Israel fue castigado por rechazar a Jesús / No seas tozudo como ellos, Dios te ama y te quiere salvar

Abraham fue llamado por Dios y él respondió con fe. Dios lo bendijo y le dio muchas promesas. Él no era Judío, sino asirio, pero Dios le hizo padre de una nueva nación.

Hebreos 11:8-10
“Por LA FE Abraham, siendo llamado, obedeció para salir al lugar que había de recibir como herencia; y salió sin saber a dónde iba. Por LA FE habitó como extranjero en la tierra prometida como en tierra ajena, morando en tiendas con Isaac y Jacob, coherederos de la misma promesa; porque esperaba la ciudad que tiene fundamentos, cuyo arquitecto y constructor es Dios”.

¿Por qué le dio Dios a Abraham la promesa de bendecirlo y hacerlo una gran nación? ¿Fue porque era bueno o hacía buenas obras? No, Abraham tenía varios defectos (pecados) entre ellos la falta de honestidad. Pero Dios valora LA FE sobre todas las demás cosas, pues Dios es Señor y Soberano y el hombre menos que una insignificante pulga a su lado. Dios castigó a su mismo pueblo escogido porque rechazaron a quien Él mando para salvarlos: A su amado Hijo. La Fe tiene que estar puesta en Cristo, no en un dios cualquiera, porque la Biblia dice:

Hechos de los Apóstoles 4:12
“Y no hay otro nombre, bajo el cielo, dado a los hombres, en que podemos ser salvos”.

Por lo tanto no hay ningún otro dios que pueda salvar al hombre.

Juan 14:6
“Yo soy el Camino . . .nadie viene al Padre sino por mi”.

Hebreos 10 nos habla muy claro sobre este pecado de rechazar a Cristo, el único pecado que finalmente nos manda al castigo eterno.

10:26-31
“Porque si pecáremos voluntariamente, después de haber recibido el conocimiento de la verdad, ya no queda más sacrificio por los pecados, sino una horrenda expectación de juicio, y de hervor de fuerfo que ha de devorar a los ADVERSARIOS.
El viola la ley de Moisés, por el testimonio de dos o tres testigos muere irremisiblemente. ¿Cuánto mayor castigo pensáis que merecerá el que pisoteare al Hijo de Dios, y tuviere por inmunda la sangre del pacto en la cual fue santificado, e hiciere afrenta al Espíritu de gracia? Pues conocemos al que dijo: Mía es la venganza, yo daré el pago, dice el Señor. Y otra vez: El Señor juzgará a su pueblo. ¡Horrenda cosa es caer en manos del Dios vivo!”.

Es algo tan serio el rechazar al Hijo de Dios que no hay la más mínima misericordia para el que tal haga, sino caer en las manos del Dios vivo el cual les dará el pago. No quisiera yo estar en esa posición. Los judíos y su templo fueron destruidos por Dios en el primer siglo por rechazar a Jesús, su Mesías. Solo los creyentes fueron avisados para que salieran de Jerusalen y salvar sus vidas,

Mateo 24 y Lucas 21 dicen:
“Pero cuando vieréis a Jerusalen rodeada de ejercitos, sabed entonces que su destrucción ha llegado. Entonces los que estén en Judea, huyan a los montes; y los que estén en medio de ella, vayanse; y los que estén en los campos, no entren en ella. Porque estos son días de retribución (venganza), para que se cumplan todas las cosas que están escritas”.

Esto sucedió literalmente en el siglo 1º, pero los cristianos judíos se salvaron de la destrucción, cumpliendose así las palabras de Jesús.

Dios tiene mucha paciencia, y sigue esperando que la gente se arrepienta. Pero Dios tiene sus planes y dispensaciones. Ahora estamos en la dispensación de la gracia de Dios, y todavía hay tiempo de recibir Su gracia y Su favor, pero cuando termine esa dispensación y por lo tanto la oportunidad de arrepentirse, ya no habrá más tiempo, aunque se procure. Eso nos lo dice la parábola de la Diez vírgenes en Mateo 25.

“He aquí ahora el tiempo aceptable, he aquí ahora el día de salvación” (2 Corintios 6:2b).

Por otra parte, Jesús dice: “Venid a mi todos los que estáis trabajados y cargados, y yo os haré descansar. Llevad mi yugo sobre vosotros, y aprended de mí, que soy manso y humilde de corazón; y hallaréis descanso para vuestras almas; porque mi yugo es fácil, y ligera mi carga” (Mateo 11:28-30).

Muchos tienen temor pensando que si van a Jesús para salvación, sus vidas van a ser tristes y aburridas. Piensan que no van a poder vivir sin sus pecados, y que se van a perder algo. Esos pensamientos son los que les traen el enemigo, Satanás.

Satanás es el engañador y de esa forma controla a la gente. Es un mentiroso y padre de mentiras. El quiere engañar a los perdidos con estas cosas, mintiéndoles. Así es como mantiene a la gente esclavizada con los vicios, y piensan que no pueden vivir sin ellos. Pero cuando naces de nuevo en Cristo, recibes una nueva naturaleza, la cual está contenta y feliz teniendo a Cristo en el corazón, y no necesitas ni quieres seguir viviendo en pecado. De hecho, el pecado te molesta.

La vida con Cristo es mucho mejor. Dios te bendice y te da una felicidad que no se puede conseguir con ningún vicio. Te llena de paz, lo cual vale mucho más que todos los placeres engañosos del mundo. No solo te da paz, sino que te da una familia inmensa, te provee todas tus necesidades, y te da un gozo increíble con las cosas más insignificantes.
Muchos millonarios que lo tienen todo materialmente no encuentran satisfacción en nada. Tienen todos los vicios habidos y por haber, pero no tienen paz ni contentamiento con lo que tienen. Siempre andan buscando más y más porque nada les satisface. ¿Por qué será?

La paz y el contentamiento solo vienen de Dios, en Cristo. Viene de saber que Dios te ha perdonado; que te ha recibido como hijo; que te ama; y que es tu Padre y que siempre te va a cuidar. Esto vale mucho más que todos los placeres temporales que el mundo puede ofrecer, porque en el fondo, el que vive en pecado no tiene paz. Sabe que hace mal y necesita las drogas para calmar su conciencia.

Juan 3:16
“Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él crea, no se pierda, más tenga vida eterna”.

Santa Biblia, vs. Reina Valera

Published in: on +00002012-03-31T03:14:11+00:0031000000bSat, 31 Mar 2012 03:14:11 +0000UTC 23, 2008 at 11:59 am03  Comments (6)  

The URI to TrackBack this entry is: https://logos77.wordpress.com/2012/03/31/israel-fue-castigado-por-rechazar-a-jesus-no-seas-tozudo-como-ellos-dios-te-ama-y-te-quiere-salvar/trackback/

RSS feed for comments on this post.

6 comentariosDeja un comentario

  1. Así es mi Jesús, él está dispuesto a perdonar a los humildes de corazón que quieran acercarse a él, dejando por un lado todo orgullo y altiveza de corazón.

    ¡Amen!

  2. Noto cierto antisemitismo en este mensaje, pero está bien, no sorprende Lutero mismo tenía aversión al judío:

    Martín Lutero, el famoso monje que inició la Reforma protestante, a menudo se le considera como un héroe por oponerse a los excesos de la Iglesia Católica, pero lo que mucha gente no sabe es que fue un anti-judío.

    En 1543, escribió “Sobre los judíos y sus mentiras”, en el que recomienda que los Judíos deben ser privados de dinero, derechos civiles, enseñanza religiosa y educación.

    Propuso un plan para deshacerse de los judíos:

    “En primer lugar prender fuego a las sinagogas o escuelas y enterrar y cubrir con tierra los restos, por lo que ningún hombre jamás volvería a ver una piedra o ceniza de ello …”
    “En segundo lugar aconsejo que sus casas también se arrasen y destruyan …”
    “En tercer lugar aconsejo que todos sus libros de oraciones y textos del Talmud, en el que tal idolatría, mentiras, maldiciones y blasfemia se enseña, se destruyan…”
    “En cuarto lugar aconsejo que a sus rabinos se les prohiba enseñar …”
    “En quinto lugar aconsejo que se suprimana los salvoconducto en los caminos a los Judíos… ”
    “En sexto lugar aconsejo que la usura se prohiba… “

  3. Carlos estás muy equivocado. No hay ni un ápice de anti-semitismo en este blog, al contrario, somos pro-Israel al máximo.

    No podia ser de otra forma. El verdadero Cristiano reconoce que Israel es una nación muy especial porque Dios la escogió para muchas cosas, entre ellas para revelarse al mundo. Por medio de los profetas y hombres de Dios recibimos la Biblia, y la ley de Dios, los Diez Mandamientos, los cuales fueron dados a Moisés el cual era judío.

    Sobre todo, Jesucristo, el Señor, era judío, y vino especialmente para cumplir la ley judía y darnos la oportunidad a todos de ser perdonados por Dios por medio de la Fe en Él.

    Así que te equivocas de lleno, y no tenemos nada que ver con lo que hiciera o dijera Lutero en ese sentido o en muchos otros.

    Mas bien ha sido a iglesia Católica Romana la que ha perseguido siempre a los judíos. De hecho, Hitler era Católico y tenemos fotos de él saliendo de la iglesia en Alemania.

    Eres un representante de dicha iglesia y por eso dices lo que dices, pero aqui pierdes el tiempo.

    Medita en esto

  4. Si Jesus era judio ¿por que lo crucificaron? Por culpa de sacerdotes judios que le levantaron falsos testimonios.

  5. “¿Ha desechado Dios a Su pueblo?” La respuesta es que “NO”. En ninguna manera dice la Biblia. ESTOS ISRAELITAS INCRÉDULOS NO SON EL PUEBLO DE DIOS. El pueblo de Dios es el REMANENTE CREYENTE. Los incrédulos han sido rechazados por Dios, pero esto no cambia en ninguna manera su propósito de salvar a SU PUEBLO VERDADERO al cual ellos ya no pertenecen por haber desobedecido la palabra del Señor. Estos han sido desgajados del olivo del Señor por su incredulidad (Romanos 11:17-22). Romanos 11:25 habla de lo mismo al decir que “ha acontecido a Israel endurecimiento en parte”. Un endurecimiento PARCIAL dice el texto. Mucha confusión pudiera evitarse si aceptáramos las claras palabras de la Biblia. No dice que Israel ha sido endurecido TEMPORALMENTE ni que pasará este endurecimiento y será reemplazado por la obediencia de las multitudes judías en el futuro. Enseña que hay endurecimiento PARCIAL no TEMPORAL.La enseñanza es la misma de todo el capítulo: SOLAMENTE EL REMANENTE SERA SALVO, porque sobre muchos de la nación de Israel ha sucedido un endurecimiento. Son duros de corazón y así permanecerán. Por tanto, no podrán recibir la bendición del Señor.

    También nos enseña por cuánto tiempo será así. Será así “hasta que haya entrado la plenitud de los gentiles”. O sea hasta que el número completo (la plenitud) de los que obedecen de las razas no judías (los gentiles) entren en la salivación que Dios ofrece en el olivo (Su pueblo – el verdadero Israel de Dios). Es decir que los israelitas permanecerán en su desobediencia HASTA EL FIN DEL MUNDO.

    Pero esta desobediencia no frustra el plan de Dios porque El salvar a TODO SU PUEBLO (TODO ISRAEL) a pesar de la rebeldía de algunos que han sido endurecidos. Aún ha usado la desobediencia de ellos para ofrecer la salvación a los gentiles y así da entrada a las muchedumbres de las naciones para provocar a celos algunos judíos. ASÍ (provocando a los judíos a celos con la entrada de los gentiles) SALVA A TODOS LOS ISRAELITAS que pueden ser movidos a la obediencia a Cristo Jesús. ESTO es lo que Pablo YA estaba haciendo (vea Romanos 11:13,14). Así, un remanente de la nación de Israel se salvó.Algunos piensan que esta referencia a que “todo Israel será salvo” tenga que ver solamente con un tiempo futuro. PERO esto YA estaba sucediendo en el tiempo de Pablo, ha seguido y seguir hasta que todos los gentiles que van a obedecer obedezcan y Cristo venga otra vez para juzgar al mundo. La enseñanza es sencillamente que habrá dos clases de israelitas HASTA EL FIN DEL MUNDO. “No todos los que descienden de Israel son israelitas” (Romanos 9:6). Será así hasta el fin. Siempre habrá: (1) el remanente creyente – el verdadero pueblo de Dios; y (2) los israelitas endurecidos que serán condenados.

    Sin embargo, ASÍ TODO ISRAEL SERA SALVO. Si Israel se aplicara a la nación física de Israel, esto enseñara que TODO israelita de TODA poca será salvo en el fin. Pero esto será una contradicción de toda la carta a los Romanos (y de muchos otros textos en la Biblia). La verdad es que la Biblia habla en este texto de TODO ISRAEL DESDE EL PUNTO DE VISTA DE DIOS y según lo que Dios nos ha explicado en Romanos 11 (compare nuevamente Romanos 9:6).

    NO ES todos los judíos sino los israelitas que lo son POR FE Y OBEDIENCIA A CRISTO, el remanente fiel. En Romanos 11:25 tenemos un contraste con Romanos 11:26. Israel FÍSICO ha sido endurecido en parte, pero esto no quiere decir que Dios ha desechado a Su pueblo porque el pueblo verdadero de Dios, Israel EL REMANENTE CREYENTE, será salvo EN SU TOTALIDAD sin ninguna excepción. TODO ISRAEL, de los patriarcas Abraham, Isaac y Jacob en adelante, TODOS LOS FIELES, TODOS LOS CREYENTES serán salvos.En el versículo 25 nos ha declarado que el número completo de los GENTILES tiene que entrar en la salvación y AHORA en el versículo 26 nos enseña que también el número completo de los ISRAELITAS tiene que ser salvo. La plenitud de los gentiles se refiere a todos los gentiles que obedecemos por fe. TODO ISRAEL se refiere a todos los israelitas que obedecen por fe. Si refiriéramos “todo Israel” a toda la nación de Israel y su salvación, lógicamente tendríamos que referir “la plenitud de los gentiles” a todos los gentiles de todas las naciones. En este caso todo el mundo será salvo. PERO no se trata de esto sino de la seguridad que todos los fieles del pueblo de Israel, EL ISRAEL VERDADERO DE DIOS, serán salvos.

    “¿Ha desechado Dios a su pueblo?” (Romanos 11:1). NO, porque “todo Israel será salvo” (Romanos 11:26).

    La salvación de Israel, no obstante, siempre será por medio de Jesucristo. Aún los profetas habían hablado de la salvación de todo Israel y Pablo cita sus palabras en Romanos 11:26,27 para probar su punto. Lea estos textos con cuidado. Israel se salva por tener sus pecados quitados por EL LIBERTADOR que viene de Sión. Por supuesto, esta profecía se refiere a la primera venida de Cristo Jesús, el Salvador de Su pueblo (Mateo 1:21). Dios salvara Su pueblo completamente por medio de Cristo Jesús y Su evangelio. Pero la parte infiel de la nación de Israel permanecer DESGAJADA DEL ISRAEL DE DIOS y recibir el castigo eterno cuando Cristo vuelva a recibir a Su pueblo y castigar a todos los que no han obedecido Su evangelio.

  6. Giovani, gracias por tu comentario. Aqui te dejo lo que dice en Antiguo Testamento sobre el tema.

    Ezequiel 36:21-28Reina-Valera 1960 (RVR1960)

    21 Pero he tenido dolor al ver mi santo nombre profanado por la casa de Israel entre las naciones adonde fueron.

    22 Por tanto, di a la casa de Israel: Así ha dicho Jehová el Señor: No lo hago por vosotros, oh casa de Israel, sino por causa de mi santo nombre, el cual profanasteis vosotros entre las naciones adonde habéis llegado.

    23 Y santificaré mi grande nombre, profanado entre las naciones, el cual profanasteis vosotros en medio de ellas; y sabrán las naciones que yo soy Jehová, dice Jehová el Señor, cuando sea santificado en vosotros delante de sus ojos.

    24 Y yo os tomaré de las naciones, y os recogeré de todas las tierras, y os traeré a vuestro país.

    25 Esparciré sobre vosotros agua limpia, y seréis limpiados de todas vuestras inmundicias; y de todos vuestros ídolos os limpiaré.

    26 Os daré corazón nuevo, y pondré espíritu nuevo dentro de vosotros; y quitaré de vuestra carne el corazón de piedra, y os daré un corazón de carne.

    27 Y pondré dentro de vosotros mi Espíritu, y haré que andéis en mis estatutos, y guardéis mis preceptos, y los pongáis por obra.

    28 Habitaréis en la tierra que di a vuestros padres, y vosotros me seréis por pueblo, y yo seré a vosotros por Dios.

    Reina-Valera 1960 (RVR1960)


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s