Como funciona “la ciencia” / De los mitos antiguos a la medicina moderna

 

Hasta hace poco medicina moderna había hecho caso omiso del poder medicinal de la alimentación cotidiana por considerarlo una creencia popular y sin validez científica demostrada. Pero las principales corrientes científicas ya han comenzado a estudiar los principios de la medicina popular y de las prácticas alimentarias de antaño, en busca de remedios y antídotos para las enfermedades modernas. La investigación sobre la medicina natural avanza a un ritmo acelerado.

¿Por qué este súbito interés por los aspectos medicinales de los alimentos? ¿Por qué instituciones tan prestigiosas como John Hopkins y Harvard comienzan a anunciar con bombas y platillos que el brecól o broculi está lleno de agentes poderosos contra el cancer y que comer mucha zanahoria parece reducir drásticamente las enfermedades cardiacas y accidents cerebrovasculares?

Por primera vez en la historia la “ciencia” comienza a validar con fuerza el hecho que la dieta determina en primera instancia los sucesos que acontecen en la células, donde tienen lugar los verdaderos dramas y misterios, donde se pierden y se ganan las batallas para consolidar las salud y la longevidad, o por el contrario condenarnos a la enfermedad y a la muerte. Ahí es donde comienza y termina la vida.

Hace muchos años, cuando mi hijo de tres años estaba teniendo problemas de salud lo cual los médicos no sabian resolver, un compañero de trabajo me recomendó llevarle a un médico naturista. Yo no me fiaba mucho de lo que me decía y lo estuve ignorando por un tiempo.

Finalmente, ya por desesperación, decidí hacerle caso a mi compañero de trabajo porque me insistía y se veía totalmente convencido que el medico naturista me podría ayudar. Ya habia probado todos los medicos “científicos” y éstos no sabian que hacer. NI UNO DE ELLOS me preguntó cual era la dieta normal de mi hijo.

Este hombre, el naturista, sin carrera universitaria ni estudios avanzados me resolvió el problema de inmediato. Revisó a mi hijo y lo vió sano, pero cuando le hablé de los sintomas me dió una dieta a seguir. En pocos días el problema estaba resuelto, y mi hijo nunca más estuvo enfermo, excepto algún resfriado que otro que trataba de forma natural. No le dí medicinas ni antibióticos, sino solo comida sana, mucha agua, fruta y descanso hasta que se ponia bien. Igualmente hize con mi segundo hijo. Ninguno de los dos estuvo enfermo ni tuve que llevarle a una sala de urgencias excepto en una ocasion después de un pequeño accidente de bicicleta.

Ahora, finalmente después de muchos años, la “ciencia” descubre lo que la gente sencilla del vulgo ya sabía desde siempre. Y es que la ciencia verdadera es la que usa el sentido común y sabe por intuición y por observación lo que funciona y lo que no. Por eso la ciencia moderna no es buena ciencia, lo que llevo diciendo desde el principio.

Mediten cada uno de ustedes en estas cosas, y no olviden de qué forma funciona la falsamente llamada ciencia. No es de fiar. Hoy día, además de reconocer que la alimentación es fundamental, siguen añadiendo fármacos que ensucian la sangre y no ayudan a nadie excepto a los bolsillos de las farmaceúticas.

Ya lo dijo Hipócrates, un médico verdadero y padre de la medicina.

“Que tu medicina sea tu alimento; y que tu alimento sea tu medicina”.

 

 

 

Published in: on +00002015-03-22T15:38:50+00:0031000000bSun, 22 Mar 2015 15:38:50 +0000UTC 23, 2008 at 11:59 pm03  Comments (11)  

11 comentariosDeja un comentario

  1. Muy buen comentario sobre la falsamente llamada ciencia.
    Yo he tenido muchos problemas de enfermedad y he tomado muchos medicamentos, pero la mejor medicina es la fe, y sobre todo acudir a el aceite puro de olivas, el limón, el ajo,, las verduras, las legumbres, los guisos sanos, el agua, no beber alcohol…, no fumar y hacer ejercicios diarios, sobre todo a mi edad 68 años, caminar todos los días 30 o 60 minutos.
    Hoy cuando vas a la consulta del medico, este no te observa sino al ordenador.
    Y en Cristo Jesús, mantener una sincera y continua comunión con El Espíritu Santo, confesando continuamente nuestra faltas con un constante y sincero arrpentimiento.
    Animo hermanos Cristo esta al llegar y pronto acabará nuestras aflicciones en este mundo, que, a la verdad nos han sido necesarias.
    Dios os bendiga.

  2. La vida sana es importante, no cabe duda.

    Pero ahora prueba a hacer lo mismo con un hijo con diabetes, cáncer, etc.
    Imagínate que nadie vacunase a sus hijos, morirían de poliomielitis, etc.

    Y no me digas lo de la actriz (¿cuál?) a la que se le murió el hijo por vacunarlo, se demostró que era mentira.
    Ahora está de moda no vacunar y por eso vemos un repunte de enfermedades casi extinguidas y casos de muertes, especialmente en Estados Unidos.

    ¿Qué enfermedad tenia tu hijo?

    Lo dicho, hay remedios naturales que funcionan, como no. De hecho, muchos medicamentos proceden de plantas, pero de ahí a decir que tenemos que llevar a nuestro hijo al brujo de la tribu cuando hijo tenga una enfermedad importante va un trecho.

    Los extremismos y las conspiranoias nunca son buenos

  3. Hola Doc,

    Dices:
    “La vida sana es importante, no cabe duda.
    Pero ahora prueba a hacer lo mismo con un hijo con diabetes, cáncer, etc.
    Imagínate que nadie vacunase a sus hijos, morirían de poliomielitis, etc.”

    Conozco gente que ha tratado a sus hijos y a otros con dieta y vida sana y han corregido sus problemas de una forma que pueden tener una vida buena a pesar de tener una enfermedad como las que mencionas. Por otra parte conozco a muchos que con los tratamientos médicos convencionales han terminado muy mal. Eso lo saben todos.

    En cuanto a lo de las vacunas, es como jugar a la ruleta rusa. Te puede ir bien o te puede ir mal. Siempre es un riesgo. Cada uno debe tomar sus propia decision y sobre todo orar al Señor para que le dé sabiduría pues no es fácil esto. Yo sí vacuné a mis hijos y no tuvieron grandes problemas, pero tampoco estoy segura que no les afectara negativamente. Eso fue hace muchos años. Ahora en estos tiempos quizás mi decisión sería diferente.

    Y continuas diciendo:
    “Y no me digas lo de la actriz (¿cuál?) a la que se le murió el hijo por vacunarlo, se demostró que era mentira.
    Ahora está de moda no vacunar y por eso vemos un repunte de enfermedades casi extinguidas y casos de muertes, especialmente en Estados Unidos.”

    Esa actriz a la que te refieres es muy inteligente y efectiva. Lleva años hacienda campañas en contra de ciertas vacunas porque afectaron severamente a su hijo. Desde entonces para acá se ha demostrado que ciertamente, dichas vacunas han sido causantes de muertes y serios problemas.

    En Estados Unidos hay montones de enfermedades porque se hace una vida malsana, peor que en la mayoría de los países. Ahora vas a venir con el cuentos de las vacunas.

  4. Y continuando con la respuesta para Doc:

    Dices:
    “Lo dicho, hay remedios naturales que funcionan, como no. De hecho, muchos medicamentos proceden de plantas, pero de ahí a decir que tenemos que llevar a nuestro hijo al brujo de la tribu cuando hijo tenga una enfermedad importante va un trecho”

    Fijate de qué manera respondes al artículo sobre la ciencia médica.

    Dices:
    “Decir que tenemos que llevar a nuestro hijo al brujo de la tribu cuando tenga una enfermedad importante va un trecho”

    ¿Ahora llamas a los médicos naturistas “brujo de la tribu”? Has demostrado sin ninguna duda que lo que digo en el artículo sigue siendo la política de la ciencia médica de hoy día.

    Te contradices tú mismo. No solo eso, sino que te delatas negando lo que dices al principio. Así que a pesar de haber declarado que la vida sana es importante, ahora acusas a los medicos de medicina natural de ser brujos de tribus. Esa es la misma mentalidad que vemos en los medicos modernos, que solo saben usar drogas dañinas y de esa forma les quitan importancia a lo que de verdad cuenta: La alimentación y la vida sana de ejercicio y lejos de drogas de todas clases, legales o ilegales.

    Es por estas cosas que cada vez ustedes pierdan mas credibilidad.

    Medita en esto

  5. Estimado Manuel G.

    Muchas gracias por tu valioso comentario y testimonio. No sabes cuan de importante es que la gente lea testimonios como el tuyo. Llevas toda la razón en lo que dices, y espero que muchos que leen este blog aprendan de tí.

    Yo puedo decir lo mismo. A mi me ha funcionado mucho mejor la vida sana que los fármacos. He probado las dos cosas y al final he tenido que dejar los fármacos excepto en alguna urgencia.

    Manuel dices:
    “Yo he tenido muchos problemas de enfermedad y he tomado muchos medicamentos, pero la mejor medicina es la fe, y sobre todo acudir a el aceite puro de olivas, el limón, el ajo,, las verduras, las legumbres, los guisos sanos, el agua, no beber alcohol…, no fumar y hacer ejercicios diarios, sobre todo a mi edad 68 años, caminar todos los días 30 o 60 minutos.
    Hoy cuando vas a la consulta del medico, este no te observa sino al ordenador.”

    Eres una persona sabia. Has encontrado la verdadera medicina, y ahora puedes ayudar a otros. Espero que muchos aprendan de tí.

    Pero es muy importante lo que has dicho sobre la fe, porque si vivimos en pecado y permitimos que el enemigo nos ataque no importa la vida sana que hagas, ese estres te pone muy mal.

    Dios te bendiga y te siga dando salud por el camino que él dejó.

  6. Por cierto Manuel G. ¿Qué enfermedad tenias?

  7. Si no me equivoco vos también defiendes la homeopatía, dime ahora que tienes que decir al respecto.

  8. Sobre la homeopatía no tengo mucho que decir. Sé que en Alemania la aprueba el gobierno y los alemanes que son gente muy inteligente como todos saben, la usan y mucho.

    Yo no la uso, pero mi sobrino que estaba fatal con alergías la usó y se puso muy bien. El puede dar testimonio de ello.

    Creo que tiene un alcance limitado a ciertas condiciones de salud, pero no es lo mismo que la alimentación adecuada, la cual sí puede sanar casi todo.

    Recuerda las palabras del eminente médico Hipócrates padre de la verdadera medicina:

    “Que el alimento sea tu medicina, y que tu medicina sea tu alimento”.

    ¿Qué tienes que decir a esto?

  9. http://www.nhmrc.gov.au/media/releases/2015/nhmrc-releases-statement-and-advice-homeopathy

    En resumen, lo que viene a decir es sencillo: no hay pruebas de que la homeopatía funcione.

  10. Oscar, te acabo de decir que mi sobrino se curó el asma con la homeopatia, y ¿ahora mi vienes con esta estupidez?

    A mí y a todos nos da igual lo que unos pocos o unos muchos estudios patrocinados por las farmaceúticas digan. Sabemos por qué lo dicen.

    Dais verdadera lastima.

  11. logos77, sin medias tintas ni paños calientes: eres una cateta y una ignorante de marca mayor


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s