El bautismo en agua no te salva

A

LA BIBLIA ENSEÑA QUE somos salvos únicamente por la fe en Cristo y no por obras. Esto se puede leer en la Biblia varias veces. El bautismo de agua no se menciona como parte de la salvación pero sí el bautismo del Espíritu Santo.

JUAN EL BAUTISTA FUE el enviado de Dios para preparar el camino al Señor Jesús y anunció dos tipos de bautismo: El de agua, y el del Espíritu Santo. Leamos sus palabras.

Mateo 3:1-2

“En aquellos días vino Juan el Bautista predicando en el desierto de Judea y diciendo: Arrepentíos, porque el reino de Dios se ha acercado”.

Vs. 5-

” Y salía a él Jerusalén y toda Judea y toda la provincia de alrededor del Jordán, y eran bautizados por él en el Jordán confesando sus pecados”.

COMO LEEMOS AQUÍ Juan el Bautista bautizaba a los judíos en Jerusalén y en toda Judea con bautismo de agua en el río Jordán. No había entre ellos personas gentiles pues los judíos no se juntaban con ellos ya que los consideraban inmundos o pecadores y por su religión no podían hacerlo. Ellos solos se consideraban limpios de pecado. De todas formas cuando Dios envió a Juan el Bautista a decirles: “Arrepentíos porque el reino de los cielos se ha acercado…” algunos de ellos se bautizaban y reconocían ser pecadores confesando sus pecados.

¿NO ES ESTO LO MISMO que lo que nos ha sucedido a nosotros los que hemos creído en Cristo? Antes nos considerábamos buenos y solo veíamos los pecados de los demás pero no veíamos nuestros pecados, estábamos ciegos a ellos, pero al ver a Jesucristo y su vida santa y perfecta el Espíritu de Dios nos hizo darnos cuenta de lo malos y egoístas que somos y cuanto necesitamos el perdón de Dios.

Siguiendo con la historia del bautismo y Juan el Bautista leamos lo que dice después:

vs. 11

“Yo a la verdad os bautizo en agua para arrepentimiento; pero el que viene tras mí, cuyo calzado no soy digno de llevar es más poderoso que yo; él os bautizará con Espíritu Santo y fuego”.

ES EL ESPÍRITU SANTO el que nos bautiza para llegar a ser salvos en Cristo y parte de la Iglesia. Ese es el verdadero bautismo y no es una obra que nosotros hacemos para conseguir la salvación sino que es Dios el que lo lleva a cabo por medio de Su Santo Espíritu. Por eso es que decimos que el bautismo en agua no es un requerimiento para ser salvos. Este bautismo del Espíritu Santo nos lleva al arrepentimiento y a vivir una vida diferente, una nueva vida con deseo de vivir en santidad y apartados del pecado.

HAY ALGUNAS DENOMINACIONES evangélicas tal como los Pentecostales que enseñan que si no te bautizas en agua no puedes ser salvo. Esto no es bíblico y por lo tanto NO ES VERDAD. El único requerimiento para la salvación es aceptar por fe el sacrificio del Señor Jesucristo nuestro Salvador, arrepintiendonos de nuestros pecados. No hay otro camino.

“Porque por gracia sois salvos por medio de la fe, y esto no de vosotros, pues es DON De Dios. NO por obras, para que nadie se gloríe” Efesios 2:8-9

Santa Biblia, vs. Reina Valera

Published in: on +00002017-05-06T02:29:37+00:0031000000bSat, 06 May 2017 02:29:37 +0000UTC 23, 2008 at 11:59 am05  Comentarios desactivados en El bautismo en agua no te salva