“Y conoceréis la verdad, y la verdad os hará LIBRES” Juan 8:32 (Segunda parte)

1b5d0-waytoreality-1695363828_16ecbd303c_z

Continuando con las trampas en las que caen los hombres, seguimos analizando cómo es que muchos terminan mal.

La trampa del sexo ilegal es que tiene muchas ramificaciones. El dios de este mundo sabe muy bien como atrapar a la gente en esto. ¿Qué es sexo illegal? Pues es cualquier relación sexual fuera del matrimonio, y esto es lo que está destruyendo el mundo actual poco a poco.

Debido a la mentiras del enemigo del alma, a Hollywood y a nuestras propias tendencias pecadoras, el amor se confunde con el deseo sexual y no hay discernimiento entre ésto y el verdadero amor. Por eso vemos a la gente cambiar de pareja cada dos por tres, haciendose daño mutuamente y a los hijos que nacen fuera del matrimonio. En particular los jóvenes son engañados con la trampa del sexo mezclado con el amor  y no son capaces de distinguir lo que es el verdadero amor. Cuando están atrapados por un embarazo no deseado, o una enfermedad sexual es tarde para recapacitar.

Se les engaña con la idea de “tienes derecho a ser feliz” no sabiendo que ese no es el camino a la felicidad sino a una trampa y al dolor. Tergiversando el significado verdadero del amor, el cual es querer tanto a esa persona que vas a escoger lo que es mejor para ella, usa el mal llamado amor como excusa para tener relaciones sexuales fuera del matrimonio. Pero ¿es esto lo mejor que Dios tiene para ella? No por cierto. ¿Qué pasa? Pues al principio todo parece muy bien, muy hermoso pero a medida que pasa el tiempo vienen los problemas. Descubren que finalmente las cosas no salen como esperaban y se ven atrapados en una trampa sin salida. La mujer se puede quedar embarazada y no estar preparada para ser madre o en una relación de celos o cualquier otra cosa menos amor. El hombre no quiere al bebé porque va a interferir con sus planes egoistas y puede presionar a la mujer a provocarse un aborto cuyas secuelas le van a durar toda la vida. Al fin y al cabo interrumpir una vida es un asesinato a los ojos de Dios.

Otras veces el pecado de la lujuria destruye a los hombres por medio de enfermedades venéreas, las cuales han llegado a ser una verdadera epidemia. No se oye hablar mucho de esto porque se oculta y nadie se entera excepto las familias que las sufren. Muchas personas quedan infertiles debido a ello, y eso lo que vemos a menudo hoy día.

Otra rama de este pecado es la pornografia, y esto es ya lo peor. La industria de la pornografia gana miles de millones al año explotando a niños y jóvenes inocentes, los cuales son esclavizados por medio de esta práctica para que los que compran estas revistas o videos disfruten de sus “libertades”. ¡Qué vergüenza! En su egoismo y maldad los “clientes” pierden toda sensibilidad y su conciencia es cauterizada tal como dice la Biblia. Caen en esta trampa de Satanás, el cual solo viene a destruir vidas.

“Y conoceréis la verdad, y la verdad os libertará” Juan 8:32.

Por ultimo, la avaricia, el amor al dinero. Jesús dijo que esta es la raíz de todos los males. Es cierto, detrás de todos las trampas anteriores está el amor al dinero. Todo el que vende drogas, alcohol, pornografia y otras cosas que hacen dañolo hacen por amor al dinero. No les importa como van a ganar dinero, solo les importa los resultados de sus ganancias. Han vendido sus almas al diablo por dinero.

Otros sacrifican a sus familias por esto mismo, y lo hacen de diversas formas. Hombres que piensan que ser rico es lo mas importante del mundo, que el dinero da la felicidad, se matan trabajando y sus hijos destruidos por la falta del padre en la casa y el mal ejemplo que les da. Estos padres creen que si les dan a sus mujeres e hijos todas las cosas materiales que desean los van a hacer felices. Para ello trabajan horas y horas y después no tienen tiempo libre para estar con sus familiaa, todo se vuelve ganar mas y mas dinero para gastar mas y mas dinero.

En Eclesiastés dice: “Vanidad, vanida, todo es vanidad”.

Algunas mujeres hacen lo mismo. Estudian carreras que las llevan fuera de sus hogares y ya no tienen tiempo para pasarlo con sus hijos tal como debe hacer una buena madre. Sus prioridades están en desorden, caen en una trampa que les va a costar muy cara. Cuando pasen los años se van a arrepentir del tiempo malgastado trabajando fuera de casa para poder comprar mas cosas que no dan la felicidad. Conozco muchas así.

Es mejor que una mujer aprenda a conformarse con el sueldo de su marido, sea el que sea, y acepte su responsabilidad como madre. Quizá cuando los hijos se hayan criado pueda tener un empleo fuera de la casa pero mientras ellos estén alli una madre debe estar siempre asequible a sus hijos y no anteponer su carrera al bienestar de su familia. Los hijos prefieren que su mama esté en casa y tener menos cosas materiales. Esto es, claro, si se les enseñan a los hijos los verdaderos valores de toda la vida.

Juan 10:10

“El ladrón solo viene a robar, matar, y destruir. Yo he venido para que tengan vida y para que la tengan en abundancia”.

Cuidado con ese ladrón.

Santa Biblia, vs. Reina Valera

Published in: on +00002015-01-05T12:47:30+00:0031000000bMon, 05 Jan 2015 12:47:30 +0000UTC 23, 2008 at 11:59 pm01  Dejar un comentario  

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s