Dios manda a todos los hombres que se arrepientan (Hechos 17:30) Primera parte)

 

!cid_X_MA12_1345933132@aol

COMO EL MUNDO ya está viendo claramente estamos llegando a un punto crítico en el cual Dios está recordando a todos que no somos nadie y que en unos pocos minutos o horas todo puede cambiar drásticamente para mal y mucho mal. Nos creemos ser alguien importante no siendo nada y vivimos olvidando que Dios está ahí aún cuando no lo vemos ahora. Dios tiene mucha paciencia con nosotros y no nos ha destruido ya porque nos ama y espera que nos arrepintamos a tiempo.

DIOS EN SU Libro manda a todos los hombres en todo el mundo que se arrepientan porque va a venir a juzgar al mundo con mano muy dura y dolorosa. Lo que estamos viendo ahora NO ES NADA para lo que se avecina.

JUAN EL BAUTISTA empezó su ministerio público llamando a los hombres al arrepentimiento. “En aquellos días vino Juan el Bautista predicando en el desierto de Judea y diciendo: Arrepentíos porque el reino de los cielos se ha acercado” (San Mateo 3:1-2).

JESÚS TAMBIÉN empezó  su ministerio llamando a los hombres al arrepentimiento. “Desde entonces comenzó Jesús a predicar y a decir: arrepentíos porque el reino de los cielos se ha acercado” (Mateo 4:17).

JESÚS MANDÓ a sus discípulos a predicar que los hombres se arrepintiesen. “Y saliendo, predicaba que los hombres se arrepintiesen” ( Marcos 6:12).

ANTES QUE JESÚS ascendiera al cielo, comisionó a sus seguidores a evangelizar al mundo por medio de la predicación del arrepentimiento (Lucas 24:46:53). “Y les dijo: Así está escrito y así fue necesario que el Cristo padeciese y resucitase de los muertos al tercer día; y que se predicase en su nombre el arrepentimiento y el perdón de pecados EN TODAS LAS NACIONES, comenzando desde Jerusalén (Lucas 24:46-47).

LOS APÓSTOLES predicaron el arrepentimiento. “Pedro les dijo: arrepentíos y bautícese cada uno de vosotros en el nombre de Jesucristo para perdón de los pecados”.

EL MANDATO DE Dios en todas partes es el mismo. Dios no quiere que ninguno perezca sino que todos procedan al arrepentimiento (2Pedro 3).

¿QUE ES EL arrepentimiento verdadero? En la Biblia esto tiene un triple significado.

1. El arrepentimiento involucra un cambio de pensamiento. En la parábola de los dos hijos (Mateo 21:28-32) uno de ellos dijo: “No quiero; pero después arrepentido fue”. La Palabra “arrepentimiento” que se usa aquí significa un cambio de pensamiento, o sea, otro punto de vista.

YO, ANTES DE SER salvo, pensaba que vivía una vida muy buena, pero después de leer la Biblia ví que… “todos nosotros somos como suciedad y todas nuestras justicias como trapos de inmundicia” (Isaías 64:6), y que “por cuanto todos pecaron y están destituidos de la gloria de Dios” (Romanos 3:23).

La Palabra “todos” me incluye a mí también. Ví entonces que yo también soy pecador y tuve que cambiar mi modo de pensar en cuanto a mi mismo. Me ví ya no tan bueno como creía ser sino como me ve Dios—un pecador condenado y mereciendo la condenación en el infierno. Así pues cambié mi modo de pensar en cuanto a mi mismo y al pecado.

Fuente de Luz, ministerio Cristiano

Santa Biblia,  vs. Reina Valera

Published in: on +00002017-09-23T10:13:12+00:0030000000bSat, 23 Sep 2017 10:13:12 +0000UTC 23, 2008 at 11:59 am09  Comments (4)  

4 comentariosDeja un comentario

  1. Es cierto, el arrepentimiento es confesar mis pecados, no solamente pidiendo perdón, decirle a Dios, tienes razón, merezco tu condena por mis pecados cometidos, declararlos cómo llegué a faltar los Mandamientos. Los cristianos Conversos estamos viviendo momentos descritos por el Todopoderoso, nuestro Rey de Reyes y debemos seguir con sus enseñanzas, cual es, prepararnos en nuestra Salvación y gozar de Vida Eterna e invitando a todo ser de nuestro alrededor que se entregue a Cristo por fe y también será Salvo antes que sea tarde.
    ¡¡BENDICIONES EN EL SEÑOR JESUCRISTO!!

  2. El Alma Nutrida

    . . . nutrido con las palabras de la fe y de la buena doctrina que has seguido.
    1 Timoteo 4:6b

    En su obra clásica Un serio llamado a una vida devota y santa, publicado en 1729, William Law nos dio el secreto de una vida espiritual y productiva. “Nutre (tu alma) con buenas obras,” escribió, “haciéndola sabia con la lectura, iluminándola con la meditación, haciéndola tierna con el amor, endulzándola con humildad, humillándola con arrepentimiento, avivándola con Salmos e himnos, y confortándola con frecuentes reflexiones en la gloria futura.”[1]
    La vida cristiana normal es de constante y continuo avivamiento. En tanto que anhelamos un avivamiento global que se riegue por toda la tierra y un avivamiento local que toque nuestra iglesia, podemos nutrir personalmente nuestra alma todos los días. Podemos crecer en sabiduría al leer la Palabra de Dios, recibir iluminación al meditar en los pasajes bíblicos memorizados, aprender a tratar a otros con la ternura del amor ágape, y exhibir los rasgos dulces de humildad y confesión. Podemos estimular nuestros espíritus con himnos y cantos, y podemos confortar y fortalecer nuestros corazones al reflexionar en el cielo y las cosas de arriba.
    Para que la renovación tenga lugar, sólo tenemos que estudiar la bendita Palabra de Dios y permitir que haga su obra en nuestras vidas.

    Pidiendo las disculpas de verdad a Logos 77 cuya traducción es “La Palabra” y del cual me siento agradecido por sus enseñanzas.

    El referido llamamiento es copiado por el Predicador hermano Jeremiah, al que también sigo con sus Devocionales. El Libro es del año 1729 y escrito por William Law; debo reconocer que para mí es una joya que no sé si la podré encontrar en alguna librería, me impacto este pequeño contenido y lleno de gozo mi alma con el sentido de Avivamiento real y voluntarios.

  3. Gracias Daniel, es un gozo verle tan animado con sus lecturas devocionales. Sin embargo debemos centrarnos en el tema que se está tratando en cada artículo.

    Saludos cordiales

  4. 1.Tesalonicenses 5: 16-18. Estad siempre gozosos. Orar sin cesar. Dad gracias en todo, porque esta es la voluntad de Dios para con vosotros en Cristo Jesús.Así me siento cuando participo con los comentarios que provoca “La Gracia de Dios”
    Señor, gracias porque puedo orar a ti en cualquier momento y lugar, tengo mi Espada que es la Biblia.
    ¡¡BENDICIONES EN EL SEÑOR JESÚS!!


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s