¿Eres una persona solo religiosa o un fiel seguidor de Jesús? (Primera parte)

pexels-photo-925967.jpeg

 

ESTA ES UNA PREGUNTA MUY IMPORTANTE Y QUE HAY QUE SABER CONTESTAR HONESTAMENTE.

¿Que diferencia hay entre una persona meramente religiosa que dice creer en Dios, que va a la iglesia asiduamente, contribuye a los gastos de la iglesia, hace buenas obras (ya sea a su familia o a otros), y una persona que dice seguir a Jesús y sabe lo que eso realmente es? ¿Han pensado esto alguna vez? Pues deben hacerlo para no estar confundidos como los paganos e incrédulos, porque veo a algunos que se consideran Cristianos y no saben esto.

Un seguidor de Cristo intenta con todas sus fuerzas conocerlo a Él y por lo tanto estudia cómo fue su vida en el tiempo que vivió entre nosotros. Eso solo se puede conocer leyendo las Escrituras que tenemos sobre la vida de Jesús. No es fácil sacar las conclusiones necesarias pero tenemos que ser constantes en el estudio si vamos a conocer de verdad al Señor y cómo imitarlo. Es muy necesaria la oración porque nosotros no tenemos la capacidad en nuestra mente carnal de entender a Jesús y sus enseñanzas. Solo por medio del Espíritu Santo es que podremos y así y todo será una empresa que durará toda la vida.

Muchos no creen ni siguen a Jesús por diferentes motivos. Resulta que debido a que la gente no estudia las Escrituras, aunque haya leído algo u oído parte de ellas en su juventud, ha sido poco y en un contexto más que nada académico o cortos fragmentos en la Misa, en la iglesia, o en el colegio donde se estudiaba Historia Sagrada. Por este motivo algunos creen que ya saben lo suficiente de Jesús para llegar a una conclusión sobre él. De hecho y a pesar de esto, no tienen ni idea quien es realmente Jesucristo ni lo que significó su Venida y enseñanzas. Es la triste realidad.

Los no creyentes piensan que los creyentes tenemos que ser perfectos y vivir una vida ejemplar. Nos vigilan a ver si nos pueden sorprender en algún fallo. Y fallos van a ver porque no hay nadie perfecto incluidos los seguidores de Cristo. Aunque sí hay algunos seguidores de Jesús que después de muchos años han crecido tanto en santidad que sus vidas lo reflejan. Así debería ser con todos los creyentes pero no lo es. En general los creyentes somos gente que ha venido a Cristo al ver sus pecados claramente y reconociéndolo como Dios, Salvador y Señor y por eso venimos a Él pidiendo perdón y ayuda. 

Algunos de nosotros venimos de familias con muchos problemas, defectos, pecados, etc. Cuando un niño se cría en un hogar traumático, inmoral, conflictivo y a menudo con poco amor o aceptación va a desarrollar muchos malos hábitos, actitudes, acciones que en realidad son pecados y que les va costar caro y un largo tiempo ir abandonando después de la conversión. Es por todo esto que algunos creyentes, a veces y en ciertas áreas no dan el ejemplo que deberían. Nosotros los creyentes salvos por la gracia de Dios vamos a batallar contra el pecado toda nuestra existencia aquí en la tierra. Unos más que otros pero la meta es la santidad. Debemos imitar al Señor siempre que podamos.

El Señor Jesús es Dios y su vida fue ejemplar y perfecta. Aunque Él hablaba de instaurar un reino aquí en la tierra, su reino no iba a ser en muchos sentidos un reino como los demás. Su reino sería un reino espiritual en  naturaleza y muy diferente de los conocidos durante la presente dispensación en la que nos encontramos. Al final de la Gran Tribulación que se avecina con pasos agigantados, todo cambiará y por Fin el Señor Jesús reinará como en rey poderoso y será Rey de Reyes y Señor de señores.

El mundo de sus tiempos no lo entendería, en especial los líderes religiosos judíos. De igual forma tampoco lo entendieron los lideres religiosos de las “grandes” religiones organizadas por hombres que le siguieron. Ellos no querían un líder aparentemente débil a sus ojos, humilde y que no contendiera en contra las duras leyes romanas de su tiempo.

¿Cómo sabes si eres de verdad un verdadero seguidor de Jesús?

Seguiremos con este estudio.

Saludos y bendiciones

Published in: on -12002019-10-21T02:27:51-12:0031000000bLun, 21 Oct 2019 02:27:51 -1200-12:00 23, 2008 at 11:59 am10  Comments (2)  

El divorcio se debe y se puede evitar de esta forma (Cuarta parte)

CBB8466F-DCC3-4B9D-B85D-A9B32F6E09DC

 

CONTINUANDO CON LA HISTORIA DE LOS PROBLEMAS EN EL MATRIMONIO DE ALBERTO Y LAURA

Continua el pastor: “Como he explicado, no se es un hipócrita si hacemos cosas que no sentimos que queremos hacer. Por ejemplo, la primera cosa que hice hoy que no sentía que quería hacer, algo que no quería  hacer —-fue levantarme de la cama temprano pero lo hice. ¿Me hace eso ser un hipócrita?” “Claro que no” contesta Alberto. “Pues tampoco te hace ser hipócrita si das en amor a otro cuando no tengas ganas. Yo sería un hipócrita si fuera por ahí diciéndoles a todos que disfruté levantándome temprano. No es hipocresía hacer lo que Dios nos manda hacer”.

Laura comenta: “Yo nunca había visto esto de esa forma. Pero usted nos ha dicho que debemos empezar por perdonar. Suponga que yo no siento que quiero perdonar a Alberto, ¿también se aplica a esto esa regla?”. El pastor responde “sí, estás empezando a entender. El perdón no es tampoco tener sentimientos primero. Es fundamentalmente una promesa. Cuando pones tu fe en Cristo, Dios promete no volver a recordar tus pecados. Eso no significa que los olvida; Dios no olvida nada. Lo que significa es que no los saca contra ti de nuevo. Cuando os perdonáis el uno al otro, por lo tanto, estáis prometiendo hacer tres cosas:

1. No las usaré contra ti en el futuro.

2. No les hablaré a otros de ello.

3. No voy a obsesionarme con ello.

Por supuesto, no estamos hablando de si se ha hecho daño físico, ni algo ilegal, ni inmoral como el adulterio; estamos hablando de los problemas normales en los matrimonios. En Lucas 17:4 el Jesús nos dice que debemos perdonar a un hermano siete veces al día si viene arrepentido a pedir perdón. ¿Os queda esto claro? Tenéis el Espíritu de Dios morando en vosotros. Filipenses 4:13 dice: “Todo lo puedo en Cristo que me fortalece”.

Los dos Alberto y Laura dicen que están dispuestos a intentarlo. Que no sabían que Dios ya había anticipado estos problemas en los matrimonios y que ha provisto en Su palabra el camino a las soluciones. El pastor les da instrucciones y  tarea que deben hacer durante la semana, comenzando con pedirse perdón el uno al otro y también a Dios por haber pecado de esa forma.

Entonces, el pastor se dirige a Alberto y le dice: “Quiero volver a recordarte lo que dice Efesios 5:25. ¿Recuerdas que Dios manda a los hombres a amar a sus mujeres como Cristo amó a la Iglesia? En ese pasaje esto se repite varias veces. No es a la mujer a la que se le manda amar. Si no hay amor en  vuestro hogar, Alberto, es principalmente culpa tuya y es tu responsabilidad que el amor se genere, se mantenga y crezca. El hombre es la cabeza de la familia como Cristo es la Cabeza de la Iglesia. Ser la Cabeza es tener autoridad pero el tenerla empieza con las responsabilidades de crear amor en el hogar. Este liderazgo debe seguir el modelo de Jesús en sus acciones hacia su iglesia. En resumen, todo creyente casado tiene las dos cosas, el privilegio y la responsabilidad de mostrar la relación de Cristo y la Iglesia.

Y Laura, no creas que vas a escapar tus responsabilidades. Dios le ha dado a Alberto el liderazgo del hogar pero tu tienes que respetarlo y tratarlo como también dice Efesios 5:33…”y la mujer respete a su marido”. En el vs. 22 dice: “Someteos unos a otros en el temor de Dios”.

La Biblia tiene las soluciones a todos los problemas en el matrimonio. 2 Pedro 1:3 dice: “Como todas las cosas que pertenecen a la vida y a la piedad nos han sido dadas por su divino poder, mediante el conocimiento de aquel que nos llamó por su gloria y excelencia, por medio de las cuales nos ha dado preciosas y grandísimas promesas para que por ellas llegaseis a ser partícipes de la naturaleza divina, habiendo huido de la corrupción que hay en el mundo…”

Habeis leído lo suficiente para saber que hay esperanza para los problemas del matrimonio. Alberto y Laura son solo dos de los miles que cada años encuentran ayuda y soluciones con sus problemas matrimoniales por medio de la verdadera y excelente consejería bíblica como esta.

Que estos consejos les sirvan de ayuda a los que los necesiten ya que nuestro Dios es más que capaz de solucionarlos y nos ha dado todo lo que necesitamos para conseguirlo.

Saludos y bendiciones

Published in: on -12002019-10-07T01:04:50-12:0031000000bLun, 07 Oct 2019 01:04:50 -1200-12:00 23, 2008 at 11:59 am10  Comments (1)  

Divorcio ¿qué dice Dios? (Tercera parte)

 

HPIM2714CONTINUANDO CON LA HISTORIA DE ALBERTO Y LAURA (Tercera parte)

PASTOR: “Si continúan con la decisión de divorciarse solo se acarrearán mas problemas y sufrimientos. No podemos rebelarnos contra las leyes de Dios y esperar que nos vaya bien. “… el camino de los transgresores es duro” Proverbios 13:15b. Nunca encontraremos paz o felicidad buscándola. Tampoco alivio a los sufrimientos  huyendo de ellos. Estas son consecuencias que escapan a quien las persiguen. La Paz y felicidad solo pueden venir para los que los que, en vez de buscarlas a su manera, se ENFOCAN en complacer a Dios y no a sí mismos. Si se arrepienten del pecado que han cometido en su corazón con la determinación de divorciarse y si me permiten ayudarles a aprender como hacer lo que Dios dice, alegría y paz vendrán mas pronto de lo que se imaginan.

Pero déjenme advertirles algo: No pueden hacer lo que Dios manda solo para aliviar sus sufrimientos; tienen que hacerlo primero y sobretodo por complacer a Dios.”

“Bueno, nosotros queremos complacer a Dios, por eso hemos venido a hablar con usted porque en el fondo sabíamos que el divorcio, sin bases, está mal. Esperábamos que pudiera ayudarnos a llevarlo a cabo en nuestro caso. Pero no puede ser ¿cierto?

“No, Laura, no puede ser, pero aprecio tu honestidad por lo que acabas de decir” dice el pastor.

”Pero ¿cómo es posible enmendar un caso tan malo como el nuestro?” pregunta Alberto. Claro que eso es lo que desearíamos sobre todo pero no parece realístico. ¿No está prometiendo algo que es imposible llevar a cabo?”. “Sé que esto suena casi imposible Alberto, pero si determinas andar en serio con Dios y lo obedeces, en un periodo de seis a ocho semanas puedes tener un matrimonio nuevo y feliz”.

“Eso suena totalmente imposible” dice Alberto. “Lo sé” responde el pastor, “pero lo he visto suficientes veces para saber que es cierto. Pero os advierto que no sucederá intentando dialogar, razonar o prometer no volver a hacer tal o cual cosa. Dios no se va a conformar con eso, Dios quiere acciones de cambios reales. Mucho de ello será difícil de llevar a cabo y no os gustará lo que Dios os diga qué tenéis que hacer. Pero tenéis que hacerlo de todas formas simplemente porque Dios lo dice—-para complacerle. Hay cosas concretas que tenéis que hacer y la primera es pedirle perdón por siquiera considerar el divorcio. Y después pediros perdón el uno al otro. ¿Qué os parece?”

“Supongo que no hay otro camino…Quiero intentarlo; en verdad nunca quise un divorcio” dicen los dos.

”Muy bien, pero dejadme dejar perfectamente claro la dinámica bíblica básica del amor. El amor verdadero NO es primero tener sentimientos románticos hacia la otra persona como hemos visto. Más bien el amor verdadero se manifiesta por medio de dar. Los sentimientos románticos se enfocan en uno mismo, son egoístas.

Prestad atención a lo que dice Juan 3:16…”Porque de tal manera amó Dios al mundo que ha dado a su Hijo unigénito para que todo aquel que en él cree, no se pierda más tenga vida eterna”. “Él me amó y se dio a sí mismo por mí” Gálatas 2:20: y recordad el versículo de Efesios que contiene las palabras ‘… como Cristo amó a la iglesia y se dió asimismo por ella’. En cada uno de esos pasajes vitales concernientes al amor de Cristo, el cual es el modelo de amor para cada marido y mujer, el amor está vinculado al dar, no a sentir algo especial. Con eso, por tanto, es por donde hay que empezar; tenéis que aprender a dar.

Debeis dar al otro todo lo que tengáis que el otro necesita. No va a ser siempre fácil porqué habéis adoptado patrones de querer, esperar y demandar del otro en vez de patrones de dar. Todo eso tendrá que cambiar. Tendréis que dar aún cuando el otro no está siendo muy agradable o amoroso hacia ti. Recordad, Jesucristo se dio a sí mismo por pecadores, rebeldes, enemigos. Sabéis que podéis hacerlo también porque Él nos dice: Haced el bien a vuestros enemigos. ‘Si tu enemigo tiene hambre, dale de comer; si tiene sed, dale de beber’…dale, dale. No dijo: Primero ten buenos sentimientos hacia él y entonces dale. No, simplemente dijo: dale. Tenéis que hacerlo con ganas o sin ganas (sentimientos buenos)”.

”Pero, responden, no nos hace eso ser hipócritas sin hacemos cosas por el otro sin ganas?” “No” responde el pastor…”de nuevo estáis pensando de acuerdo a la cosmovisión actual de actuar bien cuando se tienen buenos sentimientos hacia el otro. La hipocresía no se determina por si tienes ganas de hacer algo o no. A pesar de lo que digan muchos hoy día, debes hacer lo que Dios te dice que hagas para agradarle, tengas ganas o no las tengas”.

Continuaremos con la Cuarta Parte muy pronto.

 

 

Published in: on -12002019-10-05T22:37:48-12:0031000000bSab, 05 Oct 2019 22:37:48 -1200-12:00 23, 2008 at 11:59 pm10  Comments (1)  

¿Te quieres divorciar pero eres cristiano? (Segunda parte)

6e0dc-descarga

YA HEMOS VISTO LA PRIMERA PARTE DE ESTE ESTUDIO. VAMOS A SEGUIR ESTUDIANDO ESTE TEMA QUE SEGURO ASOMBRARÁ A TODOS.

TENEMOS A UNA pareja llamados Alberto y Laura. Son creyentes bíblicos pero les va mal en su matrimonio. ¿Que se puede hacer en un caso como este para resolver el dilema de acuerdo a las enseñanzas de la Palabra de Dios? ¿Hay esperanzas?

Continuando con esta historia…

”Bueno, esto ciertamente NO es lo que esperaba oírle decirnos” responde Alberto. “Ni yo” responde Laura. “De hecho dudo sobre lo que nos está recomendando; ¿cómo vas a enseñarle a alguien a amar? ¿Y qué significa aprender a amar?”

“Dejadme empezar explicando un poco primero lo que significa el amor bíblico y cómo se puede aprender. Para empezar notemos que por toda la Biblia Dios nos manda amar. No manda tener ciertos sentimientos ¿verdad?”… ”Bueno…” empieza Laura. “Por ejemplo, Laura, si yo te diera la orden de enfadarte así como así ¿a qué no podrías?” …”Supongo que no” dice Laura.

”Entonces escucha estos versos de la Biblia: Amarás a tu Dios con todo tu corazón…y al prójimo como a ti mismo! Estos son mandamientos; Dios manda amar. Si amar fuera sentimientos primero, no podría ser ordenado. ¿Lo ves ahora?”.

“Creo que empiezo a verlo” dice Alberto. “Pero ¿qué tiene que ver esto con nosotros?” Contesta el pastor: “Todo, Alberto. Dios te manda amar a tu mujer. Mira lo que Él escribió por medio del apóstol Pablo: ‘Maridos, amad a vuestras mujeres como Cristo amó a la iglesia y se entregó a sí mismo por ella” (Efesios 5:25). Recuerda, Cristo murió en la Cruz por la Iglesia”. Responde Alberto: “¿Me quiere decir que tengo que amar a mi mujer hasta el punto de estar dispuesto a morir por ella?”. “Exacto!”responde el pastor. “Entonces olvídelo, nunca podría aprender a amarla a ella de esa forma”.

“No, no podemos olvidarlo porque Dios lo manda así. Pero a lo mejor podemos empezar a un nivel más bajo. La Biblia también nos manda amar al prójimo y Laura es el prójimo que tienes más cercano. Comes con ella, duermes con ella…”

”Ni siquiera podría amarla de esa forma” responde Albert. Laura responde lo mismo. “Siento mucho oír esto, pero todavía hay esperanzas, os queda una cosa” continua el pastor. “La Biblia todavía insiste en el amor, veamos su nivel más bajo. Dios manda:  “Amad aun a vuestros enemigos. Como veis no hay escapatoria posible. Debéis aprender a amaros el uno al otro. Dios lo demanda”… “Oh no…” dicen los dos.

”Sí, de hecho hay mucha esperanza para vosotros” dice el pastor “porque Dios os manda amaros y Él nunca manda a Sus hijos a hacer algo sin darnos también la manera y el poder para hacerlo”.

“Pues vaya…vinimos aquí con la esperanza de que nos ayudara a encontrar una salida a este desastroso matrimonio y en vez de eso nos ha atado aún más. ¡Menuda ayuda!” concurren los dos.

”Tranquilos, no he terminado. Si realmente queréis salir de la pesadilla en la que estáis, os puedo ayudar” continua el pastor. “Pero nunca saldréis de ella rompiendo vuestro matrimonio. De hecho, vais camino de mayores problemas si seguís con la idea del divorcio”.

Published in: on -12002019-10-04T21:45:24-12:0031000000bVie, 04 Oct 2019 21:45:24 -1200-12:00 23, 2008 at 11:59 pm10  Comments (1)  

¿Tu matrimonio está a punto de fracasar y el divorcio está en tu mente? (Primera parte)

8C8223E4-69B7-4026-AA6C-8FC2950352AC

EL PROBLEMA DEL DIVORCIO es muy serio y común hoy día aún entre creyentes. Muchos no saben que DIOS siempre tiene solución a todos nuestros problemas, incluido un mal matrimonio.

AQUÍ TENEMOS UNA HISTORIA QUE PUEDE SERVIR DE EJEMPLO.

Alberto y Laura no habían solicitado ayuda al pastor de la iglesia sobre los problemas en su matrimonio aunque habían llamado para pedir información sobre consejería matrimonial. En verdad ya se habían decidido—se iban a divorciar. Eran Cristianos y sabían que el divorcio estaba mal, en su caso, porque no tenían razones bíblicas para llevarlo a cabo. No existía adulterio, ni abandono; sólo muchos sufrimientos. “Si solo podemos convencerlo de que seguir con éste matrimonio es imposible” pensaban, “entonces puede que nos muestre que en nuestro caso Dios hará una excepción a sus leyes”. Así es como razonaban en su interior mientras explicaban su historia al pastor.

“Así que como ve” concluía Laura “ya no queda nada de este matrimonio. No siento nada por Alberto; no queda nada sobre qué edificar”. De igual forma se expresó Alberto el cual terminó diciendo: “Bueno, supongo que hace mucho tiempo que no oye una historia como la nuestra, pastor. Y aunque no estamos de acuerdo en muchas cosas, puedo decir que Laura lleva razón cuando dice que no queda nada de nuestro matrimonio—cada destello de amor que había tenido por ella se ha esfumado”. Los dos se recostaron en sus sillones incómodamente, sabiendo en su interior que el divorcio  era malo pero seguros de haber dicho la última palabra sobre su situación. Después de todo ¿que podía aconsejar el pastor después de todo lo dicho si ya no quedaban sentimientos, ni amor, ni nada de nada?

Esperaron que fuera el pastor el que diera el veredicto final en vez de ellos: “Si no queda nada de vuestro matrimonio supongo que no queda nada más que hacer que divorciarse”. Esperaban que el oír al pastor hacer una declaración como esa sus malos sentimientos impulsados por una mala conciencia desaparecerían. Lo que realmente deseaban era un bálsamo para sus almas.

“Siento mucho de verdad saber lo mal que lo estáis pasando y el estado en que os encontráis en estos momentos. Puedo comprender por qué habéis venido a buscar ayuda. Cuando un matrimonio se vuelve amargo y experimentáis que todos vuestros esfuerzos de intentar endulzarlo de nuevo fracasan, entonces necesitáis ayuda. ¿Decís que ya no queda nada de amor o de sentimientos el uno por el otro? Eso es serio. Si no hay amor entre vosotros, solo os queda una cosa que hacer. (“Aquí viene” pensaron; “Aconsejará el divorcio.”) Tendréis que aprender a amaros el uno al otro.

“¿Aprender a amarnos? Contestaron casi simultáneamente. “¿Qué quiere decir aprender a amarnos?” preguntó Alberto tan pronto como pudo reponerse del asombro. “Sí” contesta Laura cínicamente. “¿Cómo podemos aprender a hacer eso? No se pueden reproducir esos sentimientos a la fuerza.

“Yo no estoy hablando de sentimientos” dijo el pastor. “Hablaba de amor. Son dos cosas distintas a pesar que Hollywood, la televisión y las novelas digan otra cosa. El amor no es sentimientos primero. Antes que nada está la determinación de hacer el bien por la otra persona porque es lo que Dios te manda hacer. El amor comienza con el deseo de complacer a Dios. El amor hacia otro se inicia dando a la otra persona lo que sea que tú tengas y que él/ella necesita, porque sabes que es lo que Dios quiere que hagas. Donde hay verdadero amor, los sentimientos se producirán.

Published in: on -12002019-10-04T08:17:02-12:0031000000bVie, 04 Oct 2019 08:17:02 -1200-12:00 23, 2008 at 11:59 am10  Comments (4)  

¿Tenemos libertad de aceptar o rechazar la salvación o Dios escoge a los que van a ser salvos?

 

IMG_0128

¿QUE DICE LA BIBLIA? JUAN 5:34-40

“Vosotros enviasteis mensajeros a Juan, y él dio testimonio de la verdad. Pero yo no recibo testimonio de hombre alguno; mas digo esto, para que vosotros seáis salvos. Él era antorcha que ardía y alumbraba; y vosotros quisisteis regocijaros por un tiempo en su luz. Mas yo tengo mayor testimonio que el de Juan; porque las obras que el Padre me dio para que cumpliese, las mismas obras que yo hago, dan testimonio de mí, que el Padre me ha enviado. También el Padre que me envió ha dado testimonio de mí. Nunca habéis oído su voz, ni habéis visto su aspecto, ni tenéis su palabra morando en vosotros; porque a quien él envió, vosotros no creéis. Escudriñad las Escrituras; porque a vosotros os parece que en ellas tenéis la vida eterna; y ellas son las que dan testimonio de mí; y no queréis venir a mí para que tengáis vida.”
‭‭S. Juan‬ ‭5:33-40‬ ‭RVR1960‬‬
https://www.bible.com/149/jhn.5.33-40.rvr1960

AQUÍ PODEMOS LEER lo que el Señor Jesucristo dice sobre Si Mismo y sobre Juan el Bautista. Nos manda escudriñar las Escrituras para encontrar el camino a Dios.

“Más digo esto, para que vosotros SEÁIS SALVOS”.

EL SEÑOR JESUCRISTO quería que los Judíos fueran salvos. Era su pueblo al que amaba y vino primeramente para salvarlos a ellos (Mateo 10:5) y después a los demás.

SIN EMBARGO EL SEÑOR nunca forzó a nadie a aceptarle sino lo dejó a su libre albedrío. O sea, Dios no fuerza a NADIE. Dios ama y deja libertad al hombre a aceptarlo o rechazarlo.

VEAMOS LO QUE dice en el versículo 40.

”Y NO QUERÉIS VENIR A MI, PARA QUE TENGÁIS VIDA”.

AQUI LEEMOS QUE Jesucristo ofrece la salvación a los que lo escuchaban pero los Judíos decidieron rechazarla y rechazarlo a ÉL. Dios NO ESCOGE ni fuerza a los que van a ser salvos, Dios ama a todos y todos tenemos la misma oportunidad.

 

Published in: on -12002019-10-01T05:34:35-12:0031000000bMar, 01 Oct 2019 05:34:35 -1200-12:00 23, 2008 at 11:59 am10  Dejar un comentario