +0000UTC 23, 2008 at 11:59 am09  Comments (1)  

One CommentDeja un comentario

  1. El actuar de un cristino debe ser el resultado de una conversión genuina y por ende un mover del Espiritu Santo en nuestras vidas.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s