Jesús, Dios Hijo, nació como hombre para morir

Nadie le quitó la vida; él la puso voluntariamente.

El mundo no conoció quien era Jesús de Nazaret. La mayoría de la gente es muy ignorante de cual fue la vida de Jesús. No solo no saben lo que enseñó y por qué entregó su vida para morir y ser ultrajado y maltratado como lo fue, sino que no saben el poder total que tuvo cuando estuvo en la tierra. Sus discipulos que lo conocieron bien experimentaron la grandeza de su poder.

Lo vieron sanar en un momento todo tipo de enfermedades y defectos de  nacimiento. Hasta resucitó personas ya muertas. Una vez estando en medio del mar en una barca con sus discípulos vino una tormenta muy peligrosa en la noche y todos los discípulos estaban despavoridos. Pero en un momento cuando ellos lo despertaron mandó a la tormenta desaparecer y así sucedió.

Cuando la multitud de gente se reunía a oirlo hablar y enseñar los caminos del Padre y llegaba la hora de comer y no habia comida para tantísima gente, él oraba al Padre bendiciendo la comida y esta aparecía de pronto. Se llenaban cestas grandes de pan como caídas del cielo. Estas cosas la gente no las sabe porque no se molesta en leer la palabra de Dios, la Biblia, en donde se encuentran estas historias de la vida del Señor Jesucristo. La gente no tiene tiempo para conocer a Dios porque prefieren las cosas del mundo.

Pero ese es un gran error porque «el mundo pasa pero el que hace la voluntad de Dios vivirá para siempre» dice la Biblia. Así que no seamos gente ignorante de lo que Dios ha dicho, hecho, y espera se nosotros, porque solo tenemos una vida y si la desperdiciamos lo perdemos todo por la eternidad. Una gran tragedia.

El cielo y el infierno es tan real como la tierra y el espacio que vemos cada día. La diferencia es que pertenecen al mundo espiritual que ahora no podemos ver.

Feliz Navidad, que el Señor les bendiga y que mediten bien en este mensaje!

El fue único entre los hombres porque tuvo dos naturalezas; una humana y otra divina. Nadie mas en la historia experimentó eso. Ningún otro representante de otras confesiones de Fe vivió con esa particularidad.

Tenía que ser así porque para salvar a los hombres él mismo debía ser hombre y recibir, en nuestro lugar, el castigo que nosotros merecemos por los pecados que hemos cometido y cometiremos. De hecho, por amor a nosotros,  Jesús se dejó castigar y crucificar porque sabía que si él no lo hacía nosotros no teníamos ninguna posibilidad de salvarnos e ir a vivir con Dios después de la muerte. No había ningún otro camino.

El costo de nuestra salvación fue muy alto para Dios

Published in: on -12002021-12-11T04:58:44-12:0031000000bSáb, 11 Dic 2021 04:58:44 -1200-12:00 23, 2008 at 11:59 am12  Comentarios desactivados en Jesús, Dios Hijo, nació como hombre para morir