Es mas difícil que se salven las personas “decentes” que los que viven mala vida. ¿Por qué?

 

Featured Image -- 11406

 

EL QUE ENCUBRE SU PECADO NO PROSPERARÁ PERO EL QUE LO CONFIESA Y SE APARTA ALCANZARÁ MISERICORDIA

Es muy difícil que las personas que no creen que han pecado gravemente puedan salvarse. Para ellos si no han robado algo o matado a alguien y no han pecado de forma lo suficiente severa como para merecer el castigo de Dios en el infierno, van a ir al cielo con Dios cuando mueran. Eso es un gran error que puede costar la eternidad en el infierno.

La Palabra de Dios dice claramente que no hay justo ni aún uno y que no hay quien haga siempre lo bueno (Romanos 3:10-12, 3:23. El problema es que tantos piensan que si hacen buenas cosas de vez en cuando o si se sacrifican por su familia todo el tiempo para que nos les falte nada, ya están cumpliendo con lo que es bueno. En verdad los que están conscientes que hacen muchas cosas malas tienen mayor oportunidad de salvarse que los que piensan que ya son suficiente buenos. Estas personas saben que no merecen el cielo y tienen mayor tendencia a arrepentirse e ir a Dios para salvación y perdón. La Biblia es clara en esto: NO HAY NADIE BUENO. Romanos 3:10-12 lo deja claro por el versículo 23 dice: “Por cuanto todos pecaron y están destituidos de la gloria De Dios.

Dios manda a TODOS los hombres en TODO lugar que se arrepientan (Hechos de los apóstoles 17). Arrepentirse es someterse a Dios creyendo en su Hijo el cual vino a salvar al mundo y saben que no hay otro camino. Eso es así y nadie escapa a ese aviso. Pero cuidado, no es solo arrepentirse de los pecados sino arrepentirse de haber vivido una vida sin someterse a las leyes de Dios que son en Jesucristo y empezar a hacerlo demostrando de esa forma verdadero arrepentimiento. Sin Jesucristo no hay salvación. “Y en ningún otro hay salvación; porque no hay otro nombre bajo el cielo dado a los hombres en que podamos ser salvos” Hechos de los Apóstoles 4:12.

Maria, la madre de Jesús, no puede hacer nada por ti ni por mí. La Biblia en ningún sitio dice que ella puede salvarte ni ayudarte en nada. Ella fue una mera humana que fue elegida por ser una mujer piadosa y judía. Ese era el requerimiento para traer al Mesías Salvador al mundo. Así que cuidado con refugiarse en ella. María fue una joven obediente y sabía y era consciente del privilegio que había recaído sobre ella. Fue una mujer especial en ese sentido pero ni mucho menos lo que dicen los católicos.

Muchas mujeres jóvenes judías anhelaban ser escogidas como madre del Mesías Salvador que sabían que tenía que venir a salvar a Su pueblo. Una de ellas tenía que ser y le tocó a María. Nada más. Ella no tienen ningún poder para hacer nada desde el cielo como no lo tuvo para hace nada aquí en la tierra y por tanto orar a ella es una gran pérdida de tiempo y no solo eso sino que es una GRAN ofensa contra Dios. Eso se llama IDOLATRÍA y te puede condenar si no te arrepientes. Mucho cuidado!

Mediten en esto y por favor compartan con otros.

Bendiciones a todos

 

Published in: on -12002019-11-16T04:01:51-12:0030000000bSáb, 16 Nov 2019 04:01:51 -1200-12:00 23, 2008 at 11:59 am11  Comments (6)  

6 comentariosDeja un comentario

  1. Debemos ser conscientes en que al nacer vivimos en pecado, lo cometieron Adán y Eva en el Edén; los que profesan el catolicismo creen que al confesar sus pecados ante un cura ya son perdonados, eso para los cristianos bíblicos significa Anatema, (condena).
    Debemos conocer y saber que “solo Dios nos libra de nuestros pecados”, vino al mundo se hizo hombre; Jesucristo vivió 33 años y cuando llamó a sus Primeros Discípulos en Galilea; Andrés, Pedro, Felipe, Nataniel, Santiago y Juan, los llamó tal como eran; no como Él esperaba que llegarán a ser.
    El propósito de Dios es que por gracia todos sus hijos sean conformados a la imagen de Cristo.
    Esta reflexión nos lleva a que debemos vivir con fe en que Jesucristo fue el Creador del mundo, fue crucificado por nuestros pecados, derramo su sangre y Resucitó al tercer día entre los muertos; todas las pruebas ejecutadas señalan la verdad de su vuelta a la vida Divina.

    Finalmente, para tener la vida eterna, tiene que ser con fe en Jesucristo y Él nos libra de nuestros pecados, pasados, presentes y futuros. Todo está indicado en la Biblia, repito, vino al mundo y nos dejó sus Evangelios de vida.¡¡BENDICIONES EN EL SEÑOR JESÚS!!

  2. Buen día logos, muy cierto tu post, Pero gracias a Dios cada día las personas van entendiendo más que sólo Jesús salva, quisiéramos que fuesen más pero el Mal aún no pierde su poder. Quería agregar estos versos los que dejan claros que María no es ni copartícipe de la salvación siquiera: Lucas 1

    46 Entonces María dijo:
    Engrandece mi alma al Señor;

    47 Y mi espíritu se regocija en Dios mi Salvador.

    Un abrazo y Dios bendiga tu día!

  3. Hola Anónima, cuanto tiempo sin verte por estos lares! Te hemos echado mucho de menos, algunos han preguntado por ti. Gracias por tu visita.
    Muy cierto lo que has dicho, María siendo pecadora de nacimiento como todos los humanos, no puede hacer nada por ninguno de nosotros y no es ni copartícipe con Jesús en cuanto a la salvación ni en cuanto a nada que requiera algo divino. Por eso ella misma reconoce que NECESITA UN SALVADOR. Muy importante ese pasaje de Lucas que has mencionado.

    Un abrazo y espero que sigas participando con tus buenas ocurrencias

  4. Por qué Anonima, Dios orientó tu nombre cuando estabas en el vientre de tu madre, no debes avergonzarte de nada, más aun, cuando tratas temas tan pero tan importantes como es la lectura de la Biblia e indicas el Libro de Lucas: 1 – 46. te invito a que leas también Lucas 1: 57 – 66; entenderás la importancia del nombre que llevas en tu ser.

    El Señor Jesús era amante de poner nombres a sus Apóstoles más amados como el caso del Santo Apóstol Divino Pablo quien se arrepintió de sus pecados al extremo que gozó con la muerte de nuestro Primer Mártir el Santo Esteban, imagina lo que hizo Jesús con él en su Conversión. Soy como tú, un comentarista en el Blog y le pido al Señor en oración que tu capacidad bíblica la muestre con tu bendito nombre, todo lo digo con amor y paz.
    ¡¡BENDICIONES EN JEHOVÁ!!

  5. Mi nombre es Cecilia y no me avergüenza para nada, por acá conocen mi nombre 🙂 Tendré en cuenta lo que me dices eso sí! muchas gracias Daniel Dios te bendiga!

  6. Qué alegría que tenemos a nuestra querida hermana y amiga Cecilia con nosotros! Espero que nos sigas acompañando y animando aquí en el blog. Tienes un gran sentido del humor y alegras la vida a los que te conocemos.

    Un abrazo y muchas bendiciones


Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s