Diseño Inteligente: el Premio Nobel para unos químicos que han sintetizado máquinas moleculares

 

Diseño Inteligente: el Premio Nobel para unos químicos que han sintetizado máquinas moleculares

David Klinghoffer  6 de octubre de 2016 | Permalink

 

Acerca de los ganadores de este año del Premio Nobel de Química, unos pioneros en nanotecnología, el reflexivo lector Eric se nos adelanta con esas palabras:

Probablemente habrán observado que el Premio Nobel de química se ha concedido a tres químicos por sus contribuciones al estudio de las máquinas moleculares. Dichos galardonados han realizado impresionantes progresos al poder llegar a disponer cuidadosamente unas moléculas para hacer máquinas que funcionan.

En mi lectura de algunos de los artículos acerca de sus trabajos, observo afirmaciones acerca de la excepcional percepción necesaria, de la enorme capacidad y la gran cantidad de trabajo intencionado para concebir maneras de disponer moléculas de modo que funcionen de forma útil.

Y sin embargo se espera que aceptemos por fe que unos procesos no interesados y no pensantes produjeron accidentalmente las células, repletas de máquinas moleculares funcionales y coordinadas.

Esta es la situación. Desde aquí hemos dicho que las máquinas moleculares irreduciblemente complejas son «evidenciaprima facie de un diseño inteligente», y que plantean un misterio que aborda el pensamiento revolucionario de Michael Behe. Véase nuestro documental de próxima publicación (en inglés)  Revolutionary: Michael Behe & The Mystery of Molecular Machines (Revolucionario: Michael Behe y el misterio de las máquinas moleculares). Por hacer cosas que se supone que la naturaleza logró mediante una serie de accidentes afortunados, estos químicos sintéticos —Jean-Pierre Sauvage, J. Fraser Stoddart y Bernard L. Feringa— han recibido el honor más alto que la ciencia puede ofrecer.

Según dice La Real Academia Sueca de las Ciencias, que da su reconocimiento al trío por su «diseño y síntesis de máquinas moleculares»:

El primer paso hacia una máquina molecular fue el dado por Jean-Pierre Sauvage en 1983, cuando consiguió enlazar dos moléculas de forma anular entre sí para formar una cadena, llamada un catenano. Normalmente, las moléculas están unidas por unos fuertes enlaces covalentes, en los que los átomos comparten electrones, pero en la cadena estaban unidas por un enlace mecánico más libre. Para que una máquina pueda realizar una tarea, tiene que estar compuesta de partes que se puedan mover entre sí. Los dos anillos entrelazados cumplían exactamente este requisito.

El segundo paso lo dio Fraser Stoddart en 1991, cuando desarrolló un rotaxano. Engranó un anillo molecular sobre un delgado eje molecular y demostró que el anillo podía moverse a lo largo del eje. Entre sus desarrollos basados en rotaxanos hay un ascensor molecular, un músculo molecular y un chip informático de base molecular.

Bernard Feringa fue la primera persona en desarrollar un motor molecular; en 1999 consiguió que una paleta de rotor molecular girara continuamente en la misma dirección. Usando motores moleculares, imprimió un movimiento de giro a un cilindro de vidrio 10.000 veces mayor que el motor, y también diseñó un nanoauto.

El diario The New York Times entrevistó al célebre químico sintético James Tour, que ha logrado avances en este campo con su propio diseño de un nanoauto («3 Creadores de las Máquinas Más Pequeñas del Mundo Reciben el Premio Nobel en Química»). Tour es uno de los signatarios de nuestra lista de «Disconformes con el Darwinismo», pero, naturalmente, eso no lo menciona el diario:

James M. Tour, profesor de química en la Universidad Rice en Houston, dijo que el Nobel daría legitimidad a este campo de investigaciones, y que ayudaría a convencer al público que las nanomáquinas no son sólo una fantástica ciencia ficción para un futuro lejano.

«Nadie está ganando dinero con esto por ahora, pero ya vendrá», dijo. «Estos investigadores han establecido y ampliado este campo de trabajo de una manera extraordinaria.»

El doctor Tour predice que el primer uso provechoso de esta tecnología podrían ser máquinas que abren membranas en las células del organismo para depositar medicamentos. «Va a ser algo realmente extraordinario», afirmaba.

Estamos ante algo apasionante. Tour ha observado también que su experiencia de esta nueva tecnología resalta el enigma del origen de la vida. Refiriéndose al tema de una evolución química, ha escrito con un estilo admirable y contundente:

La vida necesita hidratos de carbono, ácidos nucleicos, lípidos y proteínas. ¿Qué clase de química subyace a su origen? Parece que los biólogos creen que existen unos mecanismos moleculares prebióticos bien conocidos para su síntesis. Pero están muy mal informados. Y no hay para asombrarse de ello: pocos biólogos han sintetizado jamás una molécula compleja desde sus componentes más básicos. Si necesitan una molécula, compran kits de síntesis molecular que, naturalmente, están diseñados por químicos sintéticos, y que están dotados de unos protocolos simplificados.

¿Los polisacáridos? ¿Su origen?

Los químicos sintéticos no disponen de ninguna ruta.

Los biólogos no tienen ni idea.

Y luego llama a exponer este hecho ante los estudiantes:

Los que creen que los científicos comprenden las cuestiones de la química prebiótica están totalmente desinformados. Nadie las comprende. Quizá un día las comprenderemos. Pero este día está muy lejano. Sería más útil (y más esperanzador) exponer a los estudiantes a los enormes vacíos de conocimiento existentes. Puede que ellos encuentren una teoría científica más sólida —que posiblemente será radicalmente diferente.

La base sobre la que nos apoyamos los científicos es tan endeble que debemos exponer la situación de manera clara, tal como es: un misterio.

El origen de la vida es un «misterio»; sin embargo, para los fieles del materialismo, decir esto llanamente es algo así como un crimen del pensamiento, una concesión a los deplorables «creacionistas». Aunque no es un proponente del diseño inteligente, Tour reconoce que lo que la naturaleza ha conseguido al sintetizar la vida deja atrás en la distancia lo que él hace en el laboratorio:

El diseño de nanoautos es cosa de niños en comparación con la complejidad involucrada en la síntesis de proteínas, enzimas, ADN, ARN y polisacáridos, por no hablar de su ensamblaje en sistemas macroscópicos funcionales.

Sin querer en absoluto menoscabar los logros de estos tres recientes ganadores del Premio Nobel, lo que han conseguido es sin embargo un juego de niños comparado con lo que sucedió en la plasmación de la vida primigenia. Las implicaciones son profundas, pero naturalmente son pasadas por alto en el más profundo de los silencios por los medios populares de divulgación científica.

Foto: Fraser Stoddard vía Northwestern University.

Estoy en Twitter. Síganme en @d_klinghoffer.

Lectura recomendada: Para la revolucionaria obra de Michael Behe, se puede acceder en español al artículo de Thomas Woodward: Afrontando el Reto de Darwin [Reseña del libro La Caja Negra de Darwin]

Fuente: Evolution News – Intelligent Design: Nobel Prize for Chemists who Synthesized Molecular Machines  6/10/2016
Redacción: David Klinghoffer © 2016 – http://www.evolutionnews.org
Traducción y adaptación: Santiago Escuain, publicado en sedin-notas.blogspot.com.es
© SEDIN 2016 – http://www.sedin.org
Publicado 8 minutes ago por Santiago Escuain
Etiquetas: biología celular biología de sistemas creación diseño inteligente nanomotores nanomáquinas nanotecnologíaorigen de la vida química retroingeniería sistemas complejos
SEDIN – Servicio Evangélico / Documentación / Información
http://www.sedin.org/  ·  sedin.org@gmail.com
P.O. Box 2002 · Sabadell (Barcelona) SPAIN

Published in: on +00002016-12-13T14:41:16+00:0031000000bTue, 13 Dec 2016 14:41:16 +0000UTC 23, 2008 at 11:59 pm12  Dejar un comentario  

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s