Historia del preso Joaquín y cómo vino a la Fe en Cristo

Joaquín nació en México. Fue abandonado por su madre junto con sus seis hermanos cuando era muy pequeño, solo tenía cinco años. Fue milagroso como el Señor los sacó adelante. Su padre se había venido a Estados Unidos y aquí se juntó con una buena mujer que acepto a sus hijos y los crió. Su padre alcohólico terminó suicidándose.

Joaquín creció y de alguna forma salió adelante, pero con el tiempo cayó en la tentación del tráfico de drogas con su pandilla. A pesar de ello se casó y tuvo varios hijos. Hacía muchas fiestas a las que invitaba a sus hermanos y vivía a lo grande comprándose coches de último modelo casi todos los años. Pero pasado un tiempo Joaquín también cayó en el alcoholismo y terminó en la cárcel.

Un día, después de meditar en su situación y estando al borde de la desesperación, recordó las palabras de una de sus hermanas que se había convertido al Señor Jesús y siempre le testificaba de su necesidad de ser salvo. Esta hermana había muerto hacía poco y su recuerdo no le dejaba tener paz. Hasta entonces se había resistido a rendirse a Dios, pero ese día el Espíritu Santo le reveló que era lo que necesitaba hacer.

Cayó de rodillas al suelo de su celda y llorando amargamente clamó al Señor Jesucristo pidiéndole perdón por la vida de pecado que había llevado. Derramó su corazón ante él y al poco rato sintió un gran alivio y paz que llenó todo su ser. Cuando Joaquín se levantó del suelo era una nueva persona.  El Espíritu de Dios había entrado en él y había nacido de nuevo por la fe en Jesucristo.

Con el permiso de Joaquín relato parte del contenido de su última carta.

“Sabe, todo esto que estoy pasando es muy duro y para una persona común es mucho mas, pero ahora que yo le he entregado mi vida al Señor, no es duro porque tengo todo lo necesario con él y lo más importante es el amor de él.

Mi fe es muy grande y yo he aprendido que todo lo que nuestro Señor nos pone enfrente son pruebas de él. Yo lo único que puedo hacer es dejar que él haga su voluntad y luchar por seguir Su palabra y luchar por ayudar a los que no saben del Señor y a los que estén a mi alcance.

Yo tengo todo lo necesario aquí porque tengo el Amor y cariño del Señor y la razón por la que yo trato de buscar a mis hermanas es para que ellas puedan conocer al Señor y para ellas también sepan del Amor que él tiene para nosotros y luchar por tratar de traerlas junto con nuestro Señor.

Yo entiendo que ellas estén molestas conmigo porque por una parte se sienten como que las hubiera defraudado porque yo era el único hombre de la casa y el que los mantenía juntos a todos, pero lo que ellas no entienden es que yo ahora estoy viviendo y que no estoy viviendo en pecado, sino que vivo para nuestro Señor.

Yo lo único que puedo hacer es rezar mucho por ellas y dejar que el Señor haga su trabajo y esperar que el Señor mande a sus ángeles a que trabajen en el corazón de ellas y que les puedan abrir los ojos así como el Señor me los abrió a mí.

Gracias por haberse tomado el tiempo de llamar a mis hermanas por teléfono. Esto se lo agradezco de todo corazón. Lo que me parte el corazón es que se olvidan del Señor y lo único que les importa es el dinero, cuando todo lo que tienen es gracias a él”.

Esto es lo que sucede cuando persona nace de nuevo. Estas palabras no se pueden inventar, nacen de un corazón regenerado y que ha experimentado el amor del Señor Jesucristo. Joaquín me ha dicho que cuando salga quiere ser pastor para volver a la carcel a ayudar a los otros presos.

Espero que el testimonio de Joaquín le toque el corazón a alguien que lo lea.

Published in: on -12002010-07-30T14:04:41-12:0031000000bVie, 30 Jul 2010 14:04:41 -1200-12:00 23, 2008 at 11:59 pm07  Comments (9)  

Arrepentios o pereceréis

2 Pedro 3

El Dia del Señor Vendrá

“Amados, esta, es la segunda carta que os escribo, y en ambas despierto con exhortación vuestro limpio entendimiento, para que tengáis memoria de las palabras que antes han sido dichas por los santos profetas, y de los mandamientos del Señor y Salvador dado por vuestro apóstoles; sabiendo primero esto, que en los postreros días vendrán burladores, andan según sus propias concupiscencias(malos deseos), y diciendo: ¿Donde está la promesa de su advenimiento? Porque desde el día en que los padres durmieron, todas las cosas permanencen así como desde el principio de la creación.

Estos ignoran voluntariamente, que en el tiempo antiguo fueron hechos por la palabra de Dios los cielos y la tierra, que proviene del agua y por el agua subsiste, por lo cual el mundo de entonces perecio anegado en agua, pero la tierra y los cielos que existen ahora están reservados por la misma palabra , guardados para el fuego en el día del juicio y de la perdición de los hombres impíos (los que no se arrepienten y creen en Cristo).

Mas, o amados, no ignoréis esto: que para con el Señor un día es como mil años, y mil años como un día.

El Señor no retarda su promesa, según algunos lo tienen por tardanza, sino que es paciente para con nosotros no queriendo que ninguno perezca, sino que TODOS procedan al arrepentimiento”.

Presten atención: El que no se arrepienta, perecerá.

En estos pasajes vemos la paciencia que el Señor tiene con todos y el tiempo que lleva esperando que los hombres se arrepientan. Tambien vemos como los apóstoles del Señor Jesucristo también aceptaban la narración del libro de Génesis sobre el Diluvio Universal, el cual destruyó el mundo antiguo. Dios ha prometido que no va a destruir más el mundo de esa forma sino que la proxima destrucción será por fuego. Algunos piensan que las armas nucleares serán lo que Dios use, pero hay diferencias de opiniones la respecto, y otros opinan que el Señor mandará fuego del cielo para destruir y quemar la tierra despues que haya sacado de aqui a Sus hijos (1 Tesalonicenses 4:16-18).

Acuérdense de la parabola de las diez virgenes. Cinco eran prudentes y cinco insensatas. Cuando al llegar tarde se cerró la puerta y llamando desesperadamente querian entrar, ya era demasiado tarde y la puerta no se podía volver a abrir (Mateo 25). Estamos en los últimos días y en cualquier momento se puede cerrar la puerta PARA SIEMPRE.

Santa Biblia, ver. Reina Valera

Published in: on -12002010-07-30T05:44:19-12:0031000000bVie, 30 Jul 2010 05:44:19 -1200-12:00 23, 2008 at 11:59 am07  Comments (3)  

Reformados sí, ¿pero salvos? Puede que sí, puede que no

Hoy día se oye mucho hablar de grupos de cristianos denominados “Reformados”. Siempre me ha parecido extraña esa expresión para un cristiano.

Cuando estaba en el Catolicismo no tenía problemas con denominarme con esa palabra, pero cuando me convertí a Cristo y nací de nuevo, ya no podía seguir usando esa palabra con referencia a mi persona, ni siquiera quería referirme a mí como “Bautista”, que es la denominación de la iglesia a la que empecé a asistir. Para mí no existía otra palabra que me denominara más claramente que “Cristiana”.

Por eso no entiendo a los que se consideran Cristianos y se denominan “reformados”.  La denominación Reformado y Calvinista es lo mismo. Creo que prefieren la primera porque el Calvinismo siempre ha tenido mala reputación. Ahora intentan camuflarse con la palabra Reformado.

Tal como el título del artículo indica, me temo que algunos de los llamados reformados nunca han nacido de nuevo. Por eso el titulo dice “puede que sí o puede que no”. No tengo duda que algunas de estas personas hayan sido salvas, pero es difícil entender como siguen en esa línea de doctrina. Es como el que dice que es Católico y sigue en esa iglesia. Pienso que hay razones sobradas para cuestionar su fe o por lo menos su motivación.

Algunos piensan que los Cristianos no debemos juzgar a otros, pero esto no es cierto. La Biblia más bien nos enseña que los cristianos podemos y debemos juzgar muchas cosas.

1 Corintios 2:14-15 dice:

“Pero el hombre natural no percibe las cosas que son del espíritu de Dios porque para él son locura, y no las puede entender, porque se han de discernir espiritualmente. En cambio el espiritual juzga todas las cosas, pero él no es jugado de nadie”.

Las motivaciones con las que hacemos las cosas son un determinante sobre si estamos haciendo bien o mal. En mi caso, me preocupa bastante la confusión que estos llamados reformados están trayendo a algunos que buscan conocer la verdad sobre Jesús y tienen temor de caer en iglesias que sean liberales porque hay muchas de esa clase y han visto mucha locura. Los comprendo y los consider, porque realmente hay muchos maestros falsos entre ciertas denominaciones cristianas. Pero no hay que irse de un extremo al otro. Todos los extremos en doctrina son malos.

Gracias al Señor hay iglesias equilibradas donde se enseña que Dios es soberano, que Dios ha elegido y predestinado a los que lo aman y quieren obedecerlo, y que la palabra de Dios es nuestra fuente de sabiduría para conocer a Dios.

Los reformados quieren hacernos creer que solo ellos creen en la soberanía de Dios, en la elección y predestinación de los hombres por Dios antes de la fundación del mundo, y que son los únicos que siguen la palabra de Dios. Eso no es cierto. Lo que pasa es que llevan las cosas a los extremos y le dan a esas doctrinas una interpretación que no es bíblica porque contradice otros pasajes de la Biblia.

Dios es amor y quiere salvar a todos los hombres. Dios nos ha dado libre albedrio para arrepentirnos de nuestros pecados y venir a Jesús para salvación. Esto lo niegan los reformados calvinistas y esto es lo que me preocupa. Por eso escribo estos artículos. Tal doctrina en vez de atraer a las almas pérdidas al Salvador las confunde y les quita a los creyentes el deseo de evangelizar a otros.

Espero que los “Reformados” mediten en lo que están haciendo.

 

Published in: on -12002010-07-26T05:30:04-12:0031000000bLun, 26 Jul 2010 05:30:04 -1200-12:00 23, 2008 at 11:59 am07  Comments (8)  

El Amor de Dios y el Libre Albedrio

Después de oír un mensaje del pastor Charles Stanley sobre el hijo prodigo, y porque ya hace tiempo que estoy estudiando más a fondo el tema del libre albedrío en la salvación del hombre, he decidido poner esta entrada.

Cierto grupo religioso que es muy extremo en sus creencias sobre la total inhabilidad del hombre de arrepentirse para salvación, enseña que debido a su pecado el hombre está muerto espiritualmente y por lo tanto no puede arrepentirse de sus pecados y venir a Dios para recibir el perdón y la salvación.

Suelen decir que un muerto no puede hacer nada de nada y por lo tanto como la Biblia dice que estamos muertos en delitos y pecados, nosotros no podemos responder a la llamada de Dios al arrepentimiento.

Por desgracia estas enseñanzas están convenciendo a muchos que no conocen la palabra de Dios y se dejan adoctrinar por los que consideran más preparados que ellos.  Esta situación es como la de los que son adoctrinados en teorías científicas no demostradas porque oyen ciertas cosas de los que consideran expertos y como ellos no saben nada o saben poco sobre el tema, aceptan lo que les enseñan sin tomarse el tiempo de estudiar por sí mismos.

La parábola del hijo pródigo es conocida por muchos. Vamos a examinar que pasó en ella.

Este hijo le pide a su padre la parte de la herencia que le corresponde (lo cual fue un insulto muy grande para el padre), pero el padre se la da. Se va lejos de su casa y vive una vida de derroche y pecado, hasta que lo pierde todo y llega un momento que ya no tiene ni para comer. Se alimenta de basura. Después de un tiempo de andar en esta situación desesperada, decide volver a la casa de su padre y pedirle perdón (arrepentimiento).

Su padre, al verlo de lejos, sale corriendo al encuentro de su hijo y lo abraza llorando de felicidad porque su hijo ha vuelto al hogar.

En esta parábola relatada por Jesús, vemos varias cosas que nos dan luz sobre cuál es la situación del pecador.

El versículo 13 de San Lucas 15 dice: “…y allí desperdició sus bienes viviendo perdidamente”. “Perdidamente”, o sea, “muerto en pecados y transgresiones”.

Pero después de un tiempo de sufrimientos y necesidades, “y volviendo en sí” entiende la condición en la que está, y dice: “Volveré a la casa de  mi padre y quién sabe si me dé trabajo y por lo menos tenga comida. “Volviendo en sí”. . .

¡Qué revelador!  ¿Cómo es que el pecado no le impidió al hijo pródigo entender que necesitaba arrepentirse y volver a la casa de su padre? ¿Cómo es que el padre no fue a buscarlo y traerlo a la fuerza de vuelta a casa, sino que lo dejó que “volviera en sí” por sí mismo?

Vemos que las enseñanzas de algunos están bastante erradas. Necesitan volver a la palabra de Dios y aceptarla íntegramente, no solo las partes que se conforman a su doctrina predeterminada. Dios ha creado a la familia y nos ha creado para seamos sus hijos y lo amemos libremente, no con amor forzado. ¿Quién quiere esa clase de amor? El hombre no lo quiere y parece que Dios tampoco.

logos77

Published in: on -12002010-07-25T10:54:45-12:0031000000bDom, 25 Jul 2010 10:54:45 -1200-12:00 23, 2008 at 11:59 am07  Comments (5)  

SEDIN [NOTAS y RESEÑAS] Las bacterias — demasiado complejas para ser primit . . .

 

12 julio 2010 — En la búsqueda de las formas más primitivas de vida sobre la tierra, las bacterias parecerían desde luego buenos candidatos. Son diminutas, unicelulares y tienen pequeños genomas. Entonces, ¿por qué dicen Patrick Forterre y Simonetta Gribaldo del Instituto Pasteur en PNAS:1 «deberíamos de una vez por todas dejar de pensar en las bacterias en términos de organismos “inferiores”»? Lo dicen por la misma razón por la que Science Daily anunció acerca de un descubrimiento relacionado: «Las humildes bacterias están resultando ser mucho más complejas de lo que se creía hasta ahora».

 

El origen de los eucariontes. Viejas especulaciones materialistas de su origen, presentadas dogmáticamente al público, dan paso a nuevas especulaciones materialistas, dentro de la dinámica darwinista de un desenfreno de la imaginación para negar lo innegable, la realidad del Creador detrás de toda la vida biológica.
Imagen: Wenche Eikrem and Jahn Throndsen, Universidad de Oslo

 

Naturalmente, algunas bacterias tienen algunos de los motores moleculares más asombrosos de la tierra: el flagelo. El equipo de Harvard dirigido por Howard Berg descubrió recientemente que las rotaciones en sentido horario y antihorario de los flagelos son asimétricas. Escribiendo en PNAS,1 decían: «Especulamos que la rotación antihoraria pudiera estar optimizada para carreras, donde unas velocidades más elevadas aumentan la capacidad de las células para detectar gradientes en el medio, mientras que la rotación en sentido horario podría estar optimizada para volteretas, donde el propósito es cambiar las trayectorias de las células». Los motores celulares son sólo un ejemplo de la exquisita complejidad que se encuentra en las bacterias. Más y más casos están saliendo actualmente a la luz.

El artículo aparecido en Science Daily informaba sobre investigaciones realizadas en la Universidad de Loyola que encontraron un nuevo ejemplo de «complejidad bacteriana» conocido como «acetilación de proteínas», un proceso que se había creído característico de los más complejos eucariontes, y raro en las bacterias. La acetilación de las proteínas es un proceso molecular involucrado en la regulación de los genes y de las proteínas. «Durante largo tiempo se ha considerado a las bacterias como unos parientes simples de los eucariontes», escribía Alan Wolfe por sus colegas en Loyola. «Evidentemente, es necesario modificar esta falsa noción … Hay todo un proceso en marcha al que hemos estado ciegos». Debe tratarse de un descubrimiento apasionante, porque sus estudiantes están trabajando a todas horas del día y de la noche porque «Estamos montados en la cresta de la ola, y esto es entusiasmante». El titular anunciaba que el descubrimiento de un proceso complejo en las bacterias representa «el amanecer de una nueva era en la investigación bacteriológica».

Forterre y Gribaldo, en su Comentario en PNAS,2 analizaban otros dos recientes descubrimientos con los que las bacterias ascienden a la categoría de organismos complejos: (1) El descubrimiento por parte de Fuerst de que son capaces de endocitosis, donde los cargamentos extracelulares pueden entrar en la célula a través de envoltorios de material de la membrana, y (2) el descubrimiento por Devos de que sus membranas celulares contienen proteínas que son «análogos estructurales de las proteínas del recubrimiento de la membrana (MC) de los eucariontes». Forterre y Gribaldo explican: «En los eucariontes, las proteínas del recubrimiento de la membrana están involucradas tanto en los sistemas de tráfico de vesículas como en la formación del poro nuclear». Pero, ¡las bacterias no tienen núcleo! ¿O tienen? En realidad, muchas bacterias tienen una membrana intracitoplasmática (ICM), otro análogo del núcleo eucariota, y sus proteínas de recubrimiento de membrana forman por lo que parece una especie de poro nuclear para permitir el tráfico de ARNs entre el genoma y los ribosomas —como en el caso de los eucariontes. «Las analogías entre los sistemas de tráfico de las membranas de bacterias del PVC y de Eucariontes, tanto al nivel citológico y de estructura de las proteínas, son así sorprendentemente evidentes», decían admirados. «Parece ahora que es imposible ignorar estos datos cuando se considere el origen del núcleo de los eucariontes». ¡Lejos de los biólogos ignorar datos! De modo que, ¿cuál es la nueva situación de la relación entre los «simples» procariontes y sus superiores más evolucionados, los eucariontes? Por una parte, Forterre y Gribaldo revelaban unos serios defectos en el popularizado modelo de «endosimbiosis» —la idea de que un procarionte englobó una archaea y dio origen a una relación simbiótica que produjo un eurcarionte. «Sin embargo, las hipótesis de simbiosis para el origen de la Eukarya siguen siendo de difícil comprensión en términos de los mecanismos biológicos conocidos», dicen ellos. «Por ejemplo, inplican una asociación específica entre una bacteria y un archaeon para el que no existen ejemplos en la naturaleza, y dan por supuesto un proceso sumamente improbable en el que todos los genes del huésped bacteriano que codificaban las proteínas portadoras de información hubieran tenido que ser sustituidas por las del simbionte arqueano». En esto queda la idea. ¡Que lástima que fuese el argumento principal de muchas propuestas evolucionistas a nivel de documentales y de divulgaciones populares!

Forterre y Gribaldo sólo podían pensar en dos planteamientos, ambos evolutivos: «Un objetivo principal de las futuras investigaciones deberían ahora determinar si las proteínas del recubrimiento de la membrana celular son sólo análogos estructurales de los eucariotas (un caso de evolución convergente) o si más bien se trata de homólogos». Con alternativas como éstas, el darwinismo queda necesariamente incuestionable. «Esto no puede ponerse a prueba mediante similitud de secuencia (incluso entre proteínas del recubrimiento de la membrana eucariota), porque estas proteínas evolucionan demasiado rápidamente a nivel de la secuencia», decían, de nuevo dando la evolución por supuesta. «Sin embargo, las proteínas del recubrimiento de la membrana han retenido su arquitectura fundamental durante la evolución …» La gran pregunta es, ¿cómo lo saben? Los dos únicos dominios proteínicos que constituyen las proteínas del recubrimiento de la membrana de las procariotas «son extraordinariamente similares en las bacterias de PVC y en los eucariontes». Por esta razón, favorecen la homología sobre la convergencia, pero será necesaria más investigación: «Sin embargo, unos resultados preliminares ya han proporcionado una importante información, que sugiere de hecho un origen antiguo de estas proteínas tanto en las bacterias de PVC como en las eucariotas, porque ya había probablemente varias copias de proteínas del recubrimiento de la membrana presentes en sus respectivos últimos antecesores comunes».

Es evidente que para Forterre y Gribaldo el supuesto de la evolución cuenta como información acerca de cómo los eucariotes evolucionaron a partir de los procariontes. «Si suponemos que las proteínas del recubrimiento de la membrana de las bacterias y de los eucariontes tienen un origen común, ¿cómo puede incardinarase esta información con las actuales teorías acerca del origen de los eucariontes?» La imaginación también aporta información: «Pueden imaginarse tres escenarios», dicen ellos. El modelo de la endosimbiosis, como ya hemos hecho notar antes, ya no es creíble. Esto nos deja con dos «escenarios en los que los modernos Eukarya se originaron a partir de un linaje ancestral protoeucarionte». En el primero se imagina que las bacterias de PVC consiguen sus proteínas de recubrimiento de la membrana mediante transferencia lateral de genes. Admiten que no hay prueba de tal cosa. «En el segundo» (el único que favorecen), «las proteínas de recubrimiento de la membrana ya hubieran estado presentes en el último antecesor universal común (LUCA) y fueron heredadas en los eucariontes y en las bacterias de PVC, mientras que se perdieron en todos los demás fílums bacterianos y en las Archaea». ¿Y el LUCA, cómo las adquirió? No lo dicen. Aquí es donde su narración se vuelve enrevesada, y, admitidamente, «extraña»:

Si el LUCA ya albergaba proteínas de recubrimiento de la membrana, estaba probablemente compartimentado. Esta idea puede parecer extraña para muchos biólogos que suelen pensar acerca del LUCA y de todos sus coetáneos como entidades muy primitivas. Sin embargo, la formación de vesículas y la manipulación de las membranas pueden ser características muy antiguas de la vida … lo que sugiere, por analogía, que incluso células antiguas con genomas de ARN pudieron haber gozado de esta capacidad, y por ello mismo haber sido ya compartimentada. Si las proteínas de recubrimiento de la membrana ya existían para la época del LUCA, la antigua biosfera pudiera haber sido más diversificada de lo que se suele sospechar, con diversos linajes de células compartimentadas, algunas de ellas con núcleos (que podrían designarse como sincariontes) y otras sin ellos (acariontes), prosperando en diversos medios. La endocitosis de las proteínas podría bien ser un antiguo rasgo que se perdió en las bacterias con paredes celulares rígidas. Aunque las bacterias de PVC son miembros legítimos del dominio bacteriano, podrían por ello haber conservado algunas características ancestrales en términos de estructura y función celular que abren nuevas vías de pensamiento acerca de la naturaleza de nuestros antecesores celulares. Muy posiblemente la futura exploración de la diversidad microbiana será una fuente de sorpresas. De hecho, podrían existir otras células compartimentadas entre la inmensa cantidad de linajes arqueanos y bacterianos todavía no cultivados.

Uno puede detectar una sugerencia de que el anterior párrafo pudiera tener un montón de «podrías» y «posiblementes» en el mismo, quizás. Hay mucha complejidad para explicar. Ahora el lector comprende el contexto de la línea con la que comenzaba esta reseña: «En todo caso, los resultados de Fuerst y Devos y colegas nos recuerdan que deberíamos de una vez por todas dejar de pensar en las bacterias en términos de organismos “inferiores”».


1. Yuan, Fahrner, Turner, and Berg, «Asymmetry in the clockwise and counterclockwise rotation of the bacterial flagellar motor», Proceedings of the National Academy of Sciences, publicado en línea antes de su impresión el 6 de julio de 2010, doi: 10.1073/pnas.1007333107.

2. Patrick Forterre y Simonetta Gribaldo, «Bacteria with a eukaryotic touch: A glimpse of ancient evolution?», Proceedings of the National Academy of Sciences, publicado en línea antes de su impresión el 12 de julio de 2010, doi: 10.1073/pnas.1007720107.

Estos descubrimientos añaden a la realidad de la situación acerca del mundo de lo viviente: la complejidad de las bacterias, y la vacuidad de las explicaciones materialistas del origen y desarrollo de la vida, a pesar de toda la tenacidad con que los darwinistas se aferran dogmáticamente al azar, empeñados en la negación de una realidad que los mira a la cara: diseño, designio, propósito, el poder y la sabiduría del Creador en un mundo, que aunque caído y en corrupción, sigue exhibiendo, como un reloj descompuesto, la sabiduría del Maestro Relojero que lo diseñó y construyó antes de la tragedia que provocó su rotura.

El evolucionismo es una fe no justificada por los datos del mundo de lo viviente. Observemos las suposiciones infundadas que se entremezclan en la narrativa materialista: «Si suponemos que las proteínas del recubrimiento de la membrana de las bacterias y de los eucariontes tienen un origen común …» Esta frase pone a descubierto el pecado capital del Método «Científico» de Darwin: (1) Se supone la evolución, (2) se observa un organismo o una función, (3) se inventa una historia para explicar cómo aquello evolucionó. Incluso se llega en este empecinamiento a designar esta suposición como «información». Dicen: «¿cómo puede incardinarase esta información con las actuales teorías acerca del origen de los eucariontes?» Pero esto no es información: es un ensalmo. Es evocar imágenes como de dibujos animados en sus propias mentes. También es razonar en círculos viciosos. Lo que dice, en resumidas cuentas, es que «Suponiendo la evolución, ¿cómo se incardinaría esta suposición con las actuales teorías de la supuesta evolución?» Sería como decir: «Supongamos un abrelatas. ¿Cómo jugaría esta suposición con teorías de cómo tener un abrelatas serviría de ayuda para abrir la lata de atún?» Ante todo, ¿dónde está el abrelatas? Si lo tenemos de verdad, podremos abrir la lata y comer, en lugar de soñar «escenarios» acerca de dónde se «originan» los abrelatas a partir de algún desconocido antecesor común.

Y así suponiendo y suponiendo, saltando de una soposición a otra, van aplicando el segundo pecado capital del método darwinista: la imaginación. «No es difícil imaginar …», dicen un par de veces. Desde luego, no es difícil cuando lo practican constantemente a diario. Lo que es difícil es seguir una ciencia rigurosa, y ceñirse a lo que es observable, susceptible de prueba, y reproducible.

Pero, a pesar de todos sus gestos, con todos estos descubrimientos el materialismo queda más claramente al desnudo y arrinconado. Acaban de privarle de la explicación más popularizada del origen de los eucariontes (la endosimbiosos), y tienen que situar toda la complejidad hacia atrás, en un mítico «último antecesor común universal» (LUCA por sus siglas en ingles). Así que ahora tienen que suponer que de LUCA se pasará a LUCY por pura chiripa, si damos suficiente tiempo y suerte. No se precisa de prueba alguna.

Pero esto no es ciencia, sino pseudociencia servida al público con bata blanca. Suponer lo que uno imagina sin prueba alguna es el vivero de la mitología. ¿Qué nos dice la ciencia? Los datos nos muestran supercomputación en un procesador múltiple del tamaño de una cabeza de alfiler, regulación compleja dirigida por programas, y procesamiento rápido y preciso de las imágenes (véase, p. ej., sistemas ópticos). Esto no es resultado del AZAR, sino del DESIGNIO. Y esta es la verdad: «es imposible ignorar estos datos cuando se considere el origen» de las cosas que han sido HECHAS (Romanos 1:20).


Fuente: Creation·Evolution HeadlinesBacteria Too Complex To Be Primitive Eukaryote Ancestors 12/07/2010
Redacción: David Coppedge © 2010 Creation Safaris – www.creationsafaris.com
Traducción y adaptación: Santiago Escuain — © SEDIN 2010 – www.sedin.org


Publicado por Santiago Escuain para SEDIN – NOTAS y RESEÑAS el 7/25/2010 06:27:00 PM

Published in: on -12002010-07-25T07:18:11-12:0031000000bDom, 25 Jul 2010 07:18:11 -1200-12:00 23, 2008 at 11:59 am07  Comments (1)  

El rey David se arrepiente

El pecado tiene una peculiaridad muy suya. Es insidioso. Parte de su insidia es camuflarse y esconderse en lo más profundo del corazón. Tenemos un enemigo muy astuto que quiere destruirnos y la Biblia lo denomina “el príncipe de este mundo”, sabemos que su nombre es Satanás y que este personaje es tan real como el mismo Dios.  

Así que tenemos tres enemigos en realidad: la carne (el pecado), el mundo, y el diablo.

El pecado es el cáncer del mundo, porque es insidioso y penetra hasta lo más profundo del corazón humano, pero el mundo no lo reconoce y cada uno es engañado por su propio pecado. El problema principal del pecado es que es muy difícil detectarlo en uno mismo, aunque muy fácil reconocerlo en los demás. ¡Qué cosa tan curiosa, pero tan trágica! Es trágica porque el pecado oculto no se confiesa y si no se confiesa a Dios, no será perdonado y finalmente te destruirá eternamente.  

El rey David es culpable de adulterio y asesinato. Tomó la mujer de su prójimo y mandó matar a su marido. Siendo que David tiene una relación cercana a Dios, se supondrían dos cosas: la primera es que nunca hubiera caído en semejantes pecados; y la segunda, después de haber caído se sentiría muy mal. Pero ese no es el caso. David estaba ciego debido a la naturaleza insidiosa del pecado. Dios manda al profeta Natán para que reprenda a David y le haga ver su pecado, (2 Samuel 11-12).

David responde como es debido a la reprensión del profeta. En el Salmo 51 escrito por él vemos que el rey David está en agonía por su pecado al descubrir lo que ha hecho, y busca a Dios con todo su corazón sabiendo que Dios es misericordioso y sospecha que quiere perdonarlo. David conoce el corazón tierno de Dios y confía que Dios lo perdonará.

Solo cuando vemos la condición desesperada en la que nos encontramos, y vamos a Dios con humildad de corazón y en actitud de sumisión, es que recibimos el perdón.

La prueba de nuestra conversión es que buscamos a Dios cuando hemos pecado contra él y queremos sobre todas las cosas estar en paz con Dios y darle gloría reconociendo su derecho a reinar sobre nosotros. (1Juan 1:9)  “Si confesamos nuestro pecados, él es fiel y justo para perdonar nuestros pecados y limpiarnos de toda maldad”.

La prueba de no habernos arrepentido es escondernos de la presencia de Dios y evitar estar cerca de él. El que ama a Dios quiere restablecer la relación con él y lo busca desesperadamente sabiendo que solo él le puede dar la paz que necesita.

Recordemos a Adán y Eva en el jardín del Edén. ¿Qué hicieron cuando pecaron? Se escondieron de Dios y se taparon con hojas de higuera. No querían ver a Dios sabiendo que habían desobedecido sus órdenes. Pero Dios los veía porque no hay nada que esté escondido de Su presencia y fue a su encuentro para ofrecerles una salida.

Dios es amor y no quiere la destrucción del impío sino que el impío se arrepienta.

Ninguno piense que es natural que el rey David se haya concienciado de su pecado porque realmente era muy pecador al haber cometido dichos crímenes, pero que nosotros que no hemos cometido esos pecados no debemos preocuparnos. Todos necesitamos arrepentirnos hasta el punto de no tener paz ni descanso hasta saber que hemos sido perdonados. No importa si hemos cometido un pecado o un millón, con uno solo ya no podemos entrar el cielo (Santiago 2:10). Dios nos perdona si nos arrepentimos de verdad, y a los ojos de Dios un pecador arrepentido es apto para entrar en Su reino pero uno que no quiere reconocer su pecado nunca podrá entrar.

No olvidemos: “no hay justo ni aún uno”, (Romanos 3:10).     

 

 

Ref. Santa Biblia/ Reina Valera

Published in: on -12002010-07-23T14:34:02-12:0031000000bVie, 23 Jul 2010 14:34:02 -1200-12:00 23, 2008 at 11:59 pm07  Comments (5)  

La mosca — más de lo que parece a primera vista

12 julio 2010 — Las moscas y las arañas, miembros del fílum artrópodos, pueden parecer pequeños y «menos evolucionados» que miembros de mayor tamaño del reino animal. Pero no deberíamos dejar que el tamaño solo dé la medida de la capacidad.

 

 

Drosophila melanogaster, mosca del vinagre. Su diminuto cerebro es un prodigio de diseño de circuitos y sus funciones para la navegación en el vuelo dejan pasmados a los investigadores. Fotografía: Fir0002

 

  1. <!–[if !vml]–><!–[endif]–>La supercomputadora de la mosca: El cerebro de la mosca, una computadora de alta velocidad. Así es como lo designa PhysOrg: «Los diminutos cerebros de estas acróbatas aeronáuticas procesan movimientos visuales en sólo fracciones de segundo». Si los jugadores de fútbol tuviesen ojos de esta clase, podrían procesar sus movimientos como si estuviesen contemplando el balón a cámara lenta, decía el artículo. Imaginemos el diminuto tamaño de un cerebro de mosca, y luego pensemos en este factoide: «una sexta parte de un milímetro cúblico de materia cerebral contiene más de 100.000 neuronas —y cada una de ellas tiene múltiples conexiones con sus células vecinas». Un subtítulo en el artículo anunciaba: «El cerebro de la mosca supera a cualquier computadora». Lo siento, Androide. Desarrollando más el tema, el artículo proseguía: «aunque la cantidad de neuronas en la mosca es relativamente pequeña, son sumamente especializadas y procesan el flujo de imágenes con gran precisión cuando la mosca está volando. Así, las moscas pueden procesar una vasta cantidad de información acerca de los gestos y movimientos en su medio en tiempo real —una hazaña que ninguna computadora, y desde luego ninguna de un tamaño como el del cerebro de una mosca, puede esperar igualar».

Se han necesitado 50 años para poder «examinar la construcción celular del detector de movimiento en el cerebro de la mosca». El equipo en el Instituto Max Plank se refería al cerebro de la mosca en términos informáticos: «Los neurobiólogos han descubierto que la célula L2 transforma estos datos y, en particular, que comunica información sólo acerca de la reducción de la intensidad de la luz a las siguientes neuronas. Las siguientes calculan luego la dirección del movimiento y pasan esta información a continuación al sistema de control de vuelo». Los lectores deberían observar que estos investigadores estaban experimentando con moscas del vinagre —que se encuentran entre los más diminutos de los insectos voladores. Parece que es posible una mayor miniaturización de los dispositivos manuales si los humanos pueden jamás acercarse a la potencia miniaturizada de procesamiento del cerebro de las moscas. El artículo concluía: «Los científicos tienen la intención de examinar —célula por célula— los circuitos de detección de movimiento en el cerebro de la mosca para explicar cómo computa la información del movimiento a nivel celular. Sus colegas pertenecientes al proyecto conjunto de Robótica están esperando los resultados con anhelo».

  1. La intermitencia sincronizada de las luciérnagas: Un informe de Live Science trataba de luciérnagas que sincronizan sus destellos y concluyeron que tiene una función de atracción sexual. Aunque puede ser verdad, se pasan por alto los requisitos de procesado para sincronizar los órganos de bioluminiscencia por el espacio. Es posible que «Al lanzar destellos del mismo patrón de forma simultánea, las luciérnagas macho estén enviando una clara declaración unificada de su especie a las hembras», pero la cuestión es, ¿cómo logran hacer tal cosa? En el artículo se mencionaba sólo de manera breve que «el sistema nervioso de la luciérnaga hembra procesa señales visuales» y los beneficios que el «coqueteo de los destellos luminosos» sincronizados podrían proporcionar a la hembra en medio de un campo de luces intermitentes de otro modo caóticas.

 

 

Luciérnaga de especie desconocida, capturada en Nueva Brunswick, Canadá. Con flash en la parte superior, y sin flash en la inferior, para apreciar el fenómeno de la bioluminiscencia. Fotografía: Emmanuel M

 

Un artículo en KnoxNews.com (Knoxville News Sentinel) informaba del trabajo de científicos en la Universidad del Sur de Georgia y en la Universidad de Connecticut con luciérnagas Photinus carolinus de los Montes Smoky. Éstas consiguen sincronizar sus destellos «de una manera casi perfectamente unísona, como cadenas de luces de Navidad en el aire nocturno». Esta especie de «show espectacular» se ve en raras ocasiones fuera del Sudeste Asiático. Se había observado de forma anecdótica entre luciérnagas americanas; ahora el equipo lo ha descubierto y estudiado.

Un matenático citado por Knox News afirmaba que la sincronía puede surgir a partir de unas pocas sinples reglas matemáticas. Si, claro, pero se precisa de un rápido proceso de datos para que miles de luciérnagas macho hagan oscilar sus luces de forma simultánea dentro de un margen de una décima de segundo —y esto no tiene siquiera en cuenta la maravilla de unos órganos que pueden producir a voluntad una luz fría con un rendimiento de casi el 100% bajo un sofisticado control cerebral. Knox News admitía que este es «un misterio incompletamente comprendido». El investigador Andrew Moiseff decía: «Es una de aquellas cosas que, simplemente, te deja pasmado».

Acerca de cómo vino a existir tal maravilla, Moiseff dijo a Live Science que «Evolucionaron para dar luz intermitente en patrones sincronizados como una solución a unas condiciones conductuales, medioambientales o fisiológicas específicas». Sin embargo, su artículo original en Science1 solo mencionaba la «evolución de la sincronía» de pasada, sin detallar para nada cómo hubiera podido suceder.

  1. Ojos de arañas: Si una araña saltadora fuese de nuestro tamaño, estaría entre los más aterradores de los animales. Con tres juegos de ojos mirando adelante, al lado y atrás, parece algo sacado de una novela de ciencia ficción de suspense. Y estos ojos tienen muchas mayores capacidades de lo que se pensaba, según comunicaba PhysOrg.

 

 

Ojos de la araña saltadora. Se trata de sistemas ópticos necesariamente producto de un plan deliberado. Cualquier mención de evolución para su origen es usar palabras sin contenido. Imagen: Optoterser

 

Se creía que los ojos frontales, más pequeños, eran sólo para entradas visuales secundarias. Científicos de la Universidad Macquarie en Australia encontró una forma de tapar los ojos de las arañas (si podemos imaginar un experimento tan delicado), dejando sólo los ojos secundarios para la visión. Luego los ataron y les presentaron puntos en una pantalla para seguirlos, además de unas moscas que acechar. Descubrieron que las arañas eran igual de certeras cazando con su par de ojos secundarios que con todos los seis. Repitiendo el experimento con 52 arañas individuales, consideraron «inesperado» que un «predador perfecto» pudiera actuar tan bien con esta desventaja. Incluso sin sus ojos primarios, podían ver cosas que otros animales tenían dificultad en ver. Y añaden: «Creemos que este par de ojos pudieran haber sido subestimados por científicos en el pasado, y puede que sean el elemento más versátil de su sistema visual, proporcionando a la vez agudeza espacial y detección del movimiento».

Lo que esto implica es que el procesamiento de datos de las entradas visuales es proporcionalmente intrincado. Daniel Zurek decía: «Es pasmoso que estos animales, que tienen una longitud corporal de sólo 12 milímetros y un cerebro de una fracción del tamaño del de una abeja, hayan desarrollado un sistema visual tan sofisticado que cubre casi 360 grados con una resolución tan elevada». Estos múltiples ojos ayudan a «distribuir diferentes tareas visuales», dice, y añade: «es probable que este planteamiento modular ayude a la araña a gestionar las exigencias computacionales de la visión». En contraste con esto, los humanos, con sólo dos globos oculares que miran al frente, parecemos visualmente desaventajados. Pero podemos estar satisfechos sabiendo que la presa favorita de la araña saltadora es la mosca doméstica.


1. Moiseff y Copeland, «Firefly Synchrony: A Behavioral Strategy to Minimize Visual Clutter», Science, 9 de julio de 2010: Vol. 329. no. 5988, p. 181, DOI: 10.1126/science.1190421.

El patrón en estas asombrosas historias es siempre el mismo: (1) la sofisticación es mayor de lo que nadie hubiera podido siquiera imaginar, y (2) la evolución, si se menciona en absoluto, sólo aparece como un patético apéndice que se pone como un pegote a la historia. No tiene ninguna capacidad explicativa, sino que se da meramente como un supuesto. La cháchara evolutiva es como un póster pòlítico pegado en un edificio. No proporciona el fundamento, ni soporte estructural que dé coherencia al edificio; sólo sirve para distraer la atención (algo así como: ¡Viva Darwin, a pesar de todo!) de la realidad de la arquitectura subyacente, producto de un designio deliberado, plasmado en un diseño inteligente.


Fuente: Creation·Evolution HeadlinesMore to a Fly than Meets the Eye 12/07/2010
Redacción: David Coppedge © 2010 Creation Safaris – www.creationsafaris.com
Traducción y adaptación: Santiago Escuain — © SEDIN 2010 – www.sedin.org


Publicado por Santiago Escuain para SEDIN – NOTAS y RESEÑAS el 7/23/2010 12:12:00 AM

Published in: on -12002010-07-22T11:33:08-12:0031000000bJue, 22 Jul 2010 11:33:08 -1200-12:00 23, 2008 at 11:59 am07  Comments (2)  

Resumen de la Doctrina del Arrepentimiento

 

 

 

 

1. ¿Por qué es tan importante la doctrina del Arrepentimiento?

Porque la Palabra de Dios enseña claramente el arrepentimiento.

2. ¿Qué es lo que Jesús mandó a sus discípulos a predicar?

El arrepentimiento.

3. ¿Qué significa la palabra arrepentirse?

Cambiar de modo de pensar.

4. ¿Cómo se siente uno cuando reconoce que el pecado es una ofensa contra un Dios Santo?

Triste según Dios.

5. ¿Cuál es el resultado de una tristeza según Dios?

La salvación.

6. ¿Cuál de estos tres hombres experimentó un arrepentimiento verdadero?

¿El Fariseo de San Lucas 18:9-14, el rey David, o el rey Saúl?

El rey David.

7. ¿Qué es el Salmo 51?

Un Salmo de arrepentimiento.

8. ¿Cómo se manifiesta el cambio de propósito que resulta del arrepentimiento?

En confesar el pecado a Dios, no al sacerdote. Tampoco ocultar el pecado.

9. ¿Por qué se le debe confesar el pecado a otra persona?

Porque se le ha ofendido o se le ha hecho un mal a esa persona por el pecado.

10. ¿Qué significa abandonar el pecado?

Darle la espalda al pecado y dejarlo para siempre.

11. ¿Qué debemos hacer después de confesar y abandonar el pecado?

Volvernos a Dios, confiando en su poder para guardarnos del pecado.

12. ¿Cómo se produce el arrepentimiento en nuestro corazón?

Por darnos cuenta de nuestra impotencia y la necesidad de ponernos completamente en las manos de Dios y pedirle que nos dé una actitud de arrepentimiento en nuestro corazón.

13. El arrepentimiento también es producido por ciertos medios humanos; ¿cómos se producen estos medios?

Por el estudio de la Palabra de Dios, y el oír la predicación del Evangelio.

14. ¿Por qué produce regocijo en el Cielo el arrepentimiento? Porque un pecador más ha confesado sus pecados, los ha abandonado, y ha venido a Cristo.

15.  ¿Qué es la tristeza o el dolor según Dios?

Es la tristeza por haber pecado contra Dios, y es acompañada con el hecho de abandonar el pecado.

 

Lucas 13:1-5 (Reina-Valera 1960)

Lucas 13

Arrepentíos o pereceréis

1 En este mismo tiempo estaban allí algunos que le contaban acerca de los galileos cuya sangre Pilato había mezclado con los sacrificios de ellos.

2 Respondiendo Jesús, les dijo: ¿Pensáis que estos galileos, porque padecieron tales cosas, eran más pecadores que todos los galileos?

3 Os digo: No; antes si no os arrepentís, todos pereceréis igualmente.

4 O aquellos dieciocho sobre los cuales cayó la torre en Siloé, y los mató, ¿pensáis que eran más culpables que todos los hombres que habitan en Jerusalén?

5 Os digo: No; antes si no os arrepentís, todos pereceréis igualmente.

Mediten en estas palabras del Señor Jesús.

Ref. Escuelas Fuente de Luz

Santa Biblia, vs. Reina Valera

Published in: on -12002010-07-19T12:30:53-12:0031000000bLun, 19 Jul 2010 12:30:53 -1200-12:00 23, 2008 at 11:59 pm07  Comments (4)  

La Diferencia entre el Arrepentimiento y el Remordimiento

 

 

 

¿Cuál es la diferencia? ¿Qué diría usted sobre esto? A veces no es fácil distinguir la diferencia entre el arrepentimiento y el remordimiento. Como estamos hablando en estos días sobre el arrepentimiento para salvación según la Biblia, vamos a mirar en ella porque es la Palabra de Dios con autoridad.

Veamos dos casos en la Biblia. Judas Iscariote y el rey David. Uno no se arrepintió para salvación, y el otro sí.

Mateo 27:3-5

“Entonces Judas, el que le había entregado, viendo que era condenado, devolvió arrepentido las treinta piezas de plata a los principales sacerdotes y a los ancianos, diciendo: Yo he pecado entregando sangre inocente. Mas ellos dijeron: ¿Qué nos importa a nosotros? ¡Allá tú! Y arrojando las piezas de plata en el templo, salió y se fue y se ahorcó”.

Judas no experimentó arrepentimiento, sino remordimiento. En vez de arrepentirse de haber pecado y recurrido a Dios a pedir perdón, se fue y se ahorcó. ¡Qué trágico! Lo mismo se observa en ciertos grupos de personas tales como los presos. Algunos se ven muy arrepentidos de lo que han hecho y así lo dicen, pero con el tiempo se ve que en realidad lo que realmente están experimentando es remordimiento porque los han arrestado y castigado por hacer lo malo, pero si volvieran a tener la oportunidad de nuevo harían lo mismo porque no ha habido arrepentimiento sincero.

Sin embargo vemos de qué manera reaccionó el rey David al ser confrontado por Natán el profeta por haber cometido pecados muy graves (2 Samuel 12).

David se queda horrorizado al comprender lo que había hecho e inmediatamente se arrepiente de su maldad y se vuelve a Dios suplicándole perdón y apelando a su misericordia. Este Salmo es el resultado del pecado cometido por David contra su Dios.

“Contra ti, contra ti solo he pecado, y he hecho lo malo delante de tus ojos.

Salmos 51:1-4

Ten piedad de mí, oh Dios, conforme a tu misericordia;
Conforme a la multitud de tus piedades borra mis rebeliones.
2 Lávame más y más de mi maldad,
Y límpiame de mi pecado.
3 Porque yo reconozco mis rebeliones,
Y mi pecado está siempre delante de mí.
4 Contra ti, contra ti solo he pecado,
Y he hecho lo malo delante de tus ojos;
Para que seas reconocido justo en tu palabra,
Y tenido por puro en tu juicio.(A)

Es muy importante examinarnos y averiguar si nos hemos arrepentido de verdad al ver que la santidad de Dios no permite que almas sin regenerar puedan estar en su presencia. La prueba si nos hemos arrepentido o no es si nos hemos dado cuenta de nuestra incapacidad de salvarnos por nuestras buenas obras porque somos gente contaminada por el pecado hasta el punto de estar ciegos a ello.

La Biblia nos revela nuestra condición y el arrepentimiento es el primer paso hacia la fe que nos lleva a la salvación por la gracia y misericordia de Dios.

Espero que esto haya quedado claro. Si tienes alguna pregunta sincera y de buena fe no dudes hacerla. Digo esto porque algunos vienen aquí con muy malas intenciones.

REf. Santa Biblia, versión REINA VALERA

logos 77

Published in: on -12002010-07-19T04:37:50-12:0031000000bLun, 19 Jul 2010 04:37:50 -1200-12:00 23, 2008 at 11:59 am07  Comments (45)  

La Madre de Todos los Pecados: No Amar a Dios sobre Todas las Cosas

Muchos hoy día no entienden lo que es el pecado, de donde procede, ni cómo nos afecta. De hecho, la palabra pecado casi ni se oye gracias a las iglesias liberales. Se ha convertido en una palabra arcaica e irrelevante para el mundo. Los pastores tienen miedo de hablar del pecado, y de la responsabilidad que tenemos y evitan usar esa palabra.

El enemigo de Dios y del hombre, Satanás, ha cegado las mentes de los incrédulos y ha conseguido engañar a la gente eliminando dicha palabra del vocabulario. Pero tenemos que reclamar la palabra y entender lo que significa para nuestras vidas. Los creyentes verdaderos debemos hablar claramente a los demás y enfatizar el papel del pecado en nuestras vidas porque el mundo va camino de la destrucción y la solución es confrontar el pecado.

Pecado es desobedecer los mandamientos de Dios. Pecado es rebelión y tozudez, es querer hacer las cosas a nuestra manera ignorando los mandamientos de Dios.

Entonces los fariseos, oyendo que había hecho callar a los saduceos, se juntaron a una. Y uno de ellos, intérprete de la ley, preguntó por tentarle, diciendo: “Maestro, ¿cuál es el gran mandamiento en la ley? Jesús le dijo: “Amarás al Señor  tu Dios con todo tu corazón, con toda tu alma, y con toda tu mente. Este es el primero y grande mandamiento” (Mateo 22:34-38).

Como vemos Jesús declaró que el amar a Dios es el mandamiento más importante de todos, por lo que ignorar a Dios, desobedecerle, y tener ídolos en lugar de él, es la ofensa y pecado más grande que podemos cometer. El ídolo principal que tenemos ante Dios somos nosotros mismos. Vivimos pensando en nosotros, tomando decisiones que nos convengan a nosotros, sin consultar con Dios y haciendo las cosas a nuestra manera. El amar a Dios significa hacerlo todo pensando en El, en que todo lo que hagamos sea para Su gloría y honor.

El mundo tiene sus leyes morales y la gente piensa que mientras obedezcan estas leyes ya hacen lo necesario. Pero las leyes de Dios son las leyes por las que seremos juzgados, no vamos a ser juzgados por las leyes de los hombres.

El mundo no legisla que amemos a Dios. Esa ley no existe en nuestro mundo. Más bien es lo contrario, el mundo odia a Dios y no quiere saber nada de él. Por este camino de perdición es por el que vamos.

No solo hemos desobedecido a Dios muchas veces todos los días durante semanas, meses, y años, poniéndonos a nosotros primero en lugar de Dios, sino que además hemos hecho lo mismo con nuestros semejantes. No que no ayudemos a otros de vez en cuando, pues todos más o menos lo hacemos, sino que casi siempre tomamos las decisiones en la vida de forma que nos beneficie a nosotros o lo que es nuestro, que es lo mismo.
En este caso nos referimos a nuestros hijos, nuestros nietos, nuestros hermanos, nuestros, nuestros, nuestros.  Mí, mí, mí.

Lo curioso es que cuando hacemos esto pensamos que eso nos convierte en buena gente y que ya cumplimos con la ley de Dios. Como es natural el cuidarse de los hijos es algo bueno, pero no si es a costa de romper las leyes de Dios y dejar de hacer otras cosas que Dios nos manda.

Por ejemplo ¿cuántos padres hoy día están dispuestos a enfrentarse a sus hijos y no aceptarles que vivan juntos con otros sin casarse? Muy pocos. La mayoría no está dispuesta a perder el amor y compañía de sus hijos por amor a Dios. Esto no es amar a Dios sobre todas las cosas, sino amar a los hijos sobre todas las cosas, incluido sobre el amor a Dios, porque si nosotros no damos ejemplo a nuestros hijos ¿quién se lo va a dar? Somos responsables ante Dios y ante nuestros hijos y familiares de hacer lo que es incómodo, lo que no es popular. ¡Qué débiles somos!

Es una infracción de la ley de Dios tener relaciones sexuales fuera del matrimonio, y de toda la vida esa ha sido la norma en las sociedades. Ahora vivimos en libertinaje y las personas que se consideran “moralmente buenas” viven con normas que antes eran totalmente inmorales. Esto es debido a somos gente con un deseo que hacer nuestra voluntad, lo que nos gusta, y punto. No amamos a Dios con todo nuestro corazón, ni por asomo. Hemos rechazado sus mandamientos y de hecho demostramos despreciarlos, lo cual a su vez demuestra que NO amamos a Dios para nada.

Amamos mucho más a nuestros hijos que a Dios. Tenemos ídolos del corazón. Esta es la realidad y es por esto que hemos roto el mandamiento más grande e importante, y lo hemos roto muchas veces. Somos culpables de desobedecer a Dios y de no amarlo.  ¿Nos vamos a arrepentir? ¿Vamos a cambiar nuestra conducta?

¿Es Dios más importante para nosotros que cualquier otra persona en el mundo? ¿Estamos dispuestos a dar la espalda al pecado, no importan las consecuencias para nosotros?

“No penséis que he venido a traer paz a la tierra; no he venido a traer paz, sino espada. Porque he venido a poner en disensión al hombre contra su padre, a la hija contra su madre, y a la nuera contra su suegra; y los enemigos del hombre serán los de su casa. El que ama a padre o madre más que a mí, no es digno de mí. El que ama a hijo o hija más que a mí, no es digno de mí. El que no toma su cruz y me sigue, no es digno de mí”. (Mateo 10:34-39)

Muchos piensan que tomar su cruz y seguir a Jesús es cargar con los sufrimientos de la vida. No, no, no. Esa es la interpretación de los Católicos.

El tomar nuestra cruz y seguir a Jesús es estar dispuesto a perderlo todo por él si hace falta. Es estar dispuesto hasta a morir por obedecerlo y seguirlo. Es estar dispuesto a seguirlo en contra de la opinión de todos, porque los demás no quieren hacerlo y nosotros sí.

“Ahora Dios manda a todos los hombres en todo lugar que se arrepientan” (Hechos 17:30b). Sin arrepentimiento, no hay salvación. Si seguimos haciendo lo mismo de siempre y no nos arrepentimos, no importa cuántas veces pensemos o digamos que somos cristianos somos rebeldes y desobedientes y por lo tanto no le estamos dando la gloria a Dios y se puede cuestionar nuestro cristianismo.

Que cada uno se examine a sí mismo, medite y vea si está en la fe. Eso es lo que nos dice el apóstol Pablo en 2 Corintios 13:5.

Ref. Santa Biblia, versión Reina-Valera

logos77

Published in: on -12002010-07-18T10:18:18-12:0031000000bDom, 18 Jul 2010 10:18:18 -1200-12:00 23, 2008 at 11:59 am07  Comments (8)