¿Por qué seguimos pecando?

 

A

 

Algunos se sorprenderán al ver esto, no porque no experimenten lo que dice arriba sino porque no se suele hablar de ello. Con esto no quiero decir que los creyentes sinceros vivimos como antes de haber sido salvos. No, el verdadero creyente tiene una nueva vida en Cristo y ha cambiado. Pero aunque hemos recibido la vida eterna, en este mundo y mientras estemos en este cuerpo pecaminoso no podemos ser perfecto pues solo con los pensamientos a veces pecamos.

Esto es lo que dice el apóstol Pablo, el apóstol de los gentiles, o sea nuestro apostol. Él también tenía batallas que luchar contra los deseos pecaminosos de la carne y se sentía frustrado a veces. Miren lo que escribió en la epístola a los Romanos:

Romanos 7:15…25

“Porque lo que hago no lo entiendo; pues no hago lo que quiero sino lo que aborrezco, eso hago. Y si lo que no quiero eso hago, apruebo que la ley es buena. De manera que ya no soy quien hace aquello, sino el pecado que mora en mí. . .Porque según el hombre interior me deleito en la ley de Dios; pero veo otra ley en mis miembros que se rebela contra la ley de mi mente y que me lleva cautivó a la ley del pecado que está en mis miembros.

¡Miserable de mí! ¿Quien me librará de este cuerpo de muerte? Gracias doy a Dios por Jesucristo Señor nuestro. Así que yo mismo con la mente sirvo a la ley de Dios, más con la carne a la ley del pecado”.

Pero ¿de qué pecados estamos hablando? Obviamente no hablamos de pecados como comete el inconverso, andando en juergas, borracheras, sexo ilegal, mentiras, engaños, etc. Más bien hablamos de otros pecados que siguen siendo pecados ante Dios pero los hombres mundanos ni los notan. Se trata de pecados de orgullo, impaciencia, malicia, rencor, falta de perdón, egoísmo, codicia, falta de amor, ira, glotonería, envidia, contiendas. . .ese tipo de pecados que también son pecado y ahora el Espíritu Santo nos los señala. Debemos luchar contra todos estos pecados también, pero como decía arriba, mientras estemos en el cuerpo no vamos a cumplirlo todo a la perfección, aunque debemos orar para tener la victoria y resistirlos con todas nuestras fuerzas.

Santa Biblia, vs. Reina Valera

Published in: on +00002017-03-15T13:51:36+00:0031000000bWed, 15 Mar 2017 13:51:36 +0000UTC 23, 2008 at 11:59 pm03  Comentarios desactivados en ¿Por qué seguimos pecando?