Hay pecados voluntarios y pecados involuntarios (Primera parte?

049

 

Hay cierta confusión en cuanto a lo que es pecar. Igualmente se está confuso en cuanto a la gravedad del pecado y sus circumstancias. Muchos no se paran a analizar este tema.

En la Biblia leemos mucho en cuanto al pecado, sobre los diferentes pecados que cometemos y de qué forma lo hacemos. No todos los pecados son iguales ni la culpabilidad es la misma. Esto necesita explicación.

Inicialmente antes de convertirnos, aunque todos no pecamos de la misma forma ni en las mismas cosas, sí es cierto que no importa de qué pecados seas culpable la pena de muerte eterna es la misma. Un solo pecado es suficiente para mandarte al infierno. Esto parece algo cruel y despiadado pero no lo es. Hay suficientes explicaciones para justificar esta declaración. Santiago 2:10 dice: “Porque cualquiera que guardare toda la ley pero ofendiere en un punto se hace culpable DE TODOS”. Por eso todos tenemos que arrepentirnos e ir a Jesús en arrepentimiento para ser salvos por Su sangre, que es el único camino de perdón y salvación.

Sin embargo después de ser salvos todavia vamos a seguir pecando de cierta forma, pero la cosa entonces cambia. Ahora con la ayuda del Señor podemos ir dejando los pecados poco a poco y crecer en santidad para llegar a ser como el Señor quiere que seamos: lo mas parecidos a Jesús que podemos ser.

Ahora podemos pecar voluntariamente o involuntariamente. No todos los pecados son iguales, unos se planean y otros los cometes a veces casi sin darte cuenta. Por eso los pecados de los creyentes no van a ser juzgados de la misma forma.

Es como en la corte del mundo en el que vivimos. Un criminal es juzgado por un crimen y el castigo será mayor o menor de acuerdo a la diferentes circumstancias en las que se perpetró. Un crimen planeado es clasificado como un crimen con alevosía. En ese caso la pena o castigo que va recibir es peor. El mundo mismo sabe cuál es la diferencia entre un crimen y otro.

Por tanto lo mismo o más aún el Señor no ve a todos los pecados de la misma forma en cuanto a la culpabilidad de la persona, porque como el apóstol Pablo dice:

“Porque lo que hago no lo entiendo; pues no hago lo que quiero, sino lo que aborrezco, eso hago” Romanos 7:15

¿De qué tipo de pecados estamos hablando en este caso? Si el mismo apóstol Pablo reconoce en sí mismo que peca sin querer, ¿vamos a pensar que dicho apóstol, el cuál habia entregado su vida totalmente a Dios, iba a referirse a un pecado planeado tal como fornicación, robo, o venganza? Claro que no.

Santa Biblia, vs. Reina Valera

 

 

 

Published in: on -12002016-07-21T23:55:39-12:0031000000bJue, 21 Jul 2016 23:55:39 -1200-12:00 23, 2008 at 11:59 pm07  Comments (4)  

La Creación y el Evangelio

Lago

Juan 1:3

“Todas las cosas por medio de él fueron hechas, y sin él nada de lo que ha sido hecho fue hecho”.

¿Qué tiene que ver la enseñanza de la Biblia acerca de la creación con el evangelio de Jesucristo? ¿Acaso son estas dos enseñanzas separadas y no relacionadas?  Los cristianos a menudo nos preguntan, “¿No deberíamos preocuparnos nada más que de lo básico? ¿Por qué preocuparnos de una enseñanza como la de la creación?”.  Ciertamente que sí debemos preocuparnos por lo básico.      ¿Pero qué sucede con la obra de salvación de Cristo si la creación no es verdad?  Si la evolución es cierta, entonces la muerte llegó al mundo mucho antes de los primeros humanos y su pecado.  Si la muerte no es el resultado del pecado, por qué Cristo tuvo que recibir la pena del pecado – muerte en la cruz.  Así que al desafiar el origen humano, la evolución desafía el origen del pecado y su efecto sobre la humanidad.  ¡Y al desafiar esto, la evolución desafía la mismísima razón por la cual Cristo vino a la tierra!  ¡Él se convierte en nada más que un ser descarriado en el planeta equivocado!  La Biblia nos dice que toda la Escritura fue dada para hacernos sabios para la salvación.  Esto incluye el Génesis.  El primer capítulo del Evangelio de Juan nos dice que todas las cosas fueron creadas a través de la Palabra – la Palabra que se hizo carne.

Vemos esa Palabra en acción en Génesis 1 cuando leemos, “Y dijo Dios…”  La Palabra que nos hizo a nosotros y a todo lo demás es la mima Palabra que vino y adquirió nuestra salvación.

Así que Génesis, y empezando con el primer capítulo en realidad es el principio de la revelación de Dios para nosotros de la Persona y obra del Hijo de Dios – nuestro Salvador Cristo Jesús.  ¡Si nosotros rechazamos la revelación de Dios acerca de nuestro Salvador en Génesis 1, tenemos tan solo parte de un Salvador – y solo parte de Cristo no es Cristo del todo!

Oración: 

Amado Señor Cristo Jesús, muchos en nuestro mundo hoy te atacan al negar Tu obra de creación, esperando a través de ello negar Tu maravillosa obra salvadora por la humanidad pecadora. Esto inclusive sucede en la Iglesia. Da a Tu pueblo ojos para ver claramente la verdad y que no sean llevados al error y dejados con la palabra sin poder del hombre en vez de la Palabra del Evangelio. Amén.

Fuente: CreationMoments.com

 

Published in: on -12002016-07-20T09:40:00-12:0031000000bMie, 20 Jul 2016 09:40:00 -1200-12:00 23, 2008 at 11:59 am07  Dejar un comentario  

¿Podría la ciencia hacer un ojo?

 

Salmos 139:14

“Te alabaré, porque formidables y maravillosas son tus obras; estoy maravillado y mi alma lo sabe muy bien”.

Los científicos han intentado afrontar el trabajo de crear una máquina que pueda ver tan bien como el ojo humano.  En el proceso, están consiguiendo nueva apreciación por el maravilloso regalo de la vista.

Han descubierto, en primer lugar, que ningún chip de computadora puede ser hecho hoy que pueda siquiera empezar a hacer lo que hace la retina.  Pero, si se pudiese hacer, tendría que ser algo como medio millón de veces más grande que su retina.  ¡Un científico de computación ha estimado que un chip de computadora que pudiese empezar a hacer lo que hace su retina tendría que pesar alrededor de 100 libras!

La retina, que es algo así como un pedazo de papel plástico para almacenar alimentos, pesa menos que un gramo.  Ocupa sólo 0.0003 pulgadas (0.001 centímetros) de espacio.  Por otro lado, el chip “vidente” teórico de los científicos llenaría 10.000 pulgadas cúbicas (25.400 cm cúbicos).    Y mientras que su retina opera en sólo 0.0001 vatios de potencia, el chip “vidente” sintético requeriría 300 vatios de poder y un sistema de enfriamiento.  Inclusive con todo esto, no podría ver muy bien.  ¡Sólo podría distinguir un área cuadrada de alrededor de sólo 2.000 unidades de visión – llamadas pixeles – mientras que su ojo puede distinguir cinco veces eso!  ¡Tal chip tendría el equivalente a alrededor de 1 millón de transistores, mientras que su retina tiene el equivalente de 25 billones de transistores!

¡Ciertamente, la ciencia moderna ofrece un testimonio elegante del hecho de que el ojo no pudo haber sido producido por la evolución – y que sólo pudo haber sido creado por un Creador muy sabio!

Oración: 

¡Ciertamente, amado Señor, estoy hecho de manera formidable y maravillosa! Te agradezco por todos los sentidos que Tu me has dado. Aunque puede ser que todos no son perfectos, Te pido que los perfecciones al guiarme a utilizarlos para Tu gloria. En Nombre de Cristo Jesús. Amén.

Ver/Imprimir/Comparta esto en CreationMoments.com

Published in: on -12002016-07-19T23:26:25-12:0031000000bMar, 19 Jul 2016 23:26:25 -1200-12:00 23, 2008 at 11:59 pm07  Dejar un comentario  

Noticias Creación/Evolución

La física del vuelo
Si uno restringe la ciencia a lo exclusivamente natural, y presupone que la ciencia puede en principio llegar a toda verdad, entonces uno ha abrazado implícitamente el naturalismo filosófico. — Del Ratsch, filósofo
En el mundo de los animales voladores van saliendo a luz historias de una extraordinaria ingeniería física.

Vuelo pesado: Cuanto mayor es el animal, tanto más difícil el despegue. Esto es lo que dice Elizabeth Martin-Silverstone en The Conversation: los pterosaurios de mayor tamaño —los animales voladores más grandes de la historia— conseguían una hazaña que deja perplejos a los ingenieros. «Esperaríamos que un animal del tamaño de un pterosaurio grande sería demasiado grande para el vuelo». Observemos el gráfico de un pterosaurio Arambourgiania tan alto como una jirafa para ver por qué: nadie esperaría que una jirafa fuese a lanzarse al aire. ¿Cómo lo hacían los pterosaurios grandes? La totalidad de su cuerpo estaba diseñada para el vuelo: membranas delgadas, huesos huecos, y «un sistema respiratorio sumamente especializado, parecido al de las aves, con sacos aéreos además de sus pulmones», aunque no están relacionados con las aves en ningún esquema evolutivo. Tenían sacos aéreos incluso en sus cuellos, tronco y alas.
El pterosaurio Arambourgiania en comparación con el Tiranosaurio, el  y el hombre. Imagen: Creative Commons
Los científicos solían creer que los grandes pterosaurios saltaban de acantilados para emprender el vuelo, pero ahora piensan que podían despegar por sí mismos desde una posición erguida, aunque nuevas estimaciones les atribuyen más peso que antes. Esto sólo añade al enigma. Martin-Silverstone, que realiza exploraciones mediante tomografía computarizada (TC) de huesos de pterosaurios para generar modelos en 3D, termina así su artículo:

Los paleontólogos siguen teniendo muchas preguntas acerca del vuelo de los pterosaurios gigantes. No comprendemos del todo cómo despegaban ni qué clase de voladores eran cuando estaban en el aire. ¿Batían las alas o aprovechaban corrientes ascendentes extendiendo sus alas? ¿Durante cuánto tiempo podían volar? ¿Cómo tomaban tierra? De hecho, algunas personas siguen creyendo que estos animales, con un tamaño como de jirafas, eran demasiado pesados para poder volar en absoluto. Pero, en tal caso, ¿qué hacían con sus alas? Estas son preguntas comienzan a tener respuesta con nuevos métodos y hallazgos de fósiles.

Vuelo ligero: National Geographic publicó un artículo sobre luciérnagas, incluyendo dos clips de video. La periodista Liz Langley se concentra en la atracción sexual de las luces más que en su diseño, que ella atribuye a una evolución ciega: «El gen de las luciérnagas que codifica la luciferasa es muy parecido a un gen productor de un ácido graso común», escribe citando a su experta Sara Lewis, autora de un libro sobre luciérnagas. «Es probable que un duplicado de aquel gen adquirió una mutación que hizo que produjese un poco de luz en un distante antecesor de las luciérnagas». Pero la semejanza no demuestra descendencia, como se demuestra en el apartado anterior sobre los pterosaurios. Lo que Lewis y Langley omiten describir es la estructura sumamente organizada de los órganos luminosos en las luciérnagas, que están dispuestos en unas magníficas formaciones (véase las ilustraciones del Oxford Journal) y que generan luz a la vez que protegen al insecto de los dañinos radicales de oxígeno. Langley observa, sin embargo, que el gen de la luciferasa ha habierto una nueva luz para la investigación médica, al permitir a los científicos seguir procesos celulares al conseguir iluminarlos.

Las para el vuelo: ¿Se agrandan las alas de las mariposas debido a las migraciones? Science Daily comunica un nuevo estudio acerca de las mariposas Monarca que planteaba la cuestión de si las Monarcas migratorias tienen alas de mayor tamaño que las Monarcas sedentarias. La respuesta parece ser afirmativa. Una investigación anterior no aplicó la corrección para la Regla de Bergmann, un principio biológico que dice que los animales ecuatoriales tienden a ser más pequeños que los que se encuentran en latitudes superiores. La corrección por la Regla de Bergmann seguía mostrando que las migratorias eran mayores. ¿Por qué? «Parece que el viaje de larga distancia actúa eliminando las monarcas más pequeñas cada año, quedando sólo las mayores, que luego pasan a reproducirse», dice el artículo. «En la población de monarcas sedentarias, esta selección no se da». La respuesta de la selección no explica cómo las Monarcas adquirieron sus alas para empezar. Si lo hiciera, ¿por qué el tamaño de las alas se detiene donde lo hace? ¿Por qué la selección no genera alas tan enormes como las de los pterosaurios? Tampoco explica la polilla Bogong, de menor tamaño, que también emprende migración a grandes distancias (Evolution News & Views). Además, hay más que las dimensiones en la dinámica de las alas. Consideremos las formas de las alas de los reactores comparadas con las alas de los biplanos para acrobacias. Las alas de las Monarcas no son muy diferentes en su forma que las de otras especies, pero consiguen volar distancias mucho mayores.

Abejorros: Terminamos con una cita de PhysOrg: «Consideremos la palabra “bumble” [abejorro, en inglés, es “bumble bee” o “abeja desgarbada”, similar en semejante a “abejorro”, que tiene una connotación despectiva]: “bumble” se define algo así como “moverse o actuar de una manera confusa, torpe o desgarbada”. Pero el abejorro, miembro del género Bombus, es cualquier cosa menos torpe. En realidad, estos insectos son aviadores expertos, y se posan con la mayor precisión en el interior de las flores, haciendo desprender el polen de sus estambres.»

«Aviadores expertos.» Sean tan pequeños como la mosca del vinagre o tan grandes como un pterosaurio con la estatura de una jirafa, los animales voladores exhiben un magistral aprovechamiento de la física. ¿Es creíble proponer que la evolución consiguió llegar cuatro veces al vuelo motorizado (insectos, quirópteros, aves y pterosaurios)? Invitamos a los que sepan inglés a ver Flight: The Genius of Birds, el espléndido documental sobre el vuelo en el mundo viviente producido por Illustra Media. Este documental explica por qué la producción del vuelo motorizado exige contemplar el objetivo final, y la disposición de múltiples sistemas independientes para el propósito de superar la gravedad. Unos órganos especializados para este fin, como pulmones, músculos, huesos, sistemas digestivos, sistemas excretorios, sistemas circulatorios, sistemas reproductivos, sistemas nerviosos, instintos, y todos los demás, tienen que contribuir al fin último, de manera simultánea y efectiva. Es irracional creer que esto podría haberse conseguido incluso una sola vez mediante procesos ciegos. ¿Y cuatro veces? ¡Una irracionalidad a la cuarta potencia! El conocimiento experto que lleva a la aviación es una exhibición de diseño deliberado superinteligente, desde la más diminuta luciérnaga al mayor pterosaurio, e incluyendo todo lo que hay en medio. ¡Demos honra a quien se la debemos dar!:

«Pero pregunta ahora a las bestias, y ellas te enseñarán;
A las aves de los cielos, y ellas te informarán.
O habla a la tierra, y ella te enseñará;
Los peces del mar te lo declararán también.
¿Qué cosa de todas éstas no entiende
Que la mano del SEÑOR la hizo?
En su mano está el alma de todo viviente,
Y el hálito de todo el género humano.»
(Libro de Job, 12:7-10)
Fuente: Creation·Evolution Headlines – Flying Physics  7/07/2016
Redacción: David Coppedge © 2016 Creation-Evolution Headlines – http://crev.info/
Traducción y adaptación: Santiago Escuain, publicado en sedin-notas.blogspot.com.es
© SEDIN 2016 – http://www.sedin.org

Publicado por Santiago Escuain para <b>SEDIN – NOTAS y RESEÑAS</b> el 7/16/2016 09:36:00 p. m.

Published in: on -12002016-07-16T10:23:52-12:0031000000bSab, 16 Jul 2016 10:23:52 -1200-12:00 23, 2008 at 11:59 am07  Dejar un comentario