Las tradiciones también son parte de ciertos grupos evangélicos (Segunda parte)

Flores moradas

Hemos visto que no es solo la iglesia Católica la que ha adoptado tradiciones que contradicen a la Palabra de Dios. Tradiciones son costumbres y decretos extra-bíblicos que contradicen a Dios mismo, el Espíritu Santo.

De la misma manera y aunque en menor medida la iglesia evangélica ha hecho igualmente. De hecho algunos se han apartado de toda iglesia por no ver la honestidad que tiene que existir en una congregación que dice regirse por las enseñanzas del Señor Jesucristo y sus representantes los apóstoles.

De todas formas debemos examinarnos y ver si estamos en la misma Fe que predicaban los apóstoles y en especial la Fe que predicaba Pablo, el apóstol de los gentiles que somos nosotros. Esto es superimportante porque de ahí emana todo lo que digo. Muchos ignoran esto y es lo que ha conducido a traves de los siglos a esta trágica situación. Es del enemigo, no de Dios. Ya lo avisó Pablo en Hechos 20:25.32. Todo empezó con la confusión traída por la iglesia Católica Romana, lo cuál trataron de corregir los Reformadores en tiempos de Lutero y Calvino, pero que se quedaron cortos y bastante.

El motivo de este estudio es ayudar a los creyentes honestos a entender por qué hay tantas divisiones en la iglesia Cristiana y para que intenten corregirlas. El mundo nos ve divididos y perdemos credibilidad. La iglesia idólatra y los ateos lo usan contra nosotros. Esto confunde a muchos y es triste.

Le doy la gracias al Señor que me ha revelado por medio de Su palabra como dividirla de acuerdo a lo legado a nosotros por el Señor y Sus representantes iniciales: Los apóstoles. También me ha dado una carga por los creyentes que no han entendido esto.

Para empezar vamos a estudiar con una mente dispuesta a retar las enseñanzas tradicionales de las denominaciones a las cuales hemos estado atados durante muchos años y a estudiar de forma independiente, aunque no en el total sentido de indepencia, sino solo independientes de denominaciones. Siempre debemos orar y pedir al Espíritu Santo, nuestro capaz Maestro, que nos llevará a toda verdad.

Sin embargo ya sé de antemano que muchos no querran aceptar lo que está claro en la Biblia por temor, por miedo, a perder sus amistades de la iglesia, por ser tratados como herejes o por el “qué dirán”. En Inglés “peer pressure”. Yo lo entiendo, la presión será grande porque ellos mismos están bajo las presiones mencionadas. Pero el que deje que esto suceda, que sea consciente de que no está siendo honesto consigo mismo ni con el Señor, algo muy serio.

Ya me han dicho algunos que le han puesto un nombre a esta forma de interpretar la Biblia, pero gracias al Señor nada de eso me disuade y digo como el apóstol Pablo: “¿Busco ahora el favor de los hombres o el de Dios? ¿Trato de agradar a los hombres? Pues si todavía agradara a los hombres, no sería siervo de Cristo?” Gálatas 1:6-10.

El Apóstol Pablo estaba muy alarmado con la iglesia de los Gálatas porque se habían apartado del evangelio que les enseñó para seguir un evangelio diferente. Es por esto que dicha epístola debe ser estudiada y entendida para poder salir de esta confusión existente.

Este es el punto, la confusión entre el evangelio del reino de los cielos predicado por Pedro y los doces, y el evangelio de la gracia predicado por Pablo. El evangelio de la circuncisión y el de la incircuncisión (Gálatas 2:1-10), el evangelio de (Hechos 2-10); y el evangelio de la gracia de Pablo (Efesios 3:1-7).

Algo que hoy día no se predica debido a las tradiciones.

Santa Biblia, vs. Reina Valera

© 2016

 

 

 

Published in: on +00002016-05-19T20:51:34+00:0031000000bThu, 19 May 2016 20:51:34 +0000UTC 23, 2008 at 11:59 pm05  Dejar un comentario  

Las tradiciones tambien son parte de ciertos grupos evangélicos (Primera parte)

 

1b5d0-waytoreality-1695363828_16ecbd303c_z

Me estoy llevando una sorpresa desagradable con algunos grupos evangélicos. Estoy experimentando que ciertos “creyentes” prefieren agarrarse como a un clavo ardiente a las tradiciones de su denominación antes que reemplazar sus creencias erróneas a la luz de las Escrituras.

No es solo la iglesia católica romana la que ha reemplazado el verdadero Evangelio con un evangelio diferente (Gálatas 1:6-10), sino que hay muchos creyentes que han sido confundidos por denominaciones aparentemente cristianas que han tergiversado el Evangelio de la gracia de Cristo.

Lo triste del caso es que muchos de los líderes que confunden a otros no lo hacen a sabiendas, sino que ellos mismos fueron confundidos en su juventud o incluso después y no saben lo que hacen.

Sin mencionar denominaciones por ahora, a menos que alguno pregunte, queremos explicar la diferencia entre el verdadero Evangelio, el que predicaba el apóstol Pablo, y el evangelio de las obras que predican los maestros confundidos.

Para empezar en esta primera parte diré que el evangelio de la gracia es el Evangelio de Jesús, el verdadero. El evangelio de las obras es un falso evangelio, la Biblia lo enseña así. No es fácil verlo porque muchos falsos maestros han ido por el mundo enseñando esto. Ya el apóstol Pablo lo advirtió poco antes de su muerte.

Hechos 20:29-30

“Porque yo sé que después de mi partida  entrarán EN MEDIO DE VOSOTROS lobos rapaces, que no perdonarán al rebaño. Y de vosotros mismos se levantarán hombres que hablen cosas perversas para arrastrar tras sí a los discípulos”.

Con mucha tristeza el apóstol Pablo se despedía de su congregación en Efeso diciendoles que sabía lo que iba a pasar después de su partida.

 

Santa Biblia, vs. Reina Valera

 

 

 

 

Published in: on +00002016-05-18T20:20:47+00:0031000000bWed, 18 May 2016 20:20:47 +0000UTC 23, 2008 at 11:59 pm05  Dejar un comentario  

El Cienpies Gigante Pelirrojo

Génesis 8:19
“Todos los animales, y todo reptil y toda ave, todo lo que se mueve sobre la tierra según sus especies, salieron del arca”.

A muchos de nosotros nos gusta ver a un pájaro carpintero pelirrojo golpear su cabeza en el tronco de un árbol. Pero hoy me gustaría contarles de otra criatura pelirroja que probablemente nos tendría a muchos de nosotros corriendo en la dirección opuesta. Me refiero al ciempiés gigante pelirrojo.

Ciempiés gigantes pelirrojosDespués de que el Departamento de Parques y Vida Silvestre de Texas publicó una foto del bicho escalofriante en sus páginas de medios sociales, la foto rápidamente se volvió viral. Para ver uno en la vida real, usted tendría que viajar hasta el norte de México  o el sur de los Estados Unidos. Pero tenemos una idea mejor. Eche un vistazo a la foto en el sitio web de Momentos de la Creación.

Como su nombre deja bien en claro, estos ciempiés son muy grandes, sus cuerpos generalmente son de ocho pulgadas (20.32 cm) de largo. Y con 21 a 23 pares de patas amarillas largas, son capaces de moverse con rapidez. Por cierto, esas patas no son sólo para la locomoción. De hecho, pueden inyectar veneno después de hacer pequeñas incisiones en la piel humana. Además, el ciempiés tiene un par de colmillos que pueden inyectar una toxina dolorosa. Si bien no ha sido confirmado, hay informes de que una persona murió de un ataque al corazón después de ser picada.

Aunque el ciempiés gigante pelirrojo podría enviar escalofríos a la columna vertebral, nos recuerda que vivimos en un mundo caído. Como nos dice la Biblia, que anhelamos una patria mejor, una patria celestial donde no hay dolor, ni sufrimiento, y… espero sinceramente… ¡ningún ciempiés gigante pelirrojo!

Oración:
Padre Celestial, la desobediencia de Adán trajo sufrimiento y muerte en el mundo, pero el último Adán soportó el sufrimiento y la muerte para que podamos ser reconciliados Contigo. Gracias por enviar a Tu Hijo a rescatarnos. Amén.
Notas:
Elizabeth Palermo, “Foto de Ciempiés Gigante Pelirrojos va Viral, estremece al Internet”, Científica, 7/10/15. Foto: Ciempiés gigantes pelirrojos. Cortesía del Departamento de Parques y Vida Silvestre de Texas.
Published in: on +00002016-05-17T09:39:22+00:0031000000bTue, 17 May 2016 09:39:22 +0000UTC 23, 2008 at 11:59 am05  Dejar un comentario  

¿Crees que la Salvación se puede perder?

darom

 

Hoy día muchos están debatiendo en Internet y en persona sobre este tema. Tenemos a los calvinistas o reformados por una parte; y por otra tenemos a los arminianos.

Los calvinistas reformados enseñan que la salvación no se puede perder una vez la tienes, pero también enseñan que Jesús no murió por todos los hombres y que solo un grupo de escogidos va a ser salvo. Creen y enseñan que los hombres no tenemos libertad de escoger entre creer en Jesús o rechazarlo. ¿Ha oido usted esto?

Por otra parte tenemos a los pentecostales que son arminianos. Ellos dicen que la salvación sí se puede perder y que si no perseveramos hasta el final la perderemos. ¿Cual es la verdad? ¿Qué dice en verdad la Biblia?

Usted ¿que opina? ¿Se puede perder la salvacion o no?

Espero sus respuestas.

Hechos 13:47

“Porque así nos ha mandado el Señor, diciendo:

Te he puesto para luz de los gentiles, a sin de que seas para salvación hasta lo ultimo de la tierra”.

Tito 2:11

“Porque la gracia de Dios se ha manifestado para salvación a todos los hombres”

 

Santa Biblia, vs. Reina Valera

Published in: on +00002016-05-11T10:08:30+00:0031000000bWed, 11 May 2016 10:08:30 +0000UTC 23, 2008 at 11:59 am05  Dejar un comentario  

La salvación se recibe al principio de la conversión a Cristo

221

 

Hay mucha gente que no sabe que los cristianos verdaderos recibimos la salvación en el momento de confiar en Jesucristo para el perdón de todos nuestros pecados.

En mismo Señor Jesús lo dijo en Juan 5:24

“De cierto, de cierto os digo: El que oye mi palabra y cree al que me envió, TIENE VIDA ETERNA; y no vendrá a condenación, mas HA PASADO DE MUERTE A VIDA”.

Estas son las palabras claras de Jesucristo, y como tales no podemos ponerlas en duda.

Presten MUCHA atención a sus palabras: “El que oye mi palabra y cree al que me envió TIENE VIDA ETERNA”. Esto es la salvación YA. Ya tiene vida eterna. Y ¿cuanto dura la vida eterna? Dura para siempre.

Esto es por lo que sabemos que la salvación, la vida eterna, empieza en el momento de conversion. Aqui es donde entra la fe que salva y que nos da la vida eterna.

¿Quien cree a Jesucristo? Creer en Jesucristo no es simplemente creer que vino a este mundo y que murió en la Cruz. Creer en Jesucristo significa creer a sus palabras, aceptar todo lo que dijo. El que duda de las palabras de Jesús, no cree en él, y no puede ser salvo ni tener vida eterna. Esa persona pierde el tiempo haciendo buenas obras para conseguir el perdón de Dios por sus pecados, porque eso no es lo que Dios pide para la salvación.

De hecho en todo el Nuevo Testamento de la Biblia leemos que Dios solo nos va a aceptar si aceptamos lo que su Hijo Jesús vino a hacer y enseñar. Si ese no es el caso, entonces Jesucristo vino a perder el tiempo porque con que cada uno haga todo el bien que pueda, ya va a entrar en el reino de los cielos.

No, no, esto no es así lectores. Jesús dice en Juan 14:6

“Yo soy el camino, la verdad y la vida . . . ”

Y en Hechos de los apóstoles 4:12 dice:

“Porque no hay otro nombre bajo el cielo dado a los hombres en que podamos ser salvos”.

Entonces, ¿quieres ser salvo ahora y tener la vida eterna al lado de Dios? Busca a Jesús, estudia sus palabras y acepta lo que él dice porque él es el camino, la verdad y la vida. Si puedes creerlo de todo corazón, recibirás la salvación y la sangre de Jesús derramada en la Cruz te limpiará de todo pecado, y serás apto para recibir la vida eterna. Serás perdonado de todo lo malo que has hecho.

Te recomiendo leer el evangelio de Juan en la Biblia para conocer bien todo lo que Jesús ha dicho para ser salvo.

 

Santa Biblia, vs. Reina Valera

 

 

 

Published in: on +00002016-05-10T08:18:08+00:0031000000bTue, 10 May 2016 08:18:08 +0000UTC 23, 2008 at 11:59 am05  Dejar un comentario  

No existe una vida simple

Job 37:8
“Las fieras entran en sus guaridas y permanecen en sus moradas”.

A menudo escuchamos a la gente hablar sobre las “formas simples de vida” o la “simple célula”.  ¿Existe realmente una “vida simple”?  Aunque a menudo hablamos sobre la “simple célula”, realmente no hay tal cosa como una simple forma de vida.  Inclusive la criatura unicelular es un organismo altamente complejo.

No existe ninguna vida simpleImaginémonos construir un modelo de célula utilizando átomos, cada uno del tamaño de una bola de tenis.  La típica célula tiene alrededor de 10 millones de átomos.  ¡En nuestro modelo, la célula tendía más de diez millas (16 kilómetros) de diámetro!  Ahora miremos dentro de la célula y veamos si es simple o no.  En primer lugar todo lo que veríamos es mucha actividad en casi todo lugar.  Esto es debido a que una sola célula tiene que cumplir con todos los mismos trabajos que su  cuerpo utiliza  y diferentes órganos para cumplir estos trabajos.

Dentro de la célula veríamos estructuras que digieren alimento y otras que se llevan los desechos del alimento.  Otras estructuras estarían ocupadas llevándose los desperdicios producidos por la célula misma.  La célula debe también contener todo lo que necesita para reproducirse.  Y recuerde, mientras que tenemos muchos órganos complejos y diferentes para hacer todo esto, la célula debe hacerlo todo sin estos órganos.

Los humanos nunca se han acercado a crear algo como esto.  ¡Ciertamente que la célula no es simple!  La ciencia no puede explicar la célula por medio de ninguna ley natural que conoce.  Las Escrituras están en lo correcto cuando nos dicen que el origen de la célula – y todo lo demás – es el poder y sabiduría superior de Dios.

Oración:
Amado Padre Celestial, eres difamado cuando el mundo habla de cualquier célula como “simple”. Si alguien hablara así de mi mejor amigo, yo levantaría mi voz en su defensa. Así que déjame hablar valientemente en defensa de Tu verdad, mi único Padre Celestial. En Nombre de Cristo
Published in: on +00002016-05-05T21:40:05+00:0031000000bThu, 05 May 2016 21:40:05 +0000UTC 23, 2008 at 11:59 pm05  Dejar un comentario  

Me hace mucha gracia

Rotating_brain_colored

 

Resulta que hay una o varias personas que están tan preocupadas con este blog que han abierto otro blog para contrarrestar éste. Son ateos evolucionistas que le tienen pánico al movimiento científico llamado Diseño Inteligente.

Y no solo esto, sino que están tan desesperados que han activado un mecanismo que hace que el contador de visitas ande sin parar durante horas para aumentar artificialmente el # de visitas de los usuarios, intentando hacer parecer que eso lo hace el administrador del blog para hacerlo quedar mal. Por eso el contador en este blog no está visible porque ya hay varios millones de visitas.

Son muy graciosos, ¿a que sí? Esta persona es un ateo evolucionista que le teme a la información presentada por científicos creyentes. Por algo será.

Esto demuestra que la información presentada por numerosos científicos alrededor del mundo, demostrando la falta de evidencia que existe en cuanto a la teoría de la evolución, está cambiando las mentes, primero de los mismos científicos, y después del público en general.

Por tanto, blogs como éste donde tenemos muchos artículos al respecto son una amenaza real para los creyentes de la evolución. Y eso es lo que son, “creyentes”, porque se basan en la fe en la ciencia evolutiva, no en evidencia.

No existe tal evidencia.

Saludos a todos los creyentes de la Verdad.

Juan 14:6

“Yo soy el camino, la Verdad, y la vida. Nadie viene al Padre sino por mí”.

Palabras de Jesús, el Hijo de Dios y el Salvador del mundo. El único que es la VERDAD.

 

Santa Biblia, vs. Reina Valera

 

 

 

Published in: on +00002016-05-03T00:10:25+00:0031000000bTue, 03 May 2016 00:10:25 +0000UTC 23, 2008 at 11:59 am05  Comments (1)  

La doctrina de la Justificación

twojacklake[1]

La Doctrina de la Justificación

La justificación trata principalmente de la relación del hombre con su Dios. El significado de la Justificación depende de cómo se usa esa palabra en las Escrituras.

 Los elementos de la Justificación

  1. El elemento negativo es el perdón del pecado y la eliminación de su culpa.
  2. El elemento positivo de la justificación es la imputación de la justicia de Dios al pecador y la restauración de éste.

El Método de la Justificación

  1. La Justificación no se logra por medio de las obras de la Ley.
  2. La Justificación se hace posible por la gracia de Dios.
  3. La Justificación se basa únicamente en la justicia de Cristo y Su sangre derramada.
  4. La Justificiación se recibe o es apropiada por medio de la fe en Jesucristo.

Lo Que Significa La Justificación

  1. La Justificación trata principalmente de la relación del hombre con su Dios.

El Arrepentimiento, Fe y Regeneración–tratan principalmente del elemento humano de la salvación, pero la Justificación es, ante todo, un acto divino y puede comprenderse mejor desde el punto de vista de la relación del hombre con Dios, o sea su posición delante de Él.

Antes de que el pecado entrara en el mundo esa relación era muy íntima—una relación de compañerismo personal y feliz communión, pero por causa de la desobediencia del hombre (su pecado) esa relación fue cortada y el hombre tuvo que huir de la presencia de Dios. La Justificación tiene que ver, pues, con la restauración del hombre al lugar que tenia delante de Dios antes de pecar: un lugar de íntima comunion y compañerismo. Se puede decir que la Justificación es el cambio que ocurre cuando se pasa de la culpabilidad y la condenación al perdón, a la absolución y al ser aceptado por Dios.

No cabe ninguna duda de nuestra culpabilidad delante de Dios porque todos pecaron y están destituidos de la Gloria de Dios (Romanos 3:23). En el tribunal de la justicia de Dios el hombre está ya condenado, pero el Señor Jesucristo en quien no hay culpa alguna, toma el lugar del pecador y sufre su castigo, satisfaciendo así las demandas de la Ley. El culpable entonces, juzgado en Cristo y por medio de Él, queda completamente absuelto, no por su propia inocencia sino porque Cristo como su sustituto pagó su deuda. Siendo, pues, juzgado por medio de Cristo y así obteniendo Su justicia, el pecador no puede ser hallado culpable; y así Dios, como juez, mirándolo en Cristo declara: Ahora, pues, ninguna condenación hay para los que están en Cristo (Romanos 8:1), porque el pecador es acepto . . . en el Amado (Cristo) (Efesios 1:6).

En el Nuevo Testamento el término “justificar” lleva consigo todo el peso del significado que tiene en el Antiguo Testamento, con una afirmación aun mas fuerte de que se trata aquí de una declaración legal, más bien que de un cambio moral.

Y que de todo aquello de que por la ley de Moisés no pudisteis ser justificados, en él (Cristo) es justificado todo aquel que cree (Hechos 13:39).

Porque si Abraham fue justificado por las obras, tiene de que gloriarse, pero no para con Dios. Porque ¿qué dice la Escritura? Creyó Abraham a Dios y le fue contado por justicia. Pero al que obra no se le cuenta el salario como gracia sino como deuda; mas al que no OBRA sino CREE a aquel que JUSTIFICA AL IMPIO su fe le es contada por justicia. Como también David habla de la bienaventuranza del hombre a quien Dios atribuye justicia sin obras, diciendo: Bienaventurados aquellos cuyas iniquidades son perdonadas y cuyos pecados son cubiertos. Bienaventurado el varón que el Señor no inculpa de pecado (Romanos 4:2-8).

Justificados, pues, por la fe, tenemos paz para con Dios por medio de nuestro Señor Jesucristo; . . . Pues mucho más, estando ya justificados en su sangre, por él seremos salvos de la ira (Romanos 5:1, 9).

En todos estos versículos vemos una cosa muy clara, es decir que la palabra “justificar” no significa “hacerlo a uno justo” sino “declararlo justo” en un sentido legal, o sea, ponerlo en una relación correcta. Así que, la justificacion no trata directamente de la conducta del hombre ni de su carácter fundamental. Hay que tener presente que esta justificación tiene que ver principalmente con nuestra relación con Dios, pero naturalmente se mostrará en nuestras relaciones con otros. Cuando el pecador se encuentra en una relación correcta con su Dios, eso naturalmente produce santidad en su conducta diaria.

La persona que sabe que está verdaderamente justificada por Dios, nunca procurará exhibir su propia rectitud o justicia: porque, como San Pablo dijo: él deseaba ser hallado en él (Cristo), no teniendo mi propia justicia que es por la ley, sino la que es de la fe de Cristo, la justicia que es de Dios por la fe (Filipenses 3:9).

En la parabola del fariseo y el publicano (Lucas 18:9-14), el fariseo trató de justificarse a sí mismo, diciendo: . . . Dios te doy gracias porque no soy como los otros hombres, ladrones, injustos, adúlteros, ni aún como este publican; ayuno dos veces a la semana, doy diezmos de todo lo que gano . . . Pero mas adelante leemos que . . . el publicano, estando lejos, no quería ni aun alzar los ojos al cielo, sino que se golpeaba el pecho diciendo: Dios, se propicio a mi pecador. Cristo entonces dijo: Os digo que éste descendió a su casa justificado antes que el otro; porque cuaquiera que se enaltece será humillado; y el que se humilla será enaltecido.

El Señor Jesús, hablando a los fariseos en Lucas 16:15 dijo: Vosotros sois los que os justificais a vosotros mismos delante de los hombres; mas Dios conoce vuestros corazones; porque lo que los hombres tienen por sublime, delante de Dios es abominación. Ningun hombre puede justificarse a sí mismo delante de Dios, sino solamente delante de los hombre, porque Dios es el que justifica (Romanos 8:33).

Así que, después de considerar la manera en que se usa en las Escrituras la palabra “justificación” , se puede decir que la Justificación es un acto judicial o legal de Dios, mediante el cual todos los que ponen su fe en Jesucristo son declarados justos y libres de la culpa y del castigo.

La Justificación se hace posible por la gracia de Dios. La Gracia de Dios se define como un favor inmerecido de Dios, o sea, recibir una cosa que no se merece. Por lo tanto, como la justificación es un acto legal de Dios y nadie sino Dios mismo tiene el derecho de ejecutarlo, y como nadie merece su favor, la justificación tiene que ser completamente de gracia, es decir, un favor inmerecido.

Este concepto de la justificación es evidentemente la base de la declaración de San Pablo cuando dijo que “Siendo justificados gratuitamente por su gracia, mediante la redención que es en Cristo Jesús (Romanos 3:24).

“Gratuitamente” quiere decir que nos es dada sin que nosotros tengamos que hacer nada para merecerla. Si ha de ser un regalo de Dios, necesariamente tiene que originarse en Él. El hombre no tiene nada que hacer sino recibirla, porque no puede hacer nada para justificarse a sí mismo. Sin embargo, Dios no obra como un soberano absolute, poniendo a ley a un lado, sino como un juez justo. Reconociendo y admitiendo que Cristo ha pagado por nosotros toda nuestra deuda. Él puede ser el justo y el que justifica (Romanos 3:26) al mismo tiempo.

San Pablo da un resumen de este concepto en su carta a Tito, diciendo: Porque nosotros también éramos en otro tiempo insensatos, rebeldes, extraviados, esclavos de concupiscencias y deleites diversos, viviendo en malicia y envidia, aborrecibles y aborreciendonos unos a otros. Pero cuando se manifesto la bondad de Dios nuestro Salvador, y su amor para con los hombres, nos salvo, no por obras de justicia que nosotros hubieramos hecho, sino por su Misericordia, por el lavamiento de la regeneración y por la renovación en el Espíritu Santo, el cual derramó en nosotros abundantemente por Jesucristo nuestro Salvador, para que justificados por su gracia viniesemos a ser herederos conforme a la esperanza de la vida eternal (Tito 3:3-7).

 

 

 

Published in: on +00002016-05-02T08:27:07+00:0031000000bMon, 02 May 2016 08:27:07 +0000UTC 23, 2008 at 11:59 am05  Dejar un comentario  

Hay dos formas de pecar: Voluntariamente e involuntariamente

HPIM1064

 

Esta pregunta es importante porque la Biblia dice cosas que puede que no sepan. Me sospecho que muchos no conocen este pasaje.

Tenemos el capítulo Romanos 7 donde el apóstol Pablo dice:

“Porque lo que hago no lo entiendo; pues no hago lo que quiero, sino lo que aborrezco, eso hago. Y si lo que no quiero, esto hago, apruebo que la ley es buena. De manera que ya no soy yo quien hace aquello, sino el pecado que mora en mí. Y yo sé que en mí, no mora el bien; porque el querer el bien está en mí, pero no el hacerlo.

Porque no hago el bien que quiero, sino el mal que no quiero, eso hago. Y si hago lo que no quiero, ya no lo hago yo, sino el pecado que mora en mí. Así que, queriendo yo hacer el bien, hallo esta ley: que el mal está en mí.

Porque según el hombre interior me deleito en la ley de Dios; pero veo otra ley en mis miembros que se rebela contra la ley de mi mente, y que me lleva cautivo a la ley del pecado que está en mis miembros.

Miserable de mí, ¿quien me librará de este cuerpo de muerte? Gracias doy a Dios por Jesucristo, Señor nuestro. Así que, yo mismo con la mente sirvo a la ley de Dios, mas con la carne a la ley del pecado”.

Quisiera que algunos comentaran sobre lo que entienden en este pasaje tan importante de la Biblia.

Bendiciones

 

Santa Biblia, vs. Reina Valera

 

Published in: on +00002016-04-28T06:36:46+00:0030000000bThu, 28 Apr 2016 06:36:46 +0000UTC 23, 2008 at 11:59 am04  Dejar un comentario  

¿Es esto orgullo?

450px-USA_Antelope-Canyon[1]

 

Jeremias 9:23-24

“Así dijo Jehová: No se alabe el sabio en su sabiduría, ni en su valentia se alabe el valiente, ni el rico se alabe en sus riquezas. Mas alábese en esto el que se hubiere de alabar: en entenderme y conocerme, que yo soy Jehová, que hago misericordia, juicio y justicia en la tierra; porque estas cosas quiero, dice Jehová”.

Algunos que no conocen a Dios ni a su Palabra se molestan con los creyentes que decimos que sabemos como es Dios, el Dios verdadero. Por ejemplo, sabemos que Dios no hace acepción de personas, y que siempre hace justicia. Que Dios es santo y misericordioso. Sabemos que Dios no va a aceptar a ninguno que quiera llegar a Él por otro medio que no sea la Fe en su Hijo Jesucristo. Ese es el único camino de llegar a Dios y conseguir la salvación.

¿Cómo sabemos que estas cosas son ciertas? Las sabemos porque las hemos leido en Su palabra y Su palabra es la única que se ha comprobado que es la verdadera Palabra de Dios: La Biblia.

Por tanto decir que sabemos cual es el camino a Dios porque conocemos al verdadero Dios, no es orgullo para nada, sino que es conocimiento el cual está al alcance de todo ser humano.

Es triste y trágico que la gente tenga mucho tiempo para ver la television, o ir al futbol, o al cine, o leer libros mundanos, pero dice que no tiene tiempo de leer la Palabra de Dios. Nadie que diga esto dice la verdad. Seguro que no hay ninguno que diga que no tiene tiempo para ver la television varias horas al día o la noche.

¿Por qué es trágico que la gente no lea la Biblia? Pues lo es porque es el único Libro que le puede enseñar como salvarse y como vivir una vida abundante.

Dios es misericordioso y ahora estamos en tiempo de la gracia, pero eso tiene un fin. Cuando ese día llegue, y tengamos que comparecer ante el Juicio, tendremos que dar cuentas de como hemos gastado nuestro tiempo aqui en la Tierra.

 

Santa Biblia, vs, Reina Valera

 

 

 

Published in: on +00002016-04-26T06:20:52+00:0030000000bTue, 26 Apr 2016 06:20:52 +0000UTC 23, 2008 at 11:59 am04  Dejar un comentario  
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 402 seguidores